CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Planeta en peligro

Ningún país del G20 cumple con el Acuerdo de París sobre el clima, según un análisis

Por Ivana Kottasová

(CNN) -- Ninguna de las principales economías del mundo, incluidas todas la del G20, tiene un plan climático que cumpla con sus obligaciones en virtud del Acuerdo de París, de 2015, según un análisis publicado este miércoles, a pesar de la advertencia de los científicos de que ahora se necesitan recortes profundos en las emisiones de gases de efecto invernadero.

El organismo de control Climate Action Tracker (CAT) analizó las políticas de 36 países, así como los 27 países de la Unión Europea, y descubrió que todas las principales economías estaban fuera de camino para contener el calentamiento global a 1,5 grados centígrado por encima de los niveles preindustriales. Los países juntos representan el 80% de las emisiones mundiales.

El análisis también incluyó algunos países de bajas emisiones y encontró que Gambia era la única nación entre las 37 que era "compatible con los 1,5 [grados]". Como el estudio solo incluyó a unos pocos emisores más pequeños, es posible que también haya otros países en desarrollo en el mundo encaminados hacia la meta.

Según el Acuerdo de París, de 2015, más de 190 países pactaron limitar el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de 2 grados por encima de las temperaturas preindustriales, idealmente a 1,5 grados centígrados. Los científicos han dicho que 2 grados centígrados es un umbral crítico para algunos de los ecosistemas de la Tierra, y es uno que también desencadenaría más eventos climáticos extremos catastróficos.

El informe llega menos de dos meses antes de las conversaciones internacionales sobre el clima, mediadas por la ONU, en Glasgow, conocidas como COP26. El presidente del evento, el parlamentario británico Alok Sharma, ha dicho que espera "mantener vivo el 1,5" como límite del calentamiento global.

publicidad

El CAT informó que el progreso se había estancado después de que docenas de líderes mundiales hicieron nuevas y ambiciosas promesas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero durante la Cumbre de Líderes Climáticos del presidente de EE.UU., Joe Biden, en abril.

"En mayo, después de la Cumbre de Líderes Climáticos y el Diálogo de Petersburgo, informamos que parecía haber un buen impulso con nuevos compromisos de acción climática", dijo Niklas Höhne, socio fundador del NewClimate Institute, socio de CAT.

"Pero desde entonces, ha habido poca o ninguna mejora: nada se mueve", dijo. "Cualquiera pensaría que tiene todo el tiempo del mundo, cuando en realidad ocurre lo contrario".

Las tres metas clave del Acuerdo Climático de París (2017) 2:17

¿Cómo está el mundo en su lucha contra el cambio climático?

Seis naciones, incluido el Reino Unido, tienen una política climática general que es "casi suficiente", según el informe, lo que significa que aún no son consistentes con una alineación de 1,5 grados, pero podrían tener pequeñas mejoras. Los objetivos del Reino Unido están en línea con 1,5 grados, pero sus políticas en la práctica no cumplen con el punto de referencia.

Los planes climáticos generales de EE.UU., la Unión Europea y Japón no son suficientes para alcanzar la meta de 1,5 grados, encontró el análisis, diciendo que si bien sus objetivos nacionales están relativamente cerca de donde deben estar, sus políticas internacionales no lo están.

El CAT había categorizado previamente a Estados Unidos como "críticamente insuficiente" —la peor categoría— bajo el Gobierno del expresidente Donald Trump, quien retiró formalmente al país del Acuerdo de París, poco antes del final de su mandato.

El objetivo de reducción de emisiones internas de Estados Unidos se ha actualizado desde entonces a "casi suficiente". Sin embargo, Estados Unidos sigue siendo insuficiente en la calificación objetivo de "participación justa" del CAT, que toma en cuenta la "responsabilidad y capacidad" del país.

Una pila de carbón en el puerto de Newcastle, en Nueva Gales del Sur, Australia, el 12 de octubre de 2020. (Crédito: David Gray/Bloomberg)

Según el Acuerdo de París, los países presentaron sus compromisos de reducir las emisiones, también conocidas como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional o NDC. Se suponía que todos los signatarios actualizarían sus NDC antes del 31 de julio de este año en virtud del Acuerdo de París. Todavía hay más de 70 países que aún no han enviado una actualización.

La India, Arabia Saudita y Turquía se encuentran entre los países que no cumplieron con la fecha límite del 31 de julio. China, el mayor contaminador del mundo, anunció un nuevo objetivo, pero no lo ha presentado formalmente a la ONU.

