CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El sexo se complica durante la pandemia

Por Terry Ward

(CNN) — Cuando golpeó la pandemia, las parejas se sintieron preocupadas por enfermarse, perder ingresos, educar a sus hijos en casa mientras trabajaban a tiempo completo (o preocuparse a tiempo completo por enviarlos a la escuela).

No es una receta perfecta para el sexo.

El estrés ha sido demasiado para una pareja de Texas en sus 40 con dos hijos, según una mujer que no quiso ser nombrada debido a la naturaleza delicada de la historia, dado su trabajo de alto perfil en Austin.

«Dejé de hacer ejercicio porque tenía demasiado miedo de la plaga que asolaba la sociedad», dijo.

«Mientras estaba asustada y sin hacer nada, me dañé la espalda y no pude moverme durante dos semanas», dijo la mujer, que ahora trabaja en tecnología de la información desde casa junto a su esposo.

Luego su esposo tuvo un problema de salud no relacionado con el covid que «apagó las brasas que pudieron haber sobrevivido a todo nuestro trauma de encierro».

publicidad

El covid-19 ha invadido casi todos los aspectos de nuestras vidas. Por lo tanto, no es de extrañar que también se haya infiltrado en nuestras habitaciones, para bien o para mal.

Muchas personas informan sobre desafíos en sus vidas y relaciones sexuales, según los primeros hallazgos del estudio Sexo y Relaciones en Tiempos de Covid-19 en curso. Este es realizado por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, que investiga cuestiones relacionadas con el género, la sexualidad y la reproducción.

LEE: Usa una mascarilla mientras tienes relaciones sexuales y evita besar gente nueva, aconseja la principal médica de Canadá

Lo que dicen las encuestas sobre sexo y pandemia

Hasta ahora los resultados son heterogéneos, dijo Justin Lehmiller, investigador del Instituto Kinsey y autor de «Dime lo que deseas», un libro sobre la ciencia del deseo sexual.

«Algunas personas informaron que sus vidas sexuales y románticas habían mejorado e informaron que sus relaciones eran mejores y más fuertes que nunca», dijo. «Pero un número mayor (de encuestados) reportó desafíos en sus vidas y relaciones sexuales».

El estudio se inició a mediados de marzo, y los investigadores inicialmente recibieron respuesta de aproximadamente 2.000 encuestados, el 75% de los cuales eran estadounidenses y el 25% eran de otros países, entre las edades de 18 y 81 años en diversas relaciones. Casi el 53% de los participantes se identificó como heterosexual, casi el 20% como bisexual y el resto como: queer, pansexual, gay/lesbiana u otro.

Aproximadamente el 44% de los participantes informaron una disminución en la calidad de su vida sexual. El 30% informó una disminución en sus vidas románticas, según los primeros hallazgos del estudio longitudinal, que se encuentra en su sexta ola y continuará durante varios meses más.

Un 14% dijo que su vida sexual había mejorado, dijo, y un 23% informó que su relación estaba en un punto mejor.

Y el verano, dijo Lehmiller, no trajo salvación.

Cuando la gente se va de vacaciones y tiene más tiempo libre, suele haber más actividad sexual. Pero la ola más reciente de recopilación de datos de este verano indicó que nuestra vida sexual aún no se ha recuperado a los niveles de veranos pasados. «Este verano realmente parece ser la excepción a ese pico», dijo.

MIRA: Día Mundial de la Salud Sexual: estos son tus derechos sexuales

Más estrés es igual a menos sexo

La disminución de la calidad de la vida sexual a menudo se correlaciona con niveles más altos de estrés, según Lehmiller.

«Sabemos que el estrés proviene de muchas fuentes diferentes, es complejo y multifactorial», dijo. «Cuanto más estresadas informaron sentirse las personas, menos deseo sexual».

Eso es cierto incluso cuando el negocio va bien. Para Marcus Anwar, de 31 años, trabajar muchas horas en Toronto dirigiendo OhMy, el sitio web de anuncios clasificados que fundó en 2017, parece estar afectando su vida sexual con su prometida. Con todo moviéndose en línea, los ingresos de OhMy han triplicado sus ingresos desde que comenzó la pandemia, dijo. Pero eso ha significado menos tiempo libre para la pareja.

«Hay días en los que trabajo de 14 a 16 horas. Tener el fin de semana libre es cosa del pasado», dijo Anwar. «Cuando termino de trabajar, trato de pasar tiempo de calidad con Tiffany. Pero, desafortunadamente, hay constantes llamadas y correos electrónicos que tengo que responder. Eso hace que sea muy difícil separar el trabajo de la vida personal».

«A pesar de que hemos estado juntos durante tantos años, simplemente no se sentía como antes, cuando ambos queríamos tener relaciones sexuales», dijo Tiffany, de 29 años, quien se negó a dar su apellido por razones de privacidad. «Cuando no había un millón de cosas de las que tener que preocuparnos por hacer».

