CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Directo USA

Marco Rubio se defiende de las acusaciones de que “embelleció” su historia familiar

Por CNN en Español

Por Juan Carlos López, CNN

Washington (CNN) – El senador republicano de Florida Marco Rubio vuelve a ocupar titulares.

Desde hace semanas suena como un posible compañero de formula de los aspirantes a la nominación del Partido Republicano a la presidencia, pero Rubio ha dicho en más de una oportunidad que no le interesa la vicepresidencia, por lo menos por ahora.

Y esa atención y el potencial de su carrera generan cada vez más escrutinio por algunos de los mismos activistas que insisten en que el presidente Barack Obama no nació en Estados Unidos, a pesar de que está plenamente documentado que llegó al mundo en Hawai, hijo de madre estadounidense y padre keniano.

En el caso de Rubio no ponen en duda que naciera en Estados Unidos. El senador nació en Miami en 1971. Sus padres eran en ese momento residentes legales. ¿Tema resuelto? No.

La enmienda 14 de la Constitución establece que quien nace en suelo estadounidense es ciudadano del país, pero quienes dicen que Marco Rubio no lo es, interpretan esa enmienda de otra manera; consideran que un ciudadano estadounidense, para ocupar la presidencia, debe haber nacido en el país y ser de padres estadounidenses. Los padres de Marco Rubio obtuvieron la ciudadanía en 1975.

No existe ningún impedimento para que Marco Rubio, quien llegó al Senado en 2010, aspire a la presidencia. El grupo que se opone es poco influyente y visto por expertos como marginal y extremo, pero es parte de la atención que llega con el éxito.

Con apenas 40 años, Rubio es visto como una de las figuras del futuro en el Partido Republicano. Su reciente enfrentamiento con la cadena televisiva Univisión, a la que su oficina acusó de haber intentado presionarlo para que les diera una entrevista a cambio de suavizar o no presentar un informe sobre el pasado criminal de su cuñado – detenido en 1986 por narcotráfico, cuando Rubio tenía 16 años y estaba en la secundaria – y que la cadena niega, es solo uno de las polémicas recientes.

Ahora ponen en duda la narración que Rubio ha presentado de su vida como hijo de exilados cubanos que dejaron la isla por la llegada al poder de Fidel Castro en 1959. Informes de prensa revelan que sus padres llegaron antes, en 1956, y los describen como inmigrantes económicos, no políticos. Insinúan que Rubio creó una biografía para favorecer sus intereses políticos, algo que niega.

En un comunicado, Rubio asegura que las fechas que ha presentado se basan en lo que escuchó de su familia, en lo que sus padres recordaban de hechos ocurridos hace 55 años y que apenas recientemente conoció las fechas exactas.

Agrega que sus padres llegaron de Cuba con la esperanza de regresar a la isla si las cosas mejoraban; que en 1961 su mamá y sus hermanos mayores regresaron a Cuba y sus papá se quedó en Estados Unidos organizando los asuntos familiares para regresar.

“Después de varias semanas viviendo allí, se dio cuenta de la dirección en que Castro llevaba a Cuba y regresó un mes después a Estados Unidos para nunca volver”, dijo en el texto.

El senador Rubio termina su comunicado asegurando que su familia se exilió de su país porque no quería vivir bajo el comunismo, un dato que asegura “no se puede refutar, y que decir lo contrario es indignante”.

La pregunta es si sus explicaciones dejarán satisfechos a quienes han indagado la vida familiar de Rubio, quien con menos de dos años en el Senado, recibe más atención en los medios que algunos de sus colegas que integran ese cuerpo desde hace muchos años más.