CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | Estamos tan cansados del covid-19

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) –– Es posible que el covid-19 no haya terminado con nosotros. Pero nosotros sí que estamos cansados de él.

Ese sentimiento lo grita a voz en cuello una nueva encuesta nacional de la Universidad de Monmouth que se publicó esta semana.

Consideremos:

1. Más de 3 de cada 4 estadounidenses (el 77%) apoyan la flexibilización de las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre el uso de mascarillas y el distanciamiento social en áreas con bajas tasas de covid-19.

2. Aproximadamente 3 de cada 4 (el 73%) también están de acuerdo con la afirmación de que "es hora de que aceptemos que el covid-19 llegó para quedarse y simplemente tenemos que seguir con nuestras vidas".

publicidad

3. Entre ese último grupo, más de 4 de cada 10 quieren que no se establezcan futuras regulaciones o mandatos relacionados al covid-19.

Y según una nueva encuesta de AP-NORC, el 44% de los estadounidenses dijeron que con frecuencia o siempre usan máscaras cuando están cerca de personas fuera de sus hogares. Eso es menos que el 65% en enero de 2022 y el 82% en febrero de 2021.

Estas cifras llegan incluso cuando la subvariante BA.2 de ómicron es ahora la cepa dominante en EE.UU.

Lo que estas encuestas dejan claro es que, pase lo que pase, la mayoría de las personas no quiere volver a la situación de hace tres meses, o de hace un año o de hace dos años.

Esa es la razón por la que viste a políticos ––republicanos y demócratas–– volcarse en los últimos dos meses a revocar los mandatos de uso de mascarillas y otras medidas de mitigación. (Ningún estado tiene actualmente una orden de uso obligatorio de mascarillas en lugares cerrados).

Y también explica que ningún político se apresurará a restablecer ningún tipo de mandato, incluso si la subvariante de ómicron produce un aumento en los casos en todo el país. (Los casos de covid-19 están aumentando en 13 estados esta semana en comparación a la semana pasada, según la Universidad Johns Hopkins).

No hay duda de que la subvariante altamente contagiosa continuará propagándose en las próximas semanas.

Pero está igualmente claro que los días de las medidas de mitigación que ordena el gobierno, principalmente a través de mandatos de uso de mascarillas, han terminado.

El punto: la pandemia parece haber terminado para la mayoría de los estadounidenses. Incluso si el virus aún no ha terminado con nosotros.