CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Breaking News

Trump se impondrá en las primarias republicanas de Carolina del Sur, según una proyección de CNN

Coronavirus

Coronavirus

A medida que caen los casos de ómicron, los médicos anticipan un posible aumento de casos de raro síndrome infantil MIS-C

Por Jen Christensen

(CNN) -- Después de que la variante del nuevo coronavirus ómicron enfermara a un número récord de niños en enero, los hospitales infantiles de Estados Unidos se prepararon para lo que ha venido con cada ola en la pandemia de covid-19: casos de una condición rara pero peligrosa llamada síndrome inflamatorio multisistémico en niños, comúnmente conocido como MIS-C. Pero varios hospitales dicen que el aumento esperado en los casos no se ha presentado, al menos no todavía.

El MIS-C puede llegar después del covid-19 incluso algunas semanas después de la infección. Puede hacer que partes del cuerpo se inflamen y puede afectar los órganos principales, incluidos los riñones, el cerebro, los pulmones y el corazón.

Los síntomas de MIS-C no son uniformes, pero pueden incluir dolor abdominal, vómitos, diarrea, sarpullido, conjuntivitis y presión arterial baja. A menudo sigue a un caso leve o incluso asintomático de covid-19.

Con la variante ómicron causando tantas enfermedades, no estaba claro exactamente cuántos casos de MIS-C podían esperar los hospitales o cuán graves serían. La investigación aún está en curso, pero los proveedores de atención médica en muchos de los principales hospitales infantiles describen los resultados como "una mezcla".

Los casos parecen variar según la región

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) rastrean los casos de MIS-C pero actualizan los números en su sitio web solo una vez al mes. Se han reportado 6.851 casos durante la pandemia, con 59 muertes, hasta el 31 de enero.

Esa es una pequeña fracción de los casos de covid en niños. Más de 12,3 millones de niños han estado enfermos de covid desde el inicio de la pandemia, según el análisis de la Academia Estadounidense de Pediatría de datos de los estados que reportan casos, hospitalizaciones y muertes por edad.

publicidad

La variante ómicron, más contagiosa, trajo una avalancha de casos: casi 4,5 millones de niños han tenido covid solo desde principios de enero.

Las diferentes regiones del país todavía se encuentran en diferentes puntos de la ola de ómicron, y pasará algún tiempo antes de que los científicos tengan una idea más clara de lo que la variante ha significado para los casos de MIS-C en general.

La mayoría de los casos de MIS-C no han sido fatales, pero la semana pasada, el Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin informó que un niño de 10 años del sureste del estado murió el mes pasado a causa de MIS-C.

Tom Haupt, un epidemiólogo de enfermedades respiratorias del departamento, dijo el viernes que el estado da prioridad a que los médicos informen incluso los casos sospechosos de MIS-C para que los funcionarios estatales puedan informarlos a los CDC lo más rápido posible.

"Queremos compartir esta información con los CDC con la esperanza de que finalmente podamos descubrir qué está causando esto y qué podemos hacer para prevenir aún más el MIS-C", dijo Haupt.

Hay varios estudios sobre el MIS-C en curso en todo el país. Los científicos todavía están tratando de averiguar por qué algunos niños lo contraen y otros no. También están tratando de comprender las consecuencias a largo plazo y la mejor manera de tratarlo.

Una cosa es segura acerca de MIS-C: "Siempre sigue el mismo patrón", dijo la Dra. Roberta DeBiasi, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas del Hospital Nacional de Niños en Washington. "Siempre pasan de dos a seis semanas después de que vemos el pico de cualquier variante, y luego estamos buscando MIS-C. Y luego, efectivamente, llega".

DeBiasi es uno de varios científicos que aún están inscribiendo participantes en estudios sobre MIS-C. A partir de su trabajo con niños y covid-19 hasta ahora, el MIS-C todavía parece raro, en relación con la cantidad de casos de covid-19 que los médicos de Children's National han tratado.

Un estudio publicado el lunes encontró que durante el invierno de 2020-21, hubo una hospitalización por MIS-C por cada hospitalización por covid-19 en niños de 5 a 11 años. El período estudiado fue mucho antes del impacto de la onda de ómicron, pero los investigadores señalan que "el MIS-C puede no ser tan raro... como se pensaba anteriormente".

En Washington, dijo DeBiasi, su hospital ha tenido 30 casos de MIS-C relacionados con ómicron. Pero cada ola ha traído consigo menos casos. Con la primera ola, dijo DeBiasi, trataron a unos 100 niños con MIS-C, y con delta, fueron alrededor de 60.

