CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

Imágenes de satélite muestran una acumulación sin precedentes de poder militar ruso en el Ártico

Por Nick Paton Walsh

(CNN) — Rusia está acumulando un poder militar sin precedentes en el Ártico y probando sus armas más nuevas en una región recientemente libre de hielo debido a la emergencia climática, en un intento por asegurar su costa norte y abrir una ruta de transporte clave desde Asia a Europa.

Expertos en armas y funcionarios occidentales han expresado una preocupación particular por una ‘superarma’ rusa, el torpedo Poseidon 2M39. El desarrollo del torpedo avanza rápidamente y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, solicitó en febrero a su ministro de defensa Sergei Shoigu una actualización sobre una «etapa clave» de las pruebas y hay más ensayos previstos este año, según múltiples informes en los medios estatales.

Este torpedo furtivo no tripulado es propulsado por un reactor nuclear y fue diseñado para escabullirse de las defensas costeras, como las de EE.UU., en el fondo del mar.

Rusia Ártico

El dispositivo está destinado a lanzar una ojiva de múltiples megatones, según funcionarios rusos, provocando ondas radiactivas que harían inhabitables franjas de la costa objetivo durante décadas.

LEE: Rusia planea remolcar una central nuclear al Ártico. ‘Chernobyl flotante’, le llaman sus críticos

publicidad

En noviembre, Christopher A. Ford, entonces subsecretario de estado para Seguridad Internacional y No Proliferación, dijo que el Poseidon está diseñado para «inundar las ciudades costeras de Estados Unidos con tsunamis radiactivos».

Los expertos coinciden en que el arma es «muy real» y ya está dando frutos. El jefe de inteligencia noruego, el vicealmirante Nils Andreas Stensønes, le dijo a CNN que su agencia ha evaluado al Poseidon como «parte del nuevo tipo de armas nucleares disuasorias. Y está en una fase de prueba. Pero es un sistema estratégico y está dirigido a objetivos … y tiene una influencia mucho más allá de la región en la que lo prueban actualmente». Stensønes se negó a dar detalles sobre el progreso de las pruebas del torpedo hasta el momento.

Las imágenes de satélite proporcionadas a CNN por la compañía de tecnología espacial Maxar detallan una acumulación cruda y continua de bases militares y armamento ruso en la costa ártica del país, junto con instalaciones de almacenamiento subterráneo probablemente para el Poseidon y otras nuevas armas de alta tecnología. El armamento ruso en el área del Alto Norte incluye bombarderos y aviones MiG31BM, y nuevos sistemas de radar cerca de la costa de Alaska.

El incremento del poderío de Rusia ha sido igualado por los movimientos de soldados y equipo de la OTAN y Estados Unidos. Los bombarderos estadounidenses B-1 Lancer estacionados en la base aérea noruega de Ørland han completado recientemente misiones en el este del mar de Barents, por ejemplo. Funcionarios estadounidenses reconocieron en agosto que el submarino sigiloso Seawolf del ejército estadounidense se encontraba en la zona.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo a CNN: «Claramente hay un desafío militar por parte de los rusos en el Ártico», incluida la remodelación de las antiguas bases de la Guerra Fría y la construcción de nuevas instalaciones en la península de Kola cerca de la ciudad de Murmansk. «Eso tiene implicaciones para Estados Unidos y sus aliados, entre otras cosas porque crea la capacidad de proyectar poderío hacia el Atlántico Norte», dijo el funcionario.

Las imágenes de satélite muestran el fortalecimiento lento y metódico de los aeródromos y las bases de «trébol»–con un diseño similar a un trébol, pintado en rojo, blanco y azul de la bandera rusa–, en varios lugares a lo largo de la costa ártica de Rusia en los últimos cinco años. Las bases se encuentran dentro del territorio ruso y forman parte de una legítima defensa de sus fronteras y costa. Los funcionarios estadounidenses han expresado su preocupación, sin embargo, de que las fuerzas puedan usarse para establecer un control de facto sobre áreas del Ártico que están más lejos y que pronto estarán libres de hielo.

«Rusia está restaurando aeródromos e instalaciones de radar de la era soviética, construyendo nuevos puertos y centros de búsqueda y rescate, y aumentando su flota de rompehielos de propulsión nuclear y convencional», dijo el teniente coronel Thomas Campbell, portavoz del Pentágono, dijo a CNN.

«También está expandiendo su red de sistemas de misiles de defensa aérea y costera, fortaleciendo así sus capacidades antiacceso y de áreas denegadas en partes clave del Ártico», agregó.

