CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están tan deterioradas que solo una cumbre puede arreglarlas, dice portavoz de Putin

Por Matthew Chance, Zahra Ullah

Moscú (CNN) — El presidente de Rusia Vladimir Putin viajará a Ginebra, Suiza, no solo para aparecer en la misma plataforma que el presidente de Estados Unidos Joe Biden, sino porque «el mal estado de las relaciones» entre ambos países exige una cumbre, dijo el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov en una entrevista exclusiva este viernes.«La razón principal para que vaya es el mal estado de las relaciones entre los dos países. Y un nivel crítico de esta relación que exige una cumbre entre nuestros respectivos países, porque es la única manera… de evitar una mayor degradación de nuestro diálogo», dijo Peskov a CNN.

La cumbre de la próxima semana en Ginebra se produce en un momento en que las relaciones entre ambas naciones han alcanzado nuevos mínimos en los primeros meses de la administración de Biden.

Estados Unidos anunció en abril una serie de sanciones drásticas para castigar a Moscú por su injerencia en las elecciones de 2020, su ocupación y sus «graves abusos de los derechos humanos» en Crimea, y el ciberataque SolarWinds, una de las peores violaciones de datos que ha sufrido el gobierno de Estados Unidos.

El embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, fue retirado de Washington después de que Biden llamara asesino a Putin en marzo. El embajador de Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, abandonó Moscú después de que Rusia le sugiriera que volviera a Washington para entablar consultas.

Biden dijo este miércoles en un hangar de tropas de EE.UU. que estaba en Europa para defender el concepto mismo de democracia y advirtió a su homólogo en Rusia que tenía previsto plantear cuestiones delicadas durante su charla. «Me dirijo al G7, luego a la reunión ministerial de la OTAN y después a reunirme con el Sr. Putin para hacerle saber lo que quiero que sepa», dijo Biden.

Por ello, la cumbre será «una muy buena oportunidad» para ventilar las preocupaciones de ambos países, dijo Peskov este viernes.

publicidad

Además, acusó a Estados Unidos de congelar el diálogo entre ambos países durante los últimos cinco o siete años «en todos los ámbitos, incluidos los vitales para nuestros pueblos e incluso para la humanidad, como la lucha contra los [atentados] terroristas, contra el cambio climático, la cooperación económica, la cooperación en materia de vacunas, en la pandemia… se niegan a cooperar con nosotros en la lucha contra la delincuencia digital, etc».

Peskov Rusia

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a CNN que Vladimir Putin está dispuesto a participar en una conferencia de prensa conjunta o a ofrecer una por su cuenta en Ginebra.

En cuanto a los informes de que no habría una conferencia de prensa conjunta al final de la cumbre Biden-Putin, Peskov dijo a CNN que Rusia no esperaba una. Sin embargo, el Kremlin dijo que continúan las negociaciones sobre el formato final.

«Hemos oído hablar de esa posibilidad a nuestros homólogos de Estados Unidos, pero todavía estamos esperando la confirmación final, pero desde el principio el presidente Putin se ha mostrado abierto a cualquier alternativa», dijo Peskov.

Peskov añadió que Putin estaba dispuesto a participar en una conferencia de prensa conjunta o a celebrar una por su cuenta en Ginebra.

Una cuestión delicada que Biden puede esperar plantear es la del crítico del Kremlin Alexey Navalny, que fue encarcelado a principios de este año por violar supuestamente los términos de la libertad condicional de un caso de 2014.

Sin embargo, Peskov dijo a CNN que Putin no tenía previsto abordar con Biden el tema de Navalny, al que Putin nunca se refiere por su nombre.

Cuando se le preguntó si Putin tenía previsto no retroceder en el tema si se aborda en la cumbre del miércoles, el portavoz del Kremlin dijo: «Bueno, no hay nada que discutir al respecto. No hay nada que discutir sobre este señor. Está en la cárcel y no es un tema para la agenda de nuestras relaciones bilaterales».

Un tribunal de Moscú dictaminó este miércoles que dos organizaciones vinculadas a Navalny son grupos «extremistas», lo cual las obliga a cerrar y hace que sus miembros no puedan presentarse a las próximas elecciones. Ambos grupos niegan la acusación de extremismo.

Declaran extremistas a organizaciones vinculadas a Navalny 3:10

Para Biden, el objetivo de la cumbre de Ginebra es facilitar una relación diplomática más estable y predecible con Rusia.

Pero su administración mantiene bajas sus expectativas para la reunión, y ha atenuado las sugerencias de que Estados Unidos y Rusia salgan de la reunión con algún acuerdo innovador.

«No pensamos en las cumbres entre EE.UU. y Rusia en términos de resultados», dijo el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan a los periodistas esta semana. «Estamos pensando en ella como una oportunidad para comunicar cuáles son nuestras intenciones y capacidades».

La conversación del próximo miércoles probablemente será tensa para ambos líderes, ya que se espera que la agenda incluya los ciberataques, las violaciones de los derechos humanos y las acciones de Rusia en Ucrania, según funcionarios de Estados Unidos.

Biden propuso inicialmente la cumbre con el presidente de Rusia en abril durante una llamada telefónica, y ambas partes han estado trabajando para ultimar los detalles desde entonces.

A pesar del deterioro de las relaciones entre ambos países en temas como Ucrania y la injerencia electoral, Biden espera establecer un canal de comunicación claro que evite sorpresas indeseadas.

Su reunión marcará el final del primer viaje de Biden al extranjero como presidente de Estados Unidos, que comienza con la cumbre del Grupo de los Siete en un centro turístico costero de Cornualles en el Reino Unido. Tras la conclusión del G7, el domingo, Biden se dirigirá a Bruselas para asistir a la cumbre de la OTAN, a la que seguirá su reunión con Putin.