No está claro exactamente por qué ha habido menos casos, pero teoriza que las vacunas, ahora autorizadas para niños 5 y mayores, pueden haber ayudado.

"Los niños mayores están mucho menos representados entre los casos de MIS-C ahora, y eso tiene sentido porque están vacunados, y ahora hay muchos estudios que muestran que la vacunación reduce el riesgo de casos de MIS-C al igual que reduce el riesgo de hospitalización y enfermedad grave", dijo.

Por ejemplo, la investigación de los CDC publicada en enero mostró que la vacuna Pfizer/BioNTech contra el covid-19 redujo la probabilidad de MIS-C en un 91% en niños de 12 a 18 años durante un período en el que predominaba la variante delta.

Otro estudio, publicado el martes, encontró que el MIS-C ocurrió en solo 1 por cada millón de niños vacunados, un número "sustancialmente más bajo" que las estimaciones anteriores de 200 casos por millón en personas no vacunadas que contrajeron covid, dijeron los investigadores.

En el Children's Hospital of Colorado, los trabajadores ven alrededor de dos o tres casos de MIS-C por semana, a pesar de lo que la Dra. Pei-Ni Jone describió como "una tonelada" de casos de covid-19. Ella dijo que algunos de los pacientes de MIS-C han sido vacunados, pero la gran mayoría no.

"Los niños con MIS-C, pensamos que podríamos ver un aumento con ómicron, pero no lo hemos hecho. Es muy similar para nosotros con el aumento de delta", dijo la especialista en cardiología. "Realmente se desconoce qué está impulsando los casos de MIS-C".

En el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, la Dra. Marian Michaels observó con profunda preocupación el aumento de varias veces en las infecciones y hospitalizaciones por covid en su área, pero el aumento en los casos de MIS-C no ha llegado. "Afortunadamente, en nuestra área no estamos viendo un aumento", dijo. "Estoy muy agradecida".

Michaels dijo que habla regularmente con otros médicos como parte de una red de vigilancia de los CDC, y que con ómicron, ha sido "una mezcla". Algunos hospitales han visto un aumento en los casos de MIS-C, pero muchos solo han visto unos pocos.

En el Children's Hospital de Los Ángeles, también están observando de cerca el número de pacientes, pero hasta ahora todo bien.

"Children's Hospital Los Angeles aún no ha visto un gran aumento en los casos de MIS-C tras el aumento de casos de ómicron en la comunidad", escribió la cardióloga pediátrica Dra. Jacqueline Szmuszkovicz del Heart Institute en Children's Hospital Los Angeles en un correo electrónico a CNN.

En diciembre y enero, el hospital trató a 22 pacientes con MIS-C. En febrero, han sido tres, con dos hospitalizados.

"Debido a que sabemos que el MIS-C puede comenzar semanas después de que un niño se infecte con el SARS-CoV-2, seguimos atentos y esperando a ver qué traen las próximas semanas", dijo Szmuszkovicz.

En el Lurie Children's Hospital de Chicago, la Dra. Ami Patel, médica pediátrica de enfermedades infecciosas, dijo que los trabajadores han visto un aumento constante en los casos de MIS-C desde finales de diciembre. Pero estas son "cifras aún relativamente más bajas en general en comparación con el aumento del invierno de 2020", dijo. Durante la oleada de delta, el hospital vio "relativamente pocos" casos de MIS-C.

Pero ha habido un aumento en Seattle Children's. "Aproximadamente el 15% del total de casos de MIS-C que hemos visto desde marzo de 2020 ocurrieron desde mediados de diciembre de 2021, cuando ómicron surgió como la variante principal. Estos números sugieren que el MIS-C está aumentando con ómicron", dijo el Dr. Michael Portman, director de investigación de la División de Cardiología, en un correo electrónico a CNN.

Texas Children's en Houston vio el pico en los casos de ómicron el 7 de enero, un poco más tarde que en otras regiones, por lo que los trabajadores aún no saben qué carga de casos de MIS-C esperar.

No ha habido ningún "aumento espectacular", al menos no todavía, según el Dr. Jim Versalovic, patólogo en jefe del hospital.

Los proveedores de atención médica allí han tratado más de 280 casos de MIS-C desde que comenzó la pandemia, con dos tercios lo suficientemente graves como para necesitar atención crítica.

La mayor cantidad de casos de MIS-C ocurrió entre mediados de septiembre y mediados de octubre, con la variante delta. "Todavía no estamos en ese nivel", dijo Versalovic. En cambio, están viendo un caso por día cada dos o tres días.