Campbell también señaló la reciente creación de una fuerza de Alerta de Reacción Rápida en dos aeródromos del Ártico, Rogachevo y Anadyr, y la prueba de una de estas en el aeródromo de Nagurskoye el año pasado. Las imágenes satelitales del 16 de marzo muestran probables MiG31BM en Nagurskoye, en lo que se cree que es la primera vez, lo que traslada una nueva capacidad del poder aéreo furtivo ruso al extremo norte.

Armas de alta tecnología también se están probando regularmente en el área ártica, según funcionarios rusos citados en medios estatales y funcionarios occidentales.

Campbell agregó que en noviembre, Rusia informó de la prueba exitosa del misil de crucero hipersónico antibuque «Tsirkon».

El Tsirkon y el Poseidon son parte de una nueva generación de armas prometidas por Putin en 2018 como elementos revolucionarios estratégicos en un mundo que cambia rápidamente.

En ese momento, los funcionarios estadounidenses minimizaron las nuevas armas por considerarlas técnicamente inverosímiles e improbables, pero parecen estar llegando a buen puerto. El jefe de inteligencia noruego Stensønes dijo a CNN que el Tsirkon tiene una «nueva tecnología, con velocidades hipersónicas, lo que hace que sea difícil defenderse ante él».

El jueves, la agencia de noticias estatal rusa TASS citó a una fuente en el complejo industrial militar diciendo que había habido otra prueba exitosa del Tsirkon desde el buque de guerra Almirante Gorshkov. Informó que los cuatro cohetes de prueba habían alcanzado su objetivo y que otro nivel más avanzado de las pruebas comenzarían en mayo o junio.

La emergencia climática ha eliminado muchas de las defensas naturales el norte de Rusia, como paredes de hielo, a un ritmo inesperado. «El derretimiento está avanzando más rápido de lo que los científicos predijeron o creyeron posible hace varios años», dijo el alto funcionario del Departamento de Estado. «Va a ser una transformación dramática en las próximas décadas en términos de acceso físico».

Los funcionarios estadounidenses también expresaron su preocupación por el aparente intento de Moscú de influir en la «Ruta del Mar del Norte» (NSR), una ruta de navegación que va desde Noruega y Alaska, a lo largo de la costa norte de Rusia, hasta el Atlántico Norte. La ‘NSR’ potencialmente reduce a la mitad el tiempo que actualmente toma el envío de contenedores para llegar a Europa desde Asia a través del Canal de Suez.

La compañía nuclear estatal de Rusia Rosatom publicó en febrero un video elaborado con drones del petrolero ‘Christophe de Margerie’ completando una ruta hacia el este a través del Ártico en invierno por primera vez, acompañado por el rompehielos nuclear ’50 Let Pobedy ‘para su viaje en tres de los seis mares árticos.

Campbell dijo que Rusia trató de explotar la NSR como una «ruta marítima internacional importante», pero expresó su preocupación por las reglas que Moscú estaba tratando de imponer a los buques que utilizan la ruta. «Las leyes rusas que gobiernan los tránsitos de la NSR exceden la autoridad de Rusia bajo el derecho internacional», dijo el portavoz del Pentágono.

«Exigen que cualquier buque que transite por la NSR a través de aguas internacionales tenga un piloto ruso a bordo para guiar el buque. Rusia también está intentando exigir que las embarcaciones extranjeras deban obtener un permiso antes de ingresar a la NSR».

El alto funcionario del Departamento de Estado agregó: «Las afirmaciones rusas sobre la Ruta del Mar del Norte son sin duda un esfuerzo por establecer algunas reglas, obtener alguna aquiescencia de facto por parte de la comunidad internacional y luego afirmar que esta es la la forma en que se supone que funcionan las cosas».

Elizabeth Buchanan, profesora de Estudios Estratégicos de la Universidad de Deakin, Australia, dijo que «la geografía básica le brinda a Rusia la NSR, que cada vez ve un hielo más delgado durante la mayor parte del año, lo que la hace comercialmente viable para su uso como arteria de transporte. Esto podría el sector global de envíos, y con él los movimientos de más del 90% de todos los bienes a nivel mundial».

El funcionario del Departamento de Estado cree que los rusos están interesados principalmente en exportar hidrocarburos, esenciales para la economía del país, a lo largo de la ruta, pero también en los recursos que están quedando al descubierto por el rápido derretimiento. La exhibición de su poderío militar en el norte, clave para la estrategia de defensa nuclear de Moscú, y también principalmente en el territorio costero ruso, podría ser un intento de imponer su mandato en un área más amplia, dijo el funcionario.

«Cuando los rusos prueban armas, interfieren señales GPS, cierran el espacio aéreo o marítimo para ejercicios, o vuelan bombarderos sobre el Ártico a lo largo del espacio aéreo de aliados y socios, siempre están tratando de enviar un mensaje», agregó el funcionario.

