CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Macroeconomía

La recuperación de la economía mundial toma impulso, pero todavía hay riesgos considerables

Por Julia Horowitz

(CNN Business) — Por fin tenemos una buena noticia: las perspectivas del crecimiento de la economía mundial mejoran claramente.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) actualizó el martes sus previsiones de crecimiento mundial y el pronóstico tiene una mejora significativa. El organismo indicó que «las perspectivas económicas mejoraron notablemente en los últimos meses» y apuntó al desarrollo de las vacunas contra el coronavirus y los anuncios de estímulos adicionales.

La agencia con sede en París espera que la economía mundial crezca un 5,6% en 2021. Esta cifra representa una mejora de más de un punto porcentual en comparación con su estimación de diciembre.

Se prevé que la economía de Estados Unidos crezca un 6,5% este año, más de tres puntos porcentuales de lo que se estimaba en diciembre. La agencia señaló los efectos del «apoyo fiscal fuerte» en el paquete de estímulo del presidente Biden con un valor de US$ 1,9 billones.

¿Cuándo podría llegar el nuevo cheque de estímulo? 1:05

Sin embargo, la OCDE también hizo énfasis en que sigue habiendo una incertidumbre extrema. Y advirtió que muchos factores podrían poner en riesgo la recuperación.

Los factores que podrían impactar en el crecimiento de la economía

Un ejemplo de esto: los inversores están cada vez más preocupados de que un aumento en la actividad pueda provocar un suba de los precios en los próximos meses. Esto podría obligar a los bancos centrales a subir los tipos de interés o a reducir las compras de bonos antes de lo previsto.

publicidad

Según la OCDE, un repunte de la demanda, especialmente de China, está haciendo subir los precios de los alimentos y los metales. Los precios del petróleo, por su parte, han experimentado una fuerte recuperación. El grupo dijo que va a ser fundamental que los responsables políticos mantengan el estímulo económico, incluso si la inflación supera algunos objetivos.

La posibilidad de que haya una subida pronunciada de los precios no es el único temor.

La agencia señaló que las campañas de vacunación avanzan en diferentes velocidades en el mundo y que todavía podrían surgir variantes del coronavirus que resistan las vacunas. «El avance lento en el despliegue de las vacunas y la aparición de nuevas mutaciones del virus resistentes a las vacunas existentes darían lugar a una recuperación más débil, una mayor pérdida de puestos de trabajo y un mayor número negocios en quiebra», señaló en su informe.

¿Aprendieron los gobiernos cómo responder a una crisis? 2:40

La OCDE pide que los gobiernos mantengan el apoyo

La OCDE también dijo que es esencial que los gobiernos mantengan su apoyo a la economía incluso cuando la situación empieza a mejorar. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, lanzó una advertencia similar al decir que los países no deben retirar los estímulos «de manera cruda». «Hay que evitar un endurecimiento prematuro de la política fiscal», dijo el grupo.

Otra preocupación son los niveles altos de deuda. La OCDE se centró en la carga de la deuda de las empresas en particular. Las cargas del servicio de la deuda están en niveles iguales o superiores a los de la crisis financiera de 2018 incluso cuando las rasas de interés están en mínimos históricos.

«Aunque algunas empresas han recurrido al endeudamiento para acumular reservas de efectivo considerables desde el inicio de la pandemia, un apalancamiento alto podría moderar las nuevas inversiones», señaló. Si la recuperación es más lenta de lo que se espera, o si los programas de apoyo gubernamentales terminan demasiado pronto, esto podría «desencadenar una mayor morosidad o defaults«.

En este momento eso solo son hipótesis. Pero también son hipótesis las expectativas del crecimiento, que se van a materializar en los próximos meses. El informe de la OCDE es un recordatorio de que, aunque las perspectivas son alentadoras, también son provisionales.