CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Reino Unido

Breve historia de los códigos de vestimenta de luto de la realeza británica

Por Jacqui Palumbo

(CNN) — La reina ha dejado de lado sus habituales trajes coloridos para vestirse de negro durante el periodo de luto de dos semanas por su marido, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, fallecido el 9 de abril.

Y, como es habitual, toda la familia real seguirá un estricto código de vestimenta cuando el duque sea velado el 17 de abril, durante el primer funeral real en el Reino Unido desde el fallecimiento de la reina madre en 2002.

Las mujeres llevarán vestidos de día negros hasta la rodilla y sombreros formales, mientras que los hombres vestirán chaquetones negros con medallas, según un portavoz del Palacio de Buckingham. (Rompiendo con la tradición, ningún miembro de la familia llevará uniforme militar, lo que evita un posible dilema, ya que el príncipe Harry fue despojado de sus títulos cuando renunció a sus funciones reales).
Incluso en tiempos de duelo, se presta mucha atención a cómo los miembros de la familia real interpretan los códigos de vestimenta, que se remontan a cientos de años y han cambiado con el tiempo.

código vestimenta funeral

El código de vestimenta de los funerales reales ha sido durante mucho tiempo un símbolo de duelo y decoro. Isabel II llevó un largo velo tras el fallecimiento de su padre, el rey Jorge VI. Crédito: Daily Mirror/