Y muchos países presentaron una "actualización" sin aumentar realmente su compromiso. Brasil y México presentaron las mismas metas que lo hicieron en 2015. Los cambios en los supuestos de referencia de esos países debilitan sus promesas de contribuciones de antes, mostró el análisis. Rusia, según el informe del CAT, presentó una actualización que parece más sólida en el papel, pero que no representa un cambio significativo.

"De particular preocupación son Australia, Brasil, Indonesia, México, Nueva Zelandia, Rusia, Singapur, Suiza y Vietnam: no han logrado elevar la ambición en absoluto, presentando los mismos o incluso menos ambiciosos objetivos para 2030 que los que propusieron en 2015. Estos países deben reconsiderar su elección ", dijo Bill Hare, CEO de Climate Analytics, otro socio del CAT.

Muchos países siguen usando carbón y combustibles fósiles

El uso continuo de carbón sigue siendo un problema político significativo, según el informe, y China y la India retienen enormes oleoductos de carbón. Indonesia, Vietnam, Japón y Corea del Sur también planean seguir adelante con el uso del carbón en el futuro.

El CAT también advirtió que en los intentos de muchos países de dejar el carbón, que generalmente es el combustible fósil que causa la mayoría de las emisiones, varios estaban buscando usar más gas natural, que el CAT dijo que se vendía falsamente como un "combustible puente".

El Gobierno australiano, que ha dicho que seguirá extrayendo carbón después de 2030, también está invirtiendo dinero en nueva exploración e infraestructura de gas, y "es de particular preocupación", dijo el CAT en su informe.

Tailandia tiene planes de aumentar el gas nuevo a medida que elimina el carbón, mientras que la Unión Europea todavía planea comprometer fondos públicos para nueva infraestructura de gas, y varios Estados miembros están presionando fuertemente para el uso continuo de este combustible fósil.

Hare advirtió contra el desarrollo de hidrógeno azul, basado en gas natural, como alternativa a otros combustibles fósiles.

"El gas es un combustible fósil, y cualquier inversión en gas hoy en día corre el riesgo de convertirse en un activo varado. Y aunque el interés por el hidrógeno verde ha crecido exponencialmente, todavía hay una gran cantidad de proyectos de hidrógeno en trámite en los que se produce a partir de gas", dijo Hare. "El hidrógeno producido a partir del gas todavía produce carbono y es incompatible con llegar a cero neto".

Reducciones de emisiones a cero neto para 2050

La reducción de emisiones es una parte no negociable del Acuerdo de París. El dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero atrapan la radiación solar en la atmósfera, al igual que el vidrio atrapa el calor en un invernadero. Esto hace que las temperaturas aumenten e impulsa el clima más extremo, el derretimiento del hielo, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos.

Para mantener el calentamiento por debajo de 1,5 grados, el mundo debe llegar a cero neto para 2050, según mostró un informe de la ciencia climática de la ONU, publicado en agosto.

Un atasco en la autopista M25 en Godstone, Inglaterra, después de que activistas climáticos bloquearon una vía de acceso para presionar al Gobierno británico a legislar para recortes de emisiones más fuertes, el 13 de septiembre de 2021. (Crédito: Mark Kerrison/In Pictures via Getty Images)

Cero neto se refiere a un estado en el que la cantidad de gas de efecto invernadero emitido no es mayor que la cantidad eliminada de la atmósfera.

Según el Acuerdo de Cambio Climático de la ONU, poco más de 130 países se han comprometido a reducir las emisiones a cero hasta ahora. El nuevo análisis realizado por el CAT encontró que incluso si todos siguieran sus planes, el calentamiento aún alcanzaría los 2 grados.

Si se adhieren a las políticas que tienen, es probable que las temperaturas sean 2,4 grados más altas para finales de siglo.

Las temperaturas ya son alrededor de 1,2 grados más altas de lo que eran antes de que los humanos comenzaran a quemar grandes cantidades de combustibles fósiles, por lo que el margen de error es muy limitado.

"Un número cada vez mayor de personas en todo el mundo está sufriendo los efectos del cambio climático cada vez más graves y frecuentes, pero la acción del Gobierno sigue a la zaga de lo que se necesita", dijo Bill Hare, CEO del grupo de expertos Climate Analytics y otro autor del análisis.

Si bien muchos gobiernos se han comprometido con el cero neto, Hare advierte que, sin una acción real pronto, lograr el cero neto será "virtualmente imposible".