CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Racismo

Cuando una propietaria negra ocultó su raza, el valor de tasación de su casa se duplicó

Por Anna Bahney

(CNN Business) — Cuando Carlette Duffy hizo tasar su casa en Indianápolis como parte de una solicitud de refinanciamiento el año pasado, siguió siendo valorada mucho más baja de lo que esperaba.

Sospechando que su raza pudo haber jugado un papel en eso, ordenó otra tasación, pero esta vez ocultó que es una persona negra al quitar fotos familiares y otros elementos que indican su raza y pidió a una amiga blanca que se hiciera pasar por su hermana cuando se reúna con el tasador.

El valor de tasación se duplicó con creces durante la tercera tasación, lo que llevó a Duffy a presentar una queja de Equidad de Vivienda contra los prestamistas y tasadores con los que había trabajado alegando discriminación racial.

Duffy compró su casa por alrededor de US$ 100.000 hace tres años y, dada la apreciación del precio de la vivienda en su área, esperaba que el valor de su casa fuera de aproximadamente US$ 185.000 cuando solicitó refinanciar su préstamo en marzo del año pasado, según el Fair Housing Center of Central Indiana, una organización de vivienda sin fines de lucro que investigó su caso y presentó la denuncia en su nombre.

Pero su tasación fue de solo US$ 125.000. Una segunda tasación de otra empresa fue incluso más baja, US$ 110.000 dólares. Ella pagó por un análisis de mercado por separado para su casa, que concluyó con un posible precio de lista de US$ 187.000 y cuestionó ambas tasaciones. Pero le dijeron que los valores de tasación anteriores no se modificarían.

publicidad

«Me sentí completamente derrotada», dijo Duffy.

¿Discriminación?

Comenzó a preguntarse si su raza estaba afectando la forma en que se valoraba su casa y las propiedades comparables que se estaban utilizando. Así que estableció una prueba de vivienda justa.

Al organizar una tercera evaluación, no reveló su raza o género en la solicitud, según la denuncia. Mantuvo la comunicación por correo electrónico y le dijo al tasador que estaría fuera de la ciudad y que su hermano estaría en su casa durante la tasación. Eliminó fotos de ella y su familia, así como de arte afroamericano y algunos libros que podrían identificar su raza. Luego, una amiga blanca se hizo pasar por su hermana y conoció al tasador en lugar de a ella.

Esa tasación de la casa valoró su casa en US$ 259.000, casi US$ 150.000 más que su tasación más baja.

Al principio se sintió reivindicada, dijo en una entrevista en New Day de CNN. «Me permitió ver que sabía que tenía razón. Pero luego piensas en el hecho de que tuve que mudarme de mi casa para que mi casa tuviera valor, esa es la parte que realmente duele», manifestó. «Se sintió deshumanizante, se sintió desmoralizante».

Junto con el Centro de Vivienda Justa local, Duffy alega en las quejas presentadas ante el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés) que los prestamistas, las empresas de tasación y los tasadores con los que trabajó violaron las leyes de Vivienda Justa al permitir que la raza y el color afecten sus tasaciones o prácticas de préstamos. La demanda alega que las ventas de casas comparables, o compensaciones, utilizadas para valorar la casa de Duffy no eran justas porque provenían de casas ubicadas demasiado lejos o de vecindarios con características demográficas particulares.

Los mencionados en la denuncia han negado a CNN que haya habido discriminación. Como parte de estas presentaciones, HUD llevará a cabo una investigación para determinar si hubo violaciones legales.

Impacto en el vecindario

Las tasaciones más bajas que Duffy alega en su queja tienen un impacto, no solo en su patrimonio personal y el valor de su casa, sino en todo su vecindario.

Duffy vive en un vecindario históricamente negro en Indianápolis donde la propiedad de la vivienda a menudo se transmite a los miembros de la familia y menos casas se ponen a la venta, dijo Amy Nelson, directora ejecutiva de FHCCI, en una entrevista en New Day de CNN.

«No hay muchas composiciones», aseveró. «Pero su vecindario no debería ser devaluado por eso o por la raza de su vecindario en particular, cuando hemos visto a los vecindarios de quienes la rodean gentrificarse».

Las investigaciones han demostrado que las casas en vecindarios mayoritariamente negros se valoran menos que las casas en áreas principalmente blancas, incluso cuando el tipo de vivienda y los ingresos de las áreas son los mismos. En los vecindarios promedio de Estados Unidos donde la proporción de la población es 50% negra, las casas se valoran aproximadamente a la mitad del precio de las casas en vecindarios sin residentes negros, según una investigación reciente del Brookings Institute.

Las casas en los vecindarios de mayoría negra en Estados Unidos han sido subvaloradas en un promedio de US$ 46.000 durante casi una década, según un análisis reciente de Redfin. La firma examinó más de 73 millones de viviendas unifamiliares listadas y vendidas entre enero de 2013 y febrero de 2021 y encontró una brecha importante entre las casas vendidas en vecindarios de blancos y negros.

Comprar una casa en EE.UU. es una competencia de ofertas 3:08

La disparidad parece empeorar

Un estudio separado descubrió que la composición racial de un vecindario está afectando los valores ahora incluso más que hace 40 años, y la brecha de tasación se duplicó aproximadamente desde 1980. La brecha entre las tasaciones promedio de viviendas en los vecindarios de mayoría blanca y aquellos que son principalmente personas negras y latinas costaba US$ 164.000 en 2015, frente a unos US$ 86.000 en 1980, según un estudio de los sociólogos Junia Howell de la Universidad de Pittsburgh y Elizabeth Korver-Glenn de la Universidad de Nuevo México.

Los investigadores concluyen que esta creciente brecha se debe principalmente a las prácticas de tasación, incluido el uso de comparaciones de ventas, lo que ha permitido que las tasaciones impactadas por la raza y las suposiciones de los tasadores sobre los vecindarios devalúen a las comunidades de color.

«En el último año, hemos escuchado historias en todo nuestro país de afroamericanos que cuestionaron el proceso de tasación y los valores asignados a sus hogares», dijo Noe Rojas, director de investigaciones sistémicas de la FHCCI. «Esto muestra cómo el racismo sistémico continúa acechando a los vecindarios de color».