(CNN) – Una jueza federal bloqueó parcialmente este lunes la aplicación de las principales órdenes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para prohibirles a las personas transgénero servir en las Fueras Armadas.

La magistrada Colleen Kollar-Kotelly bloqueó las disposiciones del memorándum emitido por Trump, sobre el reclutamiento y la retención de los miembros transgénero del servicio militar. Según las jueza, los demandantes "han establecido que se verán perjudicados por estas directrices, tanto por la desigualdad inherente que imponen como por el riesgo de despido y la negativa al ascenso que suscitan”.

Kollar-Kotelly también criticó el brusco anuncio inicial de Trump, que fue través de su cuenta de Twitter, pues según ella llegó “sin la formalidad y sin ninguno de los procesos deliberativos que usualmente acompañan el desarrollo y el anuncio de los grandes cambios en las políticas que afectarán profundamente las vidas de muchos estadounidenses".

La jueza otorgó parcialmente una medida cautelar que puede ser apelada. Sin embargo señaló que los demandantes, quienes son personas transgénero que actualmente están en el servicio o que aspiran a ingresar, “probablemente tengan éxito” tanto en sus reclamos como en el debido proceso.

De acuerdo a lo que señaló, el efecto de su decisión consiste en “volver a la situación” que existía antes del memorándum emitido por Trump, el pasado 25 de agosto. Este documento extendía indefinidamente una prohibición contra las personas transgénero para ingresar al Ejército y exigía que los militares autorizaran, a más tardar el 23 de marzo de 2018, el despido de los miembros del servicio que fueran transgénero.

Los abogados del gobierno de Trump le pidieron a la jueza que desestimara la demanda, bajo el argumento que era prematura. Lo anterior porque el Pentágono se encuentra evaluando cómo implementar la nueva directriz del presidente y, además, no se aplicará ninguna acción hasta que se termine la revisión de la política.

También añadieron que “las cortes federales deben la máxima deferencia a las ramas políticas en el campo de la defensa nacional y de los asuntos militares, tanto porque la Constitución compromete las decisiones militares exclusivamente a esas ramas, como porque los tribunales tienen menos competencia para cuestionar la toma de decisiones militares. "

Sin embargo, Kollar-Kotelly se negó a esperar y dictaminó que, si bien la política todavía estaba bajo revisión, los argumentos del gobierno "desaparecen bajo el escrutinio".

"El memorándum les indica inequívocamente a los militares que prohíban indefinidamente el ingreso de personas transgénero y que autoricen su despido", escribió en su decisión.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Justicia Lauren Ehrsam señaló: "No estamos de acuerdo con el fallo de la corte y estamos evaluando los próximos pasos”. También explicó que la demanda “es prematura por muchas, incluyendo que el Departamento de Defensa está revisando activamente tales requisitos del servicio, como ordenó el presidente, y porque ninguno de los demandantes ha establecido que se verán afectados por las políticas actuales en el servicio militar".

Duras críticas para los tuits de Trump

Kollar-Kotelly también criticó duramente el gobierno actual, destacando las "circunstancias inusuales que rodearon el anuncio del presidente” sobre la prohibición. De hecho, inicialmente se conoció en un tuit del pasado 26 de julio que escribió Trump. La jueza también señaló que “las razones” para la decisión “no parecen estar respaldadas por ningún hecho”.

"Todas las razones ofrecidas por el presidente para excluir a las personas transgénero de las fuerzas armadas en este caso no solo no fueron respaldadas, sino que fueron contrastadas por los estudios, conclusiones y juicio del propio ejército", escribió.

En su fallo de 76 páginas, Kollar-Kotelly incluyó una captura de pantalla de los tuits del presidente sobre el tema

"Tras consultar con mis generales y expertos militares, por favor tengan en cuenta que el gobierno de Estados Unidos no aceptará ni permitirá que individuos transgénero se desempeñen en cualquier función en Estados Unidos", fueron las palabras del presidente. "Nuestro ejército debe concentrarse en una victoria decisiva y abrumadora y no puede ser agobiado por los tremendos costos médicos y la interrupción que los transgénero en el ejército implicarían", afirmó.

Shannon Minter, abogada demandante y directora legal del Centro Nacional para los Derechos de Lesbianas, calificó la decisión como "una victoria completa para nuestros demandantes y todos los miembros del servicio transgénero que ahora pueden servir nuevamente en igualdad de condiciones y sin la amenaza de ser despedidos”.