CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cambio climático

El calentamiento de los océanos está matando a los delfines

Por Jen Christensen

(CNN) — Los delfines pueden estar en serios problemas a medida que la temperatura aumenta con el calentamiento global.

Después de que una ola de calor golpeó las aguas de Australia Occidental en 2011, los científicos notaron que las temperaturas más cálidas de los océanos causaban que hubiera menos nacimientos de delfines y disminuían la tasa de supervivencia del animal.

La ola de calor causó que la temperatura del agua de un área llamada Bahía Shark, o Bahía Tiburón, subiera unos 4 grados por encima del promedio anual. Después de la ola de calor, la tasa de supervivencia de algunas especies de delfines cayó un 12%, según un estudio publicado el lunes en la revista Current Biology.

Los delfines también dieron a luz a menos crías.

Lo que preocupa a los investigadores es que este cambio en la tasa de natalidad no solo se observó inmediatamente después del año de la ola de calor. Estudiaron a los delfines que vivían en Bahía Shark entre 2007 y 2017, y la disminución de los nacimientos duró al menos hasta 2017.

MIRA: 2018: el año en el que los océanos se calentaron más que nunca

“En realidad fue una casualidad. Hemos estado trabajando en esa zona de Bahía Shark desde 2007, ahora como parte de un gran estudio”, escribió en un correo electrónico Michael Krützen, autor del estudio y director del Departamento de Antropología de la Universidad de Zúrich.

Los investigadores observaron que las aguas más cálidas mataban muchas plantas de la llamada pradera marina, lo que arrastra consigo a todo el ecosistema de la bahía. Esta proporcionan alimento y protección para los animales que viven allí.

“Una vez nos dimos cuenta de que el evento de agua cálida de 2011 tuvo consecuencias tan devastadoras en los lechos de pasto marino en Bahía Shark, nos preguntamos si [los animales] en la parte superior de la cadena alimentaria también podrían verse afectados”, dijo Krützen.

Dijo que fue una sorpresa que incluso seis o siete años después de la ola de calor, todavía no había “ninguna señal clara de que las cosas habían vuelto a la normalidad: la supervivencia y la reproducción eran aún más bajas, por lo que estos efectos a corto plazo han tenido consecuencias a largo plazo sobre la megafauna marina”.

No está claro qué está causando el cambio en la supervivencia de los delfines y la tasa de natalidad. Puede ser porque menos recién nacidos sobrevivieron a las temperaturas más altas. Los delfines pueden haber estado descuidando a sus descendientes debido al cambio ambiental. O el calor podría haber retrasado la madurez sexual del animal. El equipo espera realizar más estudios para averiguarlo.

MIRA: Cambio climático: ¿cuál es el pronóstico más preocupante para los próximos 100 años?

No todos los grupos de delfines fueron afectados. Algunos de los que están en Bahía Shark usan esponjas como herramientas para cazar, y esos delfines no tuvieron tanto impacto negativo, al menos no en el período de tiempo que observaron los investigadores. Sin embargo, a largo plazo, no saben si esos animales se verían afectados de manera similar.

Hace tiempo que los científicos saben que un océano más cálido es una mala noticia para los animales. Según muestran los estudios, el calor estresa toda la cadena alimenticia del océano. Los océanos más cálidos contienen menos oxígeno, lo que puede causar la muerte masiva de peces. Los corales, hogar de muchos peces y otras criaturas marinas, también son extremadamente sensibles a la temperatura. Las olas de calor entre 2016 y 2017 mataron a la mitad de los corales en la Gran Barrera de Coral, por ejemplo.

LEE: El calentamiento global está matando a la Gran Barrera de Coral, según estudio

Es probable que haya muchas más olas de calor en el océano. El cambio climático es particularmente duro para los océanos, que absorben el 93% del desequilibrio energético de la Tierra. Los estudios han encontrado que los océanos se han estado calentando a un ritmo acelerado desde la década de 1960.

“La supervivencia y la reproducción son parámetros importantes que nos informan sobre la salud de una población”, dijo Krützen. “Parece que los fenómenos meteorológicos extremos amenazan la existencia de las poblaciones de mamíferos marinos. Si queremos conservar estas poblaciones, tenemos que pensar cómo se puede mantener la frecuencia de tales eventos al mínimo”.

MIRA: La razón por la que 54 delfines se quedaron varados en esta playa mexicana

¿Qué puede detenerlo? “Deje de usar combustibles fósiles”, dijo Krützen. El aumento en el uso de combustibles fósiles está causando directamente el cambio climático, según lo que demuestran los estudios.

“En serio”, dijo. “No estoy seguro de que estos efectos con la gran destrucción de los pastos marinos no puedan ser eliminados o reparados por los humanos. La naturaleza lo hará, pero lleva tiempo en el caso de Bahía Shark”.