Entre estas nuevas armas se encuentra el Poseidon 2M39. Los planes para este torpedo se revelaron inicialmente en un documento aparentemente intencionado de un general ruso que discutía sus capacidades en 2015.

Posteriormente, los analistas lo descartaron parcialmente como un arma de ‘de papel’, destinada a aterrorizar con sus poderes destructivos apocalípticos que parecen eludir los requisitos de los tratados actuales, pero no se implementan con éxito.

Sin embargo, una serie de desarrollos en el Ártico, que incluyen, según informes de los medios rusos, las pruebas de hasta tres submarinos rusos diseñados para llevar el arma furtiva, que se ha sugerido que tiene 20 metros de largo, ahora han llevado a los analistas a considerar el proyecto real y activo.

El Belgorod, un submarino clave destinado a ser armado con el torpedo, se someterá a pruebas importantes en mayo, según un informe de TASS, aunque los funcionarios en el informe enfatizaron que no estaría relacionado con el desarrollo del Poseidon.

Rusia insiste en que los motivos son pacíficos y económicos

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia se negó a hacer comentarios, pero Moscú ha mantenido durante mucho tiempo que sus objetivos en el Ártico son económicos y pacíficos.

Un documento de marzo de 2020 de los redactores de políticas del Kremlin presentó los objetivos clave de Rusia en un área responsable del 20% de sus exportaciones y el 10% de su PIB. La estrategia se centra en garantizar la integridad territorial y la paz regional de Rusia. También expresa la necesidad de garantizar altos niveles de vida y crecimiento económico en la región, así como desarrollar una base de recursos y la NSR como «un corredor de transporte nacional competitivo a nivel mundial».

Putin ensalza regularmente la importancia de la superioridad tecnológica de Rusia en el Ártico. En noviembre, durante la inauguración de un nuevo rompehielos en San Petersburgo, el presidente ruso dijo: «Es bien sabido que tenemos una flota rompehielos única que ocupa una posición de liderazgo en el desarrollo y estudio de los territorios árticos. Debemos reafirmar esta superioridad constantemente, todos los días «.

Putin dijo sobre un ejercicio submarino la semana pasada en el que tres submarinos emergieron al mismo tiempo en el hielo polar que «La expedición al Ártico … no tiene símiles en la historia soviética y moderna de Rusia».

Manash Protim Boruah, un experto en submarinos de Jane’s Fighting Ships, dijo: «La realidad del arma es clara. Puedes ver absolutamente el desarrollo alrededor del torpedo, lo que está sucediendo. Hay una muy buena probabilidad de que el Poseidon sea probado, y luego existe el peligro de que contamine mucho. Incluso sin una ojiva, pero definitivamente con solo un reactor nuclear adentro».

Boruah dijo que algunas de las especificaciones para el torpedo filtradas por los rusos eran optimistas y dudaba que pudiera alcanzar una velocidad de 100 nudos (alrededor de 115 millas por hora o 185 kilómetros por hora) con un reactor nuclear de 100MW. Añadió que a esa velocidad, probablemente se detectaría con bastante facilidad, ya que crearía una gran firma acústica.

«Incluso si atenúas el tono de la especulación, sigue siendo bastante peligroso», dijo.

Boruah agregó que la construcción de bahías de almacenamiento para el Poseidon, probablemente alrededor de Olenya Guba en la península de Kola, debía completarse el próximo año. También expresó su preocupación por el misil hipersónico Tsirkon que Rusia dice que ya ha probado dos veces, que a velocidades de 6 a 7 Mach «definitivamente causaría mucho daño sin una ojiva particularmente grande».

Katarzyna Zysk, profesora de relaciones internacionales en el Instituto Noruego de Estudios de Defensa estatal, dijo que el Poseidon se estaba «volviendo bastante real», dado el nivel de desarrollo de infraestructura y pruebas de los submarinos para transportar el torpedo.

«Es absolutamente un proyecto que se utilizará para asustar, como tarjeta de negociación en el futuro, tal vez en las conversaciones sobre control de armas», dijo Zysk. «Pero para hacerlo, tiene que ser creíble. Esto parece ser real».

Stensønes también expresó la preocupación de que probar tales armas nucleares podría tener graves consecuencias ambientales. «Estamos preocupados ecológicamente. Esto no es solo una cosa teórica: de hecho, hemos visto accidentes graves en los últimos años», dijo, refiriéndose a las pruebas del misil Burevestnik que, según se informó, causaron un accidente nuclear fatal en 2019. «El potencial de contaminación nuclear está ahí absolutamente».