CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

3 de cada 10 adultos en el mundo dijeron en 2020 que no recibirían una vacuna contra el covid-19, según una encuesta de Gallup

Por Ryan Prior

(CNN) — Casi 1.300 millones de adultos en todo el mundo dijeron en 2020 que no recibirían una vacuna contra el covid-19 si se les ofreciera una sin costo, según una nueva encuesta de Gallup, publicada este lunes.

La encuesta, que entrevistó a más de 300.000 personas en 117 países, el año pasado, mostró que el 68% de los adultos en todo el mundo recibirían una vacuna si se les ofreciera una gratis. Alrededor del 29% de los encuestados dijo que optaría por no recibir la vacuna y otro 3% dijo que no sabía.

Ese promedio global cae por debajo del rango requerido para una inmunidad colectiva al nuevo coronavirus, que los expertos han estimado entre el 70% y el 85%.

La encuesta mundial de Gallup, en 2020, fue la encuesta más grande de su tipo realizada el año pasado, teniendo en cuenta el alcance de cómo la vida había cambiado durante el año histórico de la pandemia. Sin embargo, con base en su marco de tiempo, la encuesta no podría haber captado cómo las actitudes hacia la vacuna podrían haber cambiado a medida que se inocularon las vacunas en los primeros meses de 2021.

Sin embargo, la encuesta ofrece una instantánea en el tiempo de cómo podrían ir cambiando las actitudes, y dónde puede ser más difícil el impulso de vacunación.

publicidad

Por ejemplo, la vacilación ante las vacunas en Estados Unidos en el momento de la encuesta era significativamente menor, del 53%, y no estaba en camino de alcanzar la inmunidad colectiva.

Los datos de las encuestas nacionales recopilados en los meses posteriores a la Encuesta Mundial de 2020 mostraron que las actitudes de EE.UU. se estaban preparando para la vacunación contra el covid-19, y el 74% en EE.UU. dijo en una encuesta nacional de Gallup, en marzo, que harían fila para recibir una vacuna autorizada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

En algunas regiones, como el sureste de Asia, la voluntad de vacunarse ya era fuerte en 2020. Myanmar, por ejemplo, tenía un máximo mundial del 96% de su población dispuesta a vacunarse, según la encuesta. Era la única nación en camino de superar el umbral más alto estimado para la inmunidad colectiva.

El vecino de Myanmar, Tailandia, también se encontraba en el rango de inmunidad colectiva con un 85%, Nepal con un 87% y las cercanas Laos y Camboya, ambas con un 84%.

Sin embargo, es una historia totalmente diferente en Europa del Este y muchas repúblicas postsoviéticas. La disponibilidad de vacunas más baja del mundo se registró en Kazajstán, con solo el 25% de los residentes encuestados que afirmaron que recibirían una vacuna gratis. En Hungría, la cifra fue del 30%, Bulgaria estaba en el 33% y en Rusia, el primer país que diseñó una vacuna contra el covid-19, solo el 37%, en 2020, estaba dispuesto a recibir una vacuna que podría prevenir la infección por coronavirus.

Efectos radicales sobre los trabajadores

La nueva encuesta de Gallup también encontró que hasta 1.700 millones de adultos dejaron de trabajar temporalmente en 2020, cuando la pandemia de coronavirus cerró las economías de todo el mundo.

La mayoría de los adultos, el 53%, informó que había dejado de trabajar en su trabajo o negocio durante un período de tiempo como resultado de la crisis de salud mundial.

En el extremo superior, Zimbabwe vio que el 79% de sus trabajadores experimentaron un paro en el trabajo. Filipinas y Perú le siguieron de cerca con 77% y 75%, respectivamente.

En el otro extremo del espectro económico, solo el 6% de los trabajadores alemanes informaron que habían dejado de trabajar durante algún tiempo. Los únicos otros países en los que menos de 1 de cada 10 trabajadores experimentó un paro laboral fueron Austria y Suiza.

Muchos de los mismos países obtuvieron malos resultados en numerosas medidas que sondeó Gallup.

Filipinas también encabezó la lista de pérdidas de empleo en general durante la era de la pandemia, con un 64% que perdió su trabajo o negocio. Zimbabwe ocupó el tercer lugar con el 62% de sus trabajadores perdiendo sus trabajos. Una vez más, fue una nación europea rica en el extremo opuesto, esta vez Suiza, en la que solo el 3% perdió sus trabajos.

En general, 1 de cada 3 personas en todo el mundo que estaban empleadas cuando estalló la pandemia informó haberse quedado sin trabajo.

En ocho países, más de la mitad de los trabajadores perdieron su empleo. Medida en número de personas, la India fue la más afectada, con 400 millones de personas, o el 53% de su fuerza laboral, perdiendo su trabajo.

En EE.UU., la pérdida de puestos de trabajo se redujo al 13% de la población, o 30 millones de trabajadores.

A muchos de los que mantuvieron sus trabajos se les recortó el salario. «La mitad de los que tenían trabajo en el momento de la encuesta (50%) dijeron que recibieron menos dinero de lo habitual de sus empleadores debido a la pandemia de covid-19. Esto se traduce en aproximadamente 1.600 millones de adultos», dijo Gallup.