(CNN) - Las olas de calor marino causadas por el calentamiento global están matando a los corales de la Gran Barrera de Coral de Australia, el sistema de arrecifes más grande del mundo, según un estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

La Gran Barrera de Coral experimentó una ola de calor marina extendida en 2016 que causó la decoloración o blanqueamiento masivo y posterior muerte de corales. La mayor parte del impacto fue a lo largo de 805 kilómetros del norte de la Gran Barrera de Coral, su región más pura.

El arrecife soportó el blanqueamiento de los corales en 1998 y 2002, pero la región norte sufrió daños menores en ese momento. El blanqueamiento por el calor en los corales comenzó a aumentar en 2014 y continuó hasta 2017.

LEE: Calentamiento global, una realidad que no admite duda

Este evento significó que las olas de calor marino que causan el blanqueamiento afectaron a tres cuartas partes de los arrecifes de coral del mundo, dijeron los investigadores.

El blanqueamiento ocurre cuando las algas que viven dentro de los corales mueren. Todo apunta al calentamiento global.

La ola de calor marina de 2016 causó el fenómeno de decoloración de coral más severo y catastrófico que la Gran Barrera de Coral haya experimentado alguna vez, concluyó el estudio. En general, estos eventos han afectado a todas las partes del arrecife.

"Perdimos el 30% de los corales en el período de nueve meses entre marzo y noviembre de 2016", dijo en un comunicado Terry Hughes, autor del estudio y director del Centro de Excelencia del Consejo Australiano de Investigación para Estudios de Arrecifes de Coral de la Universidad James Cook.

Por si fuera poco, otra ola de calor golpeó el arrecife en 2017.

"Hemos visto la mitad de los corales en la Gran Barrera de Coral muertos por el cambio climático en solo dos años", escribió en un correo electrónico Mark Eakin, autor del estudio y coordinador de la Coral Reef Watch de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. "Este estudio muestra que los arrecifes de coral que se han visto menos afectados por el estrés térmico en el pasado son más sensibles al estrés por calor de lo que creíamos. También muestra que el cambio climático amenaza la diversidad que es el sello distintivo de los arrecifes de coral", agregó.

Eakin dijo que el aumento en las olas de calor marino está claramente impulsado por el aumento de las temperaturas debido al aumento del dióxido de carbono y otros gases que atrapan el calor en la atmósfera debido a la actividad humana.

El evento de 2016 comprometió el 30% del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, que incluye 3.863 arrecifes.

El algunos arrecifes el blanqueamiento de corales ha llegado al 90%, según estudios.

"Es como perder la mitad de los árboles en los Apalaches o las Montañas Rocosas en solo dos años", dijo Eakin.

Asimismo, es muy difícil que el coral se recupere.

"En las mejores condiciones, los corales de crecimiento más rápido tardan entre 10 y 15 años en regresar", escribió Eakin. "Desafortunadamente, nuestro reciente artículo en Science mostró que los eventos graves de blanqueamiento de corales ocurren cada seis años, en promedio, en los arrecifes de coral del mundo. A menos que reduzcamos el dióxido de carbono en la atmósfera, el aumento de las olas de calor marino volverá con demasiada frecuencia para los arrecifes. para recuperar", añadió.

LEE: Aumento en nevadas antárticas podría reducir el incremento del nivel del mar... pero solo un poco

La Gran Barrera de Coral es considerada como una de las siete maravillas naturales del mundo y es la estructura viva más grande del planeta. Incluso es visible desde el espacio.

Atrae a 2 millones de visitantes al año, genera 64.000 empleos y ha contribuido con alrededor de 6.400 millones de dólares anuales a la economía australiana, según la Fundación de la Gran Barrera de Coral.

Según los investigadores, si no se evita que las temperaturas globales suban más de 2 grados centígrados desde los niveles preindustriales será fatal para la Gran Barrera de Coral.

"A menos que los humanos controlen el cambio climático, el aumento en la frecuencia e intensidad de las olas de calor marinas destruirá la mayoría de los arrecifes de coral en todo el mundo", dijo Eakin sobre este efecto del calentamiento global en la Gran Barrera de Coral.

Corales blanqueados en la isla Orpheus, en Australia.