LEE: Los jóvenes tienen menos sexo que nunca en Estados Unidos

Hablar de sexo y pandemia es difícil

Diana Wiley, una terapeuta sexual certificada con sede en Seattle y terapeuta matrimonial y familiar, le dijo a CNN que hablar sobre sexo puede ser muy difícil.

«Algunas personas están tan estresadas que simplemente han guardado la carpa del sexo: no quieren hacerlo», dijo Wiley. En su libro, «Love in the Time of Corona» («El amor en los tiempos del coronavirus»), comparte consejos para reconectarse sexual y emocionalmente en tiempos difíciles.

Wiley sugirió algunas formas para que las parejas intenten volver a encarrilar su vida sexual en tiempos de pandemia. Incluidos consejos para ejercicios de caricias por todo el cuerpo que comienzan con el contacto no sexual para ayudar a liberar el estrés.

Ser más consciente en el dormitorio y en general, dijo, también puede ser beneficioso.

«Toma el control de tus pensamientos en lugar de dejar que tu mente te haga caer en picada», dijo. «Es útil nombrar lo que es cierto en este momento: mi familia y mis amigos están sanos, por ejemplo».

Y si tienes que poner el sexo en el calendario, hazlo. «Es un mito que para que el sexo sea bueno, necesita ser espontáneo», dijo.

Algunos tienen relaciones sexuales más íntimas

Sin embargo, según los primeros hallazgos del Instituto Kinsey, no todos están guardando la carpa.

Para Bob Curley de Rhode Island y su esposa, quienes recientemente habían regresado a la escuela de posgrado, la pareja de más de 30 años se había adaptado a que ella estuviera fuera de casa con más frecuencia.

«Inicialmente, había mucho estrés en torno a la pandemia que no nos puso de buen humor», le dijo Curley a CNN. «Pero una vez que nos acostumbramos, realmente comenzamos a disfrutar del tiempo extra juntos».

Su comunicación mejoró dentro y fuera del dormitorio, dijo.

«Es posible que el sexo no haya aumentado significativamente en términos de frecuencia, pero la intimidad definitivamente sí», dijo Curley, y agregó que la pareja aprovechó la oportunidad para «empujar juntos algunos límites sexuales de una forma que de otra manera no hubiéramos encontrado el momento o energía para hacerlo».

El estudio de Kinsey lo respalda, con una de cada cinco personas probando al menos una nueva actividad sexual desde que comenzó la pandemia, dijo Lehmiller. Esto incluye cosas como probar una nueva posición sexual, ‘sexting’ o enviar fotos de desnudos y compartir o actuar fantasías sexuales.

«Este período ha sido una revolución sexual para mucha gente», dijo. Y agregó que las personas que están probando cosas nuevas tienen tres veces más probabilidades de reportar mejoras en su vida sexual que las que no.

LEE: Sexo en la era de covid-19: departamentos de Salud en EE.UU. te dan pautas y consejos para mantenerte seguro

Vida de soltero en tiempos de pandemia

Para las personas solteras que están considerando nuevas relaciones durante la pandemia, los sentimientos de aislamiento a menudo se combinan con preocupaciones de salud sobre el covid-19, dijo Jenni Skyler, terapeuta sexual certificada y directora del Instituto de Intimidad en Boulder, Colorado.

«Veo a mucha gente tomándolo como una oportunidad para conectarse en línea y cultivar la intimidad emocional primero antes de saltar a algo físico», dijo.

Tal fue el caso de Jackie Bryant, residente de San Diego de 34 años, quien escribe un boletín mensual sobre la cultura del cannabis. Hasta hace poco, dijo que había estado examinando aplicaciones de citas pero que no se había reunido con nadie en persona debido a los problemas de salud de la pandemia.

«He sido mucho más exigente, hablé con varias personas, intenté tener la mente abierta, pero no acepté ver a nadie a menos que pareciera realmente prometedor», dijo Bryant. «Existe esta capa muy real de muerte y enfermedad ligada a la intimidad humana ahora».

La pandemia hizo que «profundizara aún más en lo que estaba buscando», dijo. «¿Voy a arriesgar mi vida por algún tarado?… ya no».

Durante una reciente segunda cita socialmente distanciada que terminó con un momento incómodo pero lindo al decir adiós, Bryant dijo que ella y el hombre hablaron de sus reglas de seguridad personal. «Yo estaba como, ‘Para ti no tengo reglas'», dijo. «Desde lados opuestos de mi jardín, caminamos hacia el otro y nos besamos».

«He decidido que no puedo dejar esa parte de mi vida en espera. Necesito sexo, quiero tener una relación y quién sabe cuánto durará esto», dijo Bryant. «Aprendes a navegar eso dentro de los confines de covid».

Y la forma en que las personas navegan por la pandemia, al parecer, puede tener el poder de conducir a un resultado sexual más alegre.

«El panorama general emergente es que hay más luchas y desafíos», dijo Lehmiller. «Pero también hay un número considerable de personas que parecen estar prosperando durante esta situación».