CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

La moneda china acaba de tener el peor mes de su historia. Y sigue cayendo

Por Laura He

Hong Kong (CNN Business) -- La moneda china está cayendo rápidamente mientras la segunda economía del mundo se tambalea bajo el peso de las restricciones por el covid-19.

Desde principios de año, los inversores han estado sacando dinero de China, impulsados por la preocupación por el aumento de los cierres en las principales ciudades, y por los estrechos vínculos de Beijing con Moscú tras la invasión rusa de Ucrania. Estos vínculos han hecho temer que China pueda ser objeto de sanciones occidentales si ayuda a Moscú.

El yuan —también conocido como renminbi— alcanzó sus niveles más bajos desde septiembre de 2020 a primera hora de este viernes en el mercado terrestre que controla Beijing, así como en el exterior, donde puede comerciar más libremente.

La moneda se recuperó más tarde en el día para situarse en torno a 6,78 por dólar estadounidense. En los últimos tres meses, el yuan perdió un 7% de su valor frente al dólar. Solo en abril, registró su mayor caída mensual. En el mismo mes, las reservas de divisas de China sufrieron la mayor caída desde finales de 2016.

Es un giro brusco para el yuan, que fue una de las monedas más fuertes del mundo en 2021.

publicidad

Los analistas dicen que una combinación de las restricciones de covid de Beijing y las subidas de tipos de la Reserva Federal de EE.UU. han hecho que los inversores se muestren recelosos a la hora de mantener su dinero en China. El país fue testigo de salidas récord de bonos chinos en febrero y marzo.

"Un dólar estadounidense más fuerte, la falta de confianza en las perspectivas económicas de China y la reducción del diferencial de los tipos de interés entre China y EE.UU. han contribuido a la rápida depreciación de la moneda", dijeron los analistas de Goldman Sachs este viernes.

Continúan los confinamientos en China

Hasta ahora, al menos 32 ciudades del país siguen bajo confinamientos totales o parciales, ya que el gobierno del presidente Xi Jinping persigue sin descanso su política de covid cero, que ha afectado a casi todas las industrias y ha hecho retroceder la economía.

Esta semana, las autoridades endurecieron las restricciones por el covid en las dos ciudades más importantes del país —Shanghái y Beijing— después de que Xi prometiera redoblar "inquebrantablemente" la estricta política de cero covid.

Las ventas de Tesla en China caen un 98% 1:06

La preocupación por estas restricciones se intensificó aún más este viernes, cuando China prohibió a los ciudadanos salir al extranjero por motivos no esenciales.

"El nerviosismo por el hecho de que China siga cerrada en un futuro próximo" se ha traducido en una preferencia por el dólar estadounidense frente al yuan, dijo Stephen Innes, socio gerente de SPI Asset Management en una nota de investigación el viernes.

El acto de equilibrio de China

El banco central ha intentado limitar los daños. En una medida sin precedentes, el Banco Popular de China redujo a finales de abril la cantidad de divisas que los bancos deben mantener como reservas al 8% desde el 9%.

Esto frenó la caída del yuan durante unos días, pero pronto volvió a caer.

Una moneda más débil tiene algunas ventajas. Al abaratarse el yuan, las exportaciones chinas son más competitivas. Esto podría ayudar a la difícil economía china, que el mes pasado registró el menor ritmo de crecimiento de las exportaciones en dos años.

Mientras el ritmo de la depreciación sea comedido, "los responsables políticos podrían dar la bienvenida a una moneda más débil", dijeron los analistas de Goldman Sachs.

Pero una rápida caída de la moneda puede desatar el pánico de los inversores y la fuga de capitales, desestabilizando la economía y provocando reacciones en cadena en los mercados internacionales.

Los analistas de UBS prevén que el yuan podría debilitarse aún más en los próximos meses, rompiendo el nivel de 7 por dólar en algún momento. La última vez que cotizó por debajo de ese umbral fue en julio de 2020, tras lo cual comenzó a apreciarse a medida que la Fed mantenía la política monetaria flexible y la economía china se recuperaba de la pandemia.

El valor más bajo del yuan registrado es de 8,28 por dólar. No cotizaba tan bajo desde julio de 2005, cuando Beijing puso fin a su prolongada política de vinculación de la moneda al dólar y permitió su apreciación.

Las autoridades chinas probablemente endurecerán los controles sobre las salidas de capital si la depreciación se descontrola, dijeron.

"Los próximos días serán clave", dijeron los analistas de Goldman.