(CNN) – El fundador del sitio de intercambio de contenidos Megaupload, que fue cerrado la semana pasada por el FBI, se presentó ante la corte en Nueva Zelandia este lunes. Mientras el Departamento de Justicia de EE.UU. busca su extradición, así como la de otras personas de la empresa bajo cargos criminales, su abogado insiste en la inocencia de su cliente.

Recordemos que luego del cierre de megaupload, las autoridades de EE.UU. anunciaron acusaciones contra siete personas conectadas al sitio, acusándolas de “operar una empresa internacional de crimen organizado responsable a nivel mundial de piratería en línea de material bajo leyes de derecho de autor”.

Cuatro de esas personas fueron arrestadas en Nueva Zelandia por pedido del gobierno de EE.UU.; incluyendo a Kim Dotcom, el fundador del sitio, también conocido como Kim Schmitz de nacionalidad alemana, luego de una dramática incursión en la lujosa residencia en la zona norte de Auckland.

Este lunes en una sala atestada de gente, el abogado de Dotcom, Paul Davison dijo que su cliente es inocente y se le debería conceder la libertad bajo fianza.

“El señor Dotcom niega enfáticamente cualquier conducta criminal y niega la existencia de una ‘megaconspiración’,” dijo.

Pero los fiscales, actuando en nombre de las autoridades de EE.UU., argumentaron que el pedido de fianza a Dotcom sebía ser denegado por su riesgo “extremo” a que abandone el país. Dotcom es residente de Nueva Zelandia y de Hong Kong.

Alexa, el sitio que mide el tráfico de los sitios de Internet, posicionó a Megaupload en el puesto 72 a nivel mundial, como más visitado antes de que fuera sacado de circulación.

El argumento de las autoridades de EE.UU. es que Megaupload ha generado más de 175 millones de dólares en ganancias ilegales a través de publicidad y la venta de membresías premium. En el momento del cierre del sitio las autoridades confiscaron los servidores, nombres de dominios y congelaron activos por 50 millones de dólares. Entre ellos 18 vehículos de lujo confiscados por la policía neozelandesa durante el allanamiento de la mansión de Dotcom, incluyendo varios Mercedes de última generación, un Rolls Royce Phantom y un Cadillac rosa modelo 1959.

Davison argumentó que su cliente, sin acceso a sus activos y a sus documentos para viajar, no presentaba un riesgo de vuelo realista y también indicó que Dotcom se quería quedar en Nueva Zelandia con sus hijos y su mujer, que está embarazada.

El abogado criticó la agresividad de la policía y los fiscales en detener y acusar a Dotcom diciendo que “se aumentó a niveles más allá de lo normal la naturaleza y gravedad de la supuesta ofensa”. Además sugirió que se creó “una real malinterpretación del negocio de Megaupload”

El juez que entiende en la causa decidirá los pedidos de fianza para Dotcom, así como para Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van del Kolk, el martes o miércoles.

A pesar de los cargos contra su persona, Dotcom apareció “muy calmo” en la corte, según dijo Emma Brannam, reportera de TV3 de Nueva Zelandia, presente en el lugar. Dotcom permaneció en silencio durante la presentación ante la justicia y no se dio vuelta a mirar al gentío que estaba allí para apoyar a Megaupload, dijo la reportera.