CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

¿Por qué tu salud está en riesgo durante una ola de calor?

Por Nina Avramova

(CNN Español) — Muchos lugares en Europa están experimentando su junio más caluroso registrado. Esta semana hubo en Alemania una temperatura récord de 38,6 grados centígrados.

Las autoridades meteorológicas nacionales en Bélgica, República Checa, Francia, Alemania, Italia, España y Suiza han emitido advertencias de calor, aconsejando a las personas que eviten las actividades agotadoras durante las horas cálidas del día, beban mucha agua y se mantengan alejadas del sol.

Hay diferentes formas de poner en riesgo tu salud durante una ola de calor. Esto es lo que debes saber y cómo protegerte.

LEE: La ola de calor de esta semana en Europa es un anticipo de lo que nos espera por la crisis climática

Cómo reacciona tu cuerpo al calor

Después de la exposición a altas temperaturas, muchas personas sufrirán efectos secundarios leves y temporales, como náuseas, mareos y fatiga, dijo Owen Landeg, un importante científico de salud pública ambiental de la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.

“Lo importante, sin embargo, es que en ese momento todos podemos tomar medidas para prevenir los efectos más graves del calor”, dijo Landeg.

Esto incluye el agotamiento por calor, que ocurre te calientas mucho y tu cuerpo pierde agua o sal. Los síntomas incluyen dolores de cabeza, debilidad, calambres musculares y sensación de desmayo o enfermedad. El agotamiento por calor podría llevar a un golpe de calor, una condición mucho más grave, según la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.

La insolación es menos común, pero más peligrosa que el agotamiento por calor. Ocurre cuando la temperatura de tu cuerpo aumenta por encima de 40 grados centígrados.

Al mismo tiempo, también experimentas cambios profundos en la función cerebral: “Alteraciones en la conciencia o estado mental”, dijo a la doctora Corey Slovis, profesora y presidenta de medicina de emergencia en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, a CNN en 2017. Con un golpe de calor, “corres el riesgo de sufrir daños permanentes en el cerebro, el corazón y los riñones, y corres el riesgo de morir porque el golpe de calor es potencialmente mortal”, dijo.

El tratamiento consiste en enfriar rápidamente al paciente con baños de hielo, paquetes y ventiladores para que tu temperatura corporal vuelva a la normalidad.

Las muertes y enfermedades durante una ola de calor se deben principalmente a enfermedades respiratorias y cardiovasculares, según un informe de 2015 de la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.

Cómo el sol puede afectar tu salud

Los cielos soleados y las altas temperaturas ponen a las personas en mayor riesgo de sufrir quemaduras solares, pero no es solo una molestia a corto plazo.

Antony Young, profesor emérito de Fotobiología Experimental en el King’s College de Londres, advierte que la mayoría del daño causado por la radiación ultravioleta no es visible a simple vista.

El cáncer de piel es un efecto retardado, y la condición posiblemente demore 20 años en aparecer, según Young.

“Lo que vemos, típicamente de seis a 24 horas más tarde, es una quemadura solar. Pero eso es solo la manifestación clínica, si lo desea, de una gran cantidad de daño que comienza a ocurrir tan pronto como expone su piel al sol”.

“Debido a que no reparamos todo el daño, recibimos cambios esencialmente en nuestro ADN en la piel que son los precursores del cáncer de piel”, dijo Young. “Prácticamente todos los cánceres de piel son causados por la exposición a la luz solar”.

La exposición a los rayos ultravioleta del sol (o las camas solares) también puede acelerar la edad aparente de la piel y causar arrugas más profundas.

La aplicación adecuada de protector solar es una buena manera de protegerse contra los daños de la radiación UV, dijo Young. Una mujer de tamaño normal que toma el sol en un traje de baño necesitaría aproximadamente 30 gramos, aproximadamente 1 onza, de protector solar para todo su cuerpo, “lo que en realidad es bastante”, dijo Young. “La gente suele aplicar un tercio de eso, por lo que se trata de un tercio del SPF que creen que están obteniendo. Ese es el problema, la gente simplemente no usa sus filtros solares lo suficientemente bien”.

Young también piensa que las personas deberían comprar un protector solar SPF más alto para obtener una mejor protección contra los rayos UV.

¿Quién está en mayor riesgo durante una ola de calor?

Las personas mayores y los niños muy pequeños son particularmente vulnerables a los efectos del calor, explicó Landeg.

Las personas con enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas o mentales, también son más vulnerables durante las olas de calor, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC).

Las personas con enfermedades crónicas pueden “tener menos probabilidades de detectar y responder a los cambios de temperatura”, según los CDC, o “tomar medicamentos que pueden empeorar el efecto del calor extremo”.

Si estás tomando medicamentos que afectan la sudoración y el control de la temperatura (diuréticos, antihistamínicos o bloqueadores beta, por ejemplo), también tienes un mayor riesgo durante las olas de calor, según la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.

¿Qué hacer durante una ola de calor?

Es importante mantenerse hidratado tomando muchos líquidos. Pero no te llenes de bebidas azucaradas o alcohólicas ya que esto te haría perder más líquido corporal. De acuerdo con los CDC, no bebas agua fría, ya que podría causarte calambres estomacales.

Asegúrate de que tu bebida también reemplace la sal y los minerales que has perdido debido a la sudoración; las bebidas deportivas pueden hacer ese trabajo.

Aplica protector solar en la piel expuesta y usa ropa ligera.

Asegúrate de disfrutar del clima cálido en un lugar fresco y haz ejercicio al aire libre durante las horas más frías del día: por la mañana o por la noche.

Sigue tomando los medicamentos recetados, pero ten cuidado de que algunos puedan reducir tu tolerancia al calor, advierte la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.