CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

«Hackear» tu iPhone no debe ser ilegal, dicen activistas de internet

Por CNN en Español

(CNN) — Recién salidos de una victoria que retrasó un par de proyectos de ley contra la piratería en línea, los defensores de la libertad en la web ahora están luchando por preservar su derecho a realizar un «jailbreak» (hackeo) en el iPhone.

La Electronic Freedom Foundation (EFF), un jugador clave en la lucha contra la Stop Online Piracy Act (SOPA), está instando a la gente a pedir al gobierno de Estados Unidos que declare que hackear su propio smartphone, tableta u otro dispositivo no es un delito.

“Los teléfonos inteligentes, tabletas, y consolas de videojuegos son potentes computadoras con un gran potencial sin explotar”, indica el grupo en su sitio web. “Sin embargo, muchos de estos dispositivos están configurados para ejecutar solamente el software que ha sido aprobado por el fabricante.

“Modificar un dispositivo para ejecutar software independiente —lo cual es conocido como «jailbreaking»— es importante para los programadores, entusiastas y usuarios”.

Hacer «jailbreak» a un teléfono ofrece a los usuarios la posibilidad de descargar aplicaciones no autorizadas de cualquier fuente. Es especialmente popular en los iPhones debido al famoso entorno cerrado de Apple, que sólo permite que las aplicaciones compradas en sus propias tiendas sean utilizadas en los teléfonos.

El «jailbreaking» también permite a los propietarios desbloquear el teléfono y cambiar de operador móvil. Los teléfonos y iPads de Apple generalmente vienen con un contrato de exclusividad con un proveedor de servicios móviles (inicialmente sólo AT&T en Estados Unidos, aunque se han añadido versiones de Verizon y Sprint).

En julio de 2010, la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos emitió un fallo que eximía al «jailbreaking» de la Digital Millennium Copyright Act (DCMA), la misma ley usada para cerrar el sitio de intercambio de archivos MegaUpload.

Bajo DCMA, Apple tenía el derecho de solicitar una multa gubernamental de 2,500 dólares por la “elusión de medidas tecnológicas”. Eso podría interpretarse como extensivo al «jailbreaking», ya que el software del iPhone iOS tiene derechos de autor.

Apple nunca ha multado realmente a ninguno de sus clientes, pero mantuvo su derecho a hacerlo y presentó una objeción al fallo de la Oficina de Derechos de Autor mientras se encontraba en las etapas de planificación.

La EFF está pidiendo a la Oficina de Derechos de Autor que amplíe la exención de 2010, que de otra manera expirará este año, y que añada a tabletas como la iPad a la misma. También aboga por una exención específica para las consolas de videojuegos.

El grupo está pidiendo específicamente “a las personas que dependen de la capacidad de «jaibreak» para escribir, usar y/o hacer ajustes con software independiente (desde aplicaciones útiles hasta parches de seguridad esenciales)” ponerse en contacto con la oficina.

El Software Freedom Law Center, otro grupo que trabaja sobre el tema, está pidiendo que las exenciones se extiendan a todos los dispositivos de computación personal.

“La gente debe tener el derecho de controlar el software que se ejecuta en los dispositivos que poseen”, dijo Aaron Williamson, un abogado del grupo. “Ese derecho es esencial para el continuo desarrollo de software libre y de código abierto, y es fundamental para nuestra privacidad, seguridad y libertad, en línea y fuera”.

Apple no respondió a una solicitud para hacer comentarios en este artículo.

En el pasado, la empresa ha dicho que el «jailbreaking», que anula la garantía del iPhone, puede causar fallas y otros problemas.

“El objetivo de Apple siempre ha sido asegurar que nuestros clientes tengan una gran experiencia con su iPhone, y sabemos que el «jailbreak» puede degradar severamente la experiencia”, dijo un portavoz de la empresa en respuesta a la sentencia de la Oficina de Derechos de Autor en 2010. “La gran mayoría de los clientes no hacen «jailbreak» en su iPhone”.