CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Racismo

Las fuerzas policiales de toda Europa son acusadas de «singularización étnica» al detener y registrar a las personas

Por Lindsay Isaac, Ivana Kottasová, George Engels

(CNN) — Las fuerzas policiales de toda la Unión Europea han sido acusadas de «singularización étnica» ilegales y de discriminación, después de que un estudio revelara que detenían y registraban de forma desproporcionada a miembros de diversos grupos étnicos, religiosos y otras minorías.Un informe publicado por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA, por sus siglas en inglés), una organización independiente, señaló por primera vez las disparidades raciales en las identificaciones policiales en muchos países de la UE.

La agencia descubrió que las personas pertenecientes a minorías étnicas, los musulmanes, los que no se identifican como heterosexuales, los hombres y las personas de entre 16 y 29 años de edad eran detenidos y registrados en porcentajes desproporcionadamente más altos en toda la UE, según informó el martes en un comunicado de prensa.

El informe se basa en la encuesta de la UE sobre minorías y discriminación, realizada a unas 35.000 personas de toda la UE, el Reino Unido y Macedonia del Norte.

La probabilidad de ser detenido o inspeccionado varía significativamente en función de la procedencia de las personas, según el informe, que señala además que la policía detuvo a casi el 50% de las personas pertenecientes a determinadas minorías en algunos países.

El director de la FRA, Michael O’Flaherty, dijo que el informe se produjo en un momento de mayor escrutinio de la policía. «Hace un año, las protestas de Black Lives Matter pusieron de manifiesto la necesidad de hacer frente al racismo y la discriminación que siguen siendo demasiado comunes en nuestras sociedades», dijo. «Es hora de reconstruir la confianza entre todas las comunidades y garantizar que las inspecciones policiales sean siempre justas, justificadas y proporcionadas».

El informe reveló que las personas que han experimentado la singularización racial también tienden a confiar menos en las autoridades públicas que las que no lo han tenido.

publicidad

Mientras que la encuesta reveló que el 14% de todas las personas de la UE fueron registradas o se les pidió sus documentos de identidad cuando fueron detenidas por la policía en los 12 meses anteriores a la realización de la encuesta, esa cifra se elevó al 34% en el caso de las personas pertenecientes a minorías étnicas.

En Grecia, las personas que se identifican como sudasiáticas son las más propensas de todos los grupos en todos los países a sufris lo que describen como perfil racial por parte de la policía: el 89% dijo haber tenido esa experiencia en los cinco años anteriores a la realización de la encuesta.

Los romaníes de Países Bajos y Portugal también informaron de altos niveles de discriminación, con el 86% y el 84% de los encuestados en ambos países diciendo que habían sido objeto de perfiles raciales por parte de la policía.

El informe mostró que las disparidades en las identificaciones policiales varían entre los distintos países miembros de la UE. También puso de manifiesto las marcadas diferencias en el trato percibido durante las identificaciones policiales. Mientras que el 60% de los encuestados de la «población general» de la UE consideraba que la policía los trataba con respeto durante una inspección, esa cifra descendía al 46% en el caso de las minorías étnicas.

El informe destaca que Italia, Países Bajos, Portugal y Suecia presentan las mayores diferencias en la percepción del trato policial durante las inspecciones.