CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Huracanes

Huracán Sally se dirige a Louisiana, que sigue recuperándose semanas después del huracán Laura

Por Raja Razek, Hollie Silverman, Eliott C. McLaughlin

(CNN) — El huracán Sally se dirige a la costa sureste de Louisiana como un huracán de categoría 2. Esto ocurre menos de tres semanas después de que el huracán Laura causara daños generalizados en el otro lado del estado.

Un avión del Centro Nacional de Huracanes que volaba a través de Sally descubrió que la tormenta se había convertido rápidamente en un huracán. Los vientos máximos sostenidos son de alrededor de 136 kmh, con ráfagas más fuertes, según el Centro Nacional de Huracanes. Es posible un mayor fortalecimiento hoy y mañana a medida que la tormenta continúa avanzando lentamente hacia la costa del Golfo.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia y las autoridades de Nueva Orleans ordenaron la evacuación de los residentes que viven fuera del sistema de protección de diques.

«La conclusión sigue siendo que se espera que el huracán Sally sea un huracán peligroso de movimiento lento cerca de la costa del sureste de Louisiana, Mississippi y Alabama durante los próximos 2 o 3 días», advirtió el Centro Nacional de Huracanes.

La tormenta tropical Sally, amenaza para sur de EE.UU. 1:22

A medida que se acerca la tormenta, las partes costeras de los estados del Golfo se preparan para fuertes lluvias y marejadas ciclónicas potencialmente mortales. Se estima que este lunes el centro de Sally pasara al este de Nueva Orleans. Eso significa que las áreas de Gulfport y Biloxi en Mississippi podrían sufrir la peor parte de sus vientos, lluvias y marejadas ciclónicas.

publicidad

Con vientos sostenidos de 104 kilómetros por hora, Sally estaba a unos 265 kilómetros al sureste de Biloxi el lunes por la mañana.

La gente se prepara para el huracán Sally

Hay disponibles artículos de ferretería y abarrotes. Pero al menos un gerente de una tienda dijo que no ve a la gente abastecerse de madera contrachapada y otros artículos de emergencia, según WLOX, afiliada de CNN.

«Creo que mucha gente todavía estaba abastecida cuando Marco y Laura llegaron porque estuvo cerca de fallar, pero mucha gente se preparó para eso», dijo Bill Collins, quien administra una ferretería en Gulfport.

El residente Al Ward tomó tanques de propano en caso de que necesitara cocinar al aire libre una vez que pasara la tormenta, explicó.

«Estoy haciendo lo que haría cualquier otra persona que tenga sentido común», dijo Ward a la estación. «Me estoy preparando para lo peor y espero que sea como ha sido a principios de este año. Hemos esquivado una bala».

La gobernadora de Mississippi, Tate Reeves, firmó un estado de emergencia preliminar el domingo.

La tormenta «probablemente persistirá en la mayoría de las partes del estado durante básicamente 48 horas», aseguró.

Devastación del huracán Laura se mantiene en Louisiana 3:32

Louisiana aún se recupera del huracán Laura

Los funcionarios «tienen todas las razones para creer que esta tormenta representa una amenaza muy significativa para la gente del sureste de Louisiana», inidicó Edwards. El gobernador agregó que ha hablado con el presidente Donald Trump y está presentando una declaración federal previa antes de que el huracán toque tierra.

El huracán Sally llega pocas semanas después de que el huracán Laura tocara tierra como categoría 4, causando inundaciones y daños generalizados en el suroeste de Louisiana y dejando seis personas muertas allí.

Tenía la misma fuerza que una tormenta de hace más de 150 años, la más fuerte que jamás haya azotado el estado. Laura también destruyó las redes eléctricas y se prevé que las reparaciones demoren semanas, si no meses, en completarse, dijeron las autoridades.

Casi 80.000 personas permanecen sin electricidad en el suroeste de Louisiana después de Laura. En el pico, más de 800.000 clientes se quedaron sin electricidad.

Los clientes que aún en la oscuridad plantean «casos muy complicados» porque están más cerca de la costa, donde el daño a la infraestructura fue más severo, señaló el director de Manejo de Emergencias de Louisiana, Mike Steel.