En UH Rainbow Babies and Children's Hospital en Cleveland, los casos de MIS-C parecieron seguir mucho más rápido después del aumento en las infecciones de ómicron que con las oleadas anteriores de covid-19. Sin embargo, es posible que eso no haya sido exclusivo de la variante ómicron, dijo la Dra. Claudia Hoyen, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas allí.

"Creo que la razón por la que parece tan malo es que estábamos en la oleada delta cuando llegó ómicron", dijo.

En el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, dijo la Dra. Patty Manning, los trabajadores han visto dos o tres casos de MIS-C por semana durante ómicron, "posiblemente menos de lo que esperaríamos, dado el aumento de casos de covid en general que vimos".

Ella dijo que eso podría deberse al éxito de las vacunas, o podría ser algo específico acerca de que ómicron causa menos casos de MIS-C. "No está claro en este momento. Pero nunca queremos sentirnos cómodos", dijo Manning. "Los padres aún deben estar atentos".

Qué vigilar con el MIS-C

Los pediatras dicen que si los niños tienen covid-19, los padres deben estar atentos a los síntomas de MIS-C, generalmente de cuatro a seis semanas después de la infección. Pueden parecer un regreso de los síntomas de covid o totalmente diferentes. Si los síntomas empeoran, necesitan tratamiento.

"Los niños han muerto en Estados Unidos porque no llegaron a las salas de emergencia lo suficientemente rápido", dijo Versalovic.

Los médicos dijeron que han aprendido mucho sobre cómo tratar el MIS-C. En el hospital de Jones en Colorado, muchos de los niños con MIS-C no han necesitado ser hospitalizados durante tanto tiempo como los niños al comienzo de la pandemia.

Los médicos son mucho mejores para reconocer MIS-C, dijo Michaels de UPMC. "El tratamiento desde el principio ha sido fundamental".

Ese tratamiento generalmente incluye atención que se enfoca en aliviar los síntomas y prevenir complicaciones, incluidos líquidos por vía intravenosa y antibióticos para reducir la fiebre, mantener alta la presión arterial y eliminar cualquier posible infección bacteriana.

Debido a que el MIS-C puede hacer que el sistema inmunitario de un niño se vuelva hiperactivo, los médicos también pueden darle al niño medicamentos que suprimirían su sistema inmunitario. Esos medicamentos podrían incluir esteroides o inmunoglobulina intravenosa, un tratamiento para personas que tienen deficiencias de anticuerpos.

Algunos niños también pueden necesitar apoyo respiratorio o cardíaco como ventilación o tratamientos ECMO.

"El seguimiento a largo plazo también será esencial para entender cómo les va a los niños a largo plazo y para entender, desde la perspectiva del sistema inmunitario, qué está pasando", dijo Michaels, quien participa en varios estudios MIS-C. "También será importante comprender desde el punto de vista del sistema inmunitario, los que todavía tienen un efecto a largo plazo. ¿Por qué en ese caso se compara con otro niño que estaba perfectamente sano antes del virus? ¿Por qué no tendrían tal ¿buen resultado?".

La mayoría de los niños parecen recuperarse bien

Jone dijo que en Colorado Children's, la mayoría de los niños mejoran y no parecen tener efectos persistentes.

"Los primeros niños MIS-C que vimos fueron en mayo de 2020. Así que ya tuvieron su único seguimiento, y a todos esos niños en 2020 les ha ido muy, muy bien", dijo Jone.

Un estudio en la revista de la American Heart Association en enero sugirió que la mayoría de los niños con MIS-C comienzan a recuperarse en la primera semana después del alta hospitalaria y recuperan completamente la función cardíaca dentro de los tres meses.

El mejor enfoque con MIS-C, dijeron los médicos, es que los niños no se contagien de covid-19 en primer lugar.

"Es una condición grave y muy aterradora", dijo Manning. “Queremos evitarlo y prevenirlo a toda costa”.

Eso significa vacunar a todos los niños si son elegibles. Los niños siguen siendo los menos vacunados de cualquier grupo de edad elegible.

No existe una vacuna autorizada para niños menores de 5 años, pero los padres pueden protegerlos asegurándose de que todos los adultos que los rodean estén completamente vacunados.

"Necesitamos vacunarnos. No hay infección en el mundo que haya desaparecido solo por tener inmunidad colectiva contra enfermedades naturales. El sarampión no desapareció por la inmunidad colectiva", dijo Michaels. "Protegerse a sí mismo y a sus seres queridos mediante la vacunación es realmente crítico".