(CNN) - Paolo Guerrero y la Federación Peruana de Fútbol (FPF) aún no se dan por vencidos y tocaron otra puerta para que el delantero pueda jugar en Rusia 2018.

Tras no obtener buenas noticias en la reunión con Gianni Infantino, presidente de la FIFA, el jugador del Flamengo brasileño y Edwin Oviedo, presidente de la FPF, siguen en Suiza e iniciaron este viernes un proceso de apelación ante el Tribunal Federal Suizo.

LEE: Si Paolo Guerrero no va a Rusia 2018 con Perú, ¿qué otros delanteros tiene Gareca?

Lo que Paolo Guerrero y Oviedo esperan es que esta institución suspenda la sanción de 14 meses que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) impuso al futbolista peruano por haber dado positivo en un control antidopaje. Si este castigo sigue en pie, Paolo Guerrero no podrá jugar en la Copa del Mundo, pues la pena le prohíbe participar en cualquier partido de la FIFA.

El TAS aceptó que Guerrero "no intentó mejorar su rendimiento ingiriendo la sustancia prohibida" y agregó que no hubo "falta o negligencia significativa", pero el panel del tribunal insistió en que el jugador podría haber tomado medidas para evitar la violación.

Paolo Guerrero y la Federación Peruana de Fútbol no pierden las esperanzas para que el delantero del Flamengo brasileño juegue en Rusia 2018. (Crédito: CRIS BOURONCLE/AFP/Getty Images)

Oviedo, informó la FPF, "ha entregado una declaración jurada, en la cual resalta los valores, la trayectoria y la importancia de Paolo Guerrero como jugador de nuestra Selección Peruana de Fútbol". Asimismo, Oviedo aseguró que presentó el documento "con la convicción de ver a Paolo en el Mundial, que refleja el sentir de la FPF y de todo el país".

Entre los argumentos que Edwin Oviedo presentó en el documento están que 'el Depredador', como se le conoce a Paolo Guerrero, "pertenece al grupo de contados jugadores de fútbol peruanos que han sabido exportarse a Europa" y que llegar a Rusia 2018 "cuenta muchísimo para él, pues a su edad ya no puede razonablemente esperar participar en la Copa del Mundo del 2022 en Qatar". Asimismo, aseguró que "su ausencia, por tanto, ocasionaría un daño irreparable a él y también al equipo".