FEMA ha aprobado asistencia para 21 parroquias afectadas por Laura, según un comunicado emitido el domingo por la oficina del gobernador.

Ordenan evacuaciones obligatorias en todo Louisiana

Con el huracán Sally en camino, fueron emitidas órdenes de evacuaciones obligatorias para parte o la totalidad de varias parroquias, incluida Orleans.

Algunas evacuaciones, incluidas las de Nueva Orleans para quienes viven fuera del sistema de protección de diques, estaban programadas para entrar en vigor a las 6 pm hora local (7 pm hora de Miami) del domingo. La mayoría de los residentes viven dentro del sistema de protección.

Venetian Isles, Lake Catherine y Irish Bayou, que no están protegidas por diques sustanciales, podrían ver marejadas ciclónicas de hasta 3,3 metros durante Sally, detalló NOLA Ready, la red de preparación para emergencias de la ciudad, en un tuit.

La costa entre la desembocadura del río Mississippi y Ocean Springs, Mississippi, al este de Biloxi, podría ser testigo del mismo aumento, mientras que se espera que la mayoría de las áreas costeras experimenten entre 30 centímetros y 2,5 metros de marejada ciclónica, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Las 99 bombas de drenaje de Nueva Orleans, fundamentales para evitar inundaciones en las calles, están en pleno funcionamiento, según la Junta de Agua y Alcantarillado de la ciudad. La junta activó su centro de operaciones de emergencia el lunes temprano.

Suministros de emergencia

La ciudad se prepara para Sally distribuyendo sacos de arena, poniendo las bombas en pleno funcionamiento y firmando una declaración de emergencia, dijo el domingo el alcalde LaToya Cantrell.

«Debería reunir sus suministros de emergencia, para tres días», advirtió Collin Arnold, director de la Oficina de Seguridad Nacional y Preparación para Emergencias de Nueva Orleans.

Se ordenó una evacuación obligatoria en la parroquia de St. Charles, que alberga a más de 52.000 residentes y está ubicada a orillas del río Mississippi.

«Esta es una tormenta que todos deben tomar en serio. Es probable que veamos vientos con fuerza de tormenta tropical y con fuerza de huracán durante más tiempo que el huracán Katrina, una marejada ciclónica de entre 1,2 a 2 metros y la posibilidad de 50 centímetros de lluvia». El presidente de la parroquia de St. Charles, Matthew Jewell, dijo el domingo: «Queremos que los residentes presten atención a nuestras advertencias y se preparen para irse ahora».

La parroquia de Plaquemines, donde el río Mississippi se encuentra con el Golfo de México, anunció el domingo que se ordenaría una evacuación obligatoria para «toda la Ribera Oriental … y en la Ribera Occidental desde la Refinería Phillips 66 Alliance hasta Venecia». Plaquemines Parish también anunció una evacuación voluntaria «de la comunidad de Oakville a Phillips 66 Alliance Refinery».

Grand Isle, en la parroquia de Jefferson, también está bajo evacuación obligatoria, al igual que la comunidad de Port Fourchon en la parroquia de Lafourche.

Al menos un hogar de ancianos ya ha comenzado a evacuar a los residentes, dijo Edwards. Tres cárceles también han evacuado a 1.200 reclusos, aseguró.

Mississippi y Alabama están evaluando el riesgo

Los funcionarios de Mississippi trabajan para tomar decisiones sobre posibles evacuaciones obligatorias dependiendo de los cambios en el clima, dijo Reeves el domingo.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, advirtió a los residentes que permanezcan atentos.

«Si bien actualmente no se prevé que sea un impacto directo en nuestras áreas costeras, sabemos bien que no debemos tomar la amenaza a la ligera», dijo Ivey el domingo. «Ofrecemos nuestras oraciones y apoyo a nuestros amigos en Louisiana, ya que se espera que una vez más se encuentren en el camino del clima severo».

Kay Jones, Judson Jones, Brandon Miller y Tina Burnside de CNN contribuyeron a este informe.