CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Cuba

Mientras el mundo compite por las vacunas contra el covid-19, Cuba está desarrollando las suyas

Por Patrick Oppmann

(CNN) — Cuba puede estar a punto de un gran avance en la vacuna contra el coronavirus y en el momento exacto, dado que las muertes y los casos aumentan en la isla comunista.

A partir de marzo, dos de las cuatro vacunas candidatas desarrolladas en la isla comenzarán su tercera y última prueba, anunció el gobierno cubano.

Mientras otros países en desarrollo compiten con naciones más ricas por un suministro limitado de dosis, Cuba ha apostado todo por producir sus propias vacunas, tanto un ejercicio de orgullo nacional como una respuesta a una crisis de salud pública.

Dos de las vacunas se llaman Soberana. Los dos restantes se llaman Abdala, el nombre de un poema escrito por el ícono revolucionario cubano José Martí, y Mambisa, en referencia a las guerrillas cubanas que libraron una sangrienta guerra por la libertad contra los españoles.

Los científicos cubanos comenzarán los ensayos finales para sus vacunas Soberana-02 y Abdala este mes, mientras la isla experimenta un aumento de nuevos casos. Durante gran parte de 2020, Cuba pudo mantener bajo control la propagación de la pandemia, pero una fallida reapertura a los viajeros internacionales en diciembre provocó un aumento de los casos.

publicidad

Febrero ha sido el mes más mortífero hasta la fecha para la nación caribeña, con 108 muertes y 7642 nuevos casos, según las estadísticas del gobierno cubano.

Los científicos cubanos dicen que esperan que sus vacunas sean un gran cambio, no solo contra el aumento del número de casos de covid-19, sino también ante los impactos desastrosos de la pandemia en su economía.

La técnica Heydi Contreras trabaja en la planta de producción de vacunas del Instituto Finlay en La Habana, el 20 de enero de 2021.

«El objetivo principal de este ensayo clínico es mostrar la eficacia clínica de nuestra vacuna candidata», dijo Dagmar García Rivera, investigadora del Instituto Finlay de Vacunas, administrado por el gobierno. «Después de eso podríamos estar en condiciones de iniciar la vacunación masiva en Cuba y algunos otros países del mundo».

Con el tercer ensayo de Soberana-02, dicen los médicos cubanos, a partir de marzo vacunarán a 44.000 participantes del ensayo en Cuba. Los investigadores le dijeron a CNN que ya han fabricado más de 300.000 dosis de esa vacuna y aumentarán la producción con la expectativa de que los ensayos muestren que es segura y eficaz.

En el extranjero, Irán ya ha iniciado pruebas generalizadas de Soberana-02 y México está en conversaciones con Cuba para comenzar los ensayos pronto. Según los informes, Surinam y Ghana están interesados en comprar vacunas cubanas cuando estén listas.

Rafael Hernández, de 73 años, participó en el segundo ensayo de la vacuna y dijo que los efectos secundarios fueron leves.

«Antes de aplicar la primera dosis, el médico me dijo que no habían registrado, entre los cientos de pacientes vacunados, una sola reacción adversa, más allá de dolor leve, temperatura elevada, rigidez en el brazo vacunado, fiebre o molestias leves», dijo Hernández a CNN.

La vacuna candidata más probada de Cuba, Soberana 02, es una vacuna conjugada que transporta parte de la proteína de pico del virus, uniéndola a las células humanas.

Los investigadores no sabrán cuán efectiva es la vacuna hasta que completen los ensayos de Fase 3 y actualmente están estudiando si la vacunación con Soberana 02 requerirá administrar a los pacientes tres dosis de la vacuna.

«Necesitamos muchas vacunas para vacunar a 11 millones de cubanos. Si estimamos que los cubanos necesitarán una o dos o tres dosis, estamos estimando que Cuba necesitará 30 millones de dosis», dijo la Dra. Tania Crombet Ramos, directora del Centro de Inmunología Molecular, administrado por el gobierno en La Habana.

Crombet dijo que confiaba en que Cuba terminaría con más de una vacuna aprobada, lo que le daría a la isla una mayor flexibilidad para combatir la pandemia.

«Creo que al final podríamos implementar lo que llamamos ‘cebado y refuerzo'», dijo, «que consiste en usar algunas vacunas para la primera dosis y para refuerzo e reinmunización».

Además de terminar sus ensayos de vacunas, Cuba aún necesita demostrar que puede manejar el aumento masivo de la producción que se requerirá para fabricar decenas de millones de dosis.

Cuba e Irán trabajan en vacuna de covid-19 3:12

Esta no sería una hazaña pequeña para cualquier país, pero es particularmente desalentadora para una isla donde la economía ha sido golpeada por la pandemia y el aumento de las sanciones estadounidenses bajo la administración Trump. Actualmente, muchos cubanos tienen dificultades para encontrar analgésicos y antibióticos básicos y mucho menos una vacuna de vanguardia.

Sin embargo, los funcionarios de salud cubanos han dicho que esperan vacunar a toda la población de la isla para fin de año e incluso podrían vender o donar dosis adicionales en el extranjero o incluso comercializar ‘vacaciones de vacunación’ para ayudar a que la industria turística de Cuba se recupere.

«Tenemos capacidad productiva para millones de dosis de la vacuna», dijo García. «Probablemente más de las vacunas que necesita Cuba. En algún momento tendremos algunas vacunas o algún nivel de dosis disponibles para otros países del mundo».

El Dr. José Moya, un experto en salud peruano con sede en La Habana que trabaja para la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, dijo que se sentía alentado de que los investigadores de vacunas cubanos estuvieran cumpliendo con los protocolos internacionales y brindando actualizaciones sobre su progreso.

«Primero, estamos siguiendo estos resultados cuidadosamente porque la población cubana se beneficiará directamente de sus vacunas candidatas y esto en algún momento podría controlar la transmisión en el país», dijo Moya. «El hecho de que Cuba tenga cuatro vacunas candidatas es una muy buena noticia, no solo para Cuba sino para el Caribe y América Latina».