CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Juegos Olímpicos Tokio 2020 (2021)

Atleta olímpica bielorrusa temía ser arrestada en su país; ahora está 'a salvo'

Por Helen Regan, Robert Iddiols, Sebastian Shukla,, Taylor Barnes

(CNN) -- La velocista bielorrusa Kristina Timanovskaya está "a salvo" y ahora parece probable que solicite asilo en un tercer país después de que se negó a abordar un vuelo desde Tokio, diciendo que la estaban obligando a regresar contra su voluntad a su país natal, donde temía ser arrestada.

El domingo por la noche, la atleta olímpica de 24 años fue trasladada del aeropuerto Haneda de Tokio y "asegurada por la policía en un refugio especial", dijo Anatol Kotau, de la Fundación Solidaridad Deportiva de Belarús, que representa a los atletas reprimidos por las autoridades bielorrusas.

La atleta bielorrusa Kristina Timanovskaya habla con un agente de policía en el aeropuerto internacional de Haneda en Tokio, Japón, el 1 de agosto.

El Comité Olímpico Internacional (COI) dijo el lunes que Timanovskaya pasó la noche en un hotel del aeropuerto y está en manos de las autoridades japonesas. El portavoz del comité, Mark Adams, dijo en una rueda de prensa diaria que el COI solicitó al Comité Olímpico Nacional de Bielorrusia un informe escrito completo sobre la situación.

"Hablaremos de nuevo con ella esta mañana para entender cuáles podrían ser los próximos pasos y qué quiere hacer, y le daremos apoyo en esa decisión", dijo Adams, y agregó que la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (Acnur) está involucrada en su caso.

Timanovskaya debía competir en los 200 metros femeninos en los Juegos Olímpicos de Tokio el lunes, pero dijo que representantes de la selección nacional de Belarús intentaron enviarla a la fuerza de regreso a su país de origen después de que criticara a las autoridades deportivas nacionales por ingresarla en el relevo de 4x400 metros sin su consentimiento.

Kotau, quien está en contacto directo con Timanovskaya, dijo que los funcionarios del equipo fueron a la Villa Olímpica el domingo por la tarde y le pidieron que "empacara sus pertenencias ya que se había tomado la decisión de que regresara a Minsk". Debía partir en un vuelo de las 10:50 pm a Estambul, pero al llegar al aeropuerto, Timanovskaya se acercó a un agente de policía japonés y le pidió solicitar asilo político, dijo Kotau.

publicidad

"Temo que me puedan encarcelar en Belarús", dijo Timanovskaya en una entrevista con el sitio de noticias deportivas bielorruso Tribuna el domingo. "No tengo miedo de que me despidan o echen de la selección nacional. Estoy preocupada por mi seguridad. Y creo que en este momento no es seguro para mí en Belarús. No hice nada, pero me privaron del derecho a participar en la carrera de 200 metros y querían enviarme a casa".

Durante la Guerra Fría, numerosos atletas desertaron de la Unión Soviética y los países comunistas del bloque oriental durante las principales competiciones deportivas en el extranjero. Aunque tales actos se han vuelto más raros desde la caída de la Unión Soviética, continúan ocurriendo deserciones de otras naciones.

El mes pasado, el levantador de pesas ugandés de 20 años, Julius Ssekitoleko, desapareció después de dejar una nota en la que decía que su vida en Uganda era demasiado difícil y que quería trabajar en Japón. Fue encontrado y trasladado a custodia policial. Según informes, varios atletas olímpicos africanos desaparecieron durante los Juegos de Londres de 2012. El corredor de bandera de Eritrea, Weynay Ghebresilasie, estaba entre los que solicitaron asilo en el Reino Unido.

Sin embargo, a diferencia de estos atletas, Timanovskaya no pareció partir con la intención de desertar por razones políticas y, en cambio, parece haber sido obligada a actuar después de hablar en contra de una decisión oficial de incluirla en una carrera que no había corrido antes.

Deportes y política en Belarús

Timanovskaya no dijo exactamente por qué temía ser encarcelada, pero los atletas bielorrusos se han enfrentado a represalias, han sido detenidos y excluidos de las selecciones nacionales por criticar al gobierno tras las protestas masivas del año pasado contra el hombre fuerte Alexander Lukashenko.

Miles de personas fueron arrestadas en las protestas, que fueron brutalmente reprimidas por las autoridades en medio de informes generalizados de abuso y tortura.

El líder bielorruso ha gobernado el país durante 27 años y estuvo a cargo del Comité Olímpico Nacional del país durante décadas antes de que su hijo mayor, Viktor, asumiera el cargo en febrero.

Sin embargo, el COI se negó a reconocer al hijo de Lukashenko y dijo en un comunicado que el Comité Olímpico de Belarús "no había protegido adecuadamente a los atletas bielorrusos de la discriminación política". En diciembre, el COI prohibió tanto a Lukashenko como a su hijo asistir a los Juegos de Tokio.

El domingo, la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tikhanovskaya, pidió al COI y a las autoridades japonesas que garanticen la seguridad de Timanovskaya e investiguen la gestión del Comité Olímpico de Belarús. Hizo referencia a la detención de un periodista disidente que fue arrestado después de que su vuelo de Ryanair de Grecia a Lituania fuera desviado y obligado a aterrizar en Belarús en mayo.

La atleta bielorrusa Kristina Timanovskaya es escoltada por agentes de policía en el aeropuerto internacional de Haneda en Tokio, Japón, el 1 de agosto.

"El secuestro del avión de Ryanair por parte del régimen fue solo el comienzo del terror internacional de Lukashenko. Secuestraron a Pratasevich y Sapega, intentaron secuestrar a la atleta bielorrusa Krystsina Tsymanouskaya. Pido a las autoridades y al COI que garanticen la seguridad de todos los atletas bielorrusos", dijo Tikhanovskaya en un tuit.

La Fundación de Solidaridad Deportiva de Bielorrusia (BSSF) se formó en agosto de 2020 durante las protestas antigubernamentales contra la reelección disputada de Lukashenko, quien ha ocupado el poder de la nación de Europa del Este desde 1994. Proporciona apoyo legal y financiero a los atletas que han han sido blanco de ataques por expresar sus opiniones políticas.

Kotau de BSSF dijo que Timanovskaya decidirá el lunes dónde solicitar asilo. Hasta ahora ha recibido declaraciones de Japón, Polonia y la República Checa, cada una de las cuales le ofrece visas.

Timanovskaya se pronunció en contra de los funcionarios deportivos de Belarús

Timanovskaya le dijo al medio deportivo bielorruso Tribuna que nunca había competido en los 400 metros y que estaba "indignada" por la decisión de incluirla en el evento de relevos.

"Nunca en mi vida reaccionaría con tanta dureza si se me acercaran con anticipación, me explicaran la situación y averiguaran si puedo correr 400 metros y si estoy listo. Pero decidieron hacer todo a mis espaldas a pesar de el hecho de que traté de averiguar esta información pero solo fui ignorada", escribió en una publicación de Instagram el viernes.

Si bien sus comentarios no parecen ser políticos, su aparente crítica a una decisión oficial tocó un nervio en un país donde la disidencia es cada vez más castigada, especialmente desde las elecciones del año pasado.

Después de grabar un video en Instagram expresando sus frustraciones, dijo que "(los funcionarios del equipo) comenzaron a llamarme con amenazas y exigir que borrara el video si quería seguir adelante en los deportes. Al principio, me negué a eliminarlo por mucho tiempo, pero luego lo hice, para que dejen de llamarme".

El Comité Olímpico de Belarús dijo el domingo que Timanovskaya fue retirada de los Juegos debido a su "estado emocional y psicológico", una afirmación que la atleta disputa.

"Según la conclusión de los médicos, debido al estado emocional y psicológico de la atleta de pista y campo bielorrusa Kristina Timanovskaya, el cuerpo técnico del equipo nacional de pista y campo decidió detener la actuación de la atleta en los XXXII Juegos Olímpicos", dijo el comité en un comunicado en su página de Facebook.

"Por lo tanto, se ha retirado la solicitud del atleta para participar en las carreras clasificatorias de los 200 metros y en el relevo de 4x400 metros", agregó.

Timanovskaya dijo que un psicólogo vino a hablar con ella de una manera que ella describió como "una tontería".

"Ningún médico se acercó a mí. Nadie me examinó", dijo. "Tengo un buen estado psicológico, incluso a pesar de que tal situación estaba sucediendo. Estoy aguantando normalmente, no tengo problemas de salud, traumas, problemas mentales. Estaba lista para correr".

Timanovskaya dijo que Yuri Moisevich, el entrenador en jefe de la selección nacional de atletismo, le dijo que "este tema ya no está al nivel de la federación (de atletismo), ni al nivel del Ministerio de Deportes, sino a un nivel superior".

"Que debía ser eliminada de los Juegos Olímpicos, devuelta a casa, porque estoy en el camino del desempeño del equipo", dijo.

Según la BSSF, el esposo de Timanovskaya se fue de Belarús y se encuentra en un "lugar seguro".

CNN se ha comunicado con Timanovksaya, el Equipo Olímpico Nacional de Belarús y la Embajada de Belarús en Tokio para obtener más información, pero no ha recibido respuesta.

Gawon Bae, Chandler Thornton, Mohammed Tawfeeq y Olga Pavlova de CNN contribuyeron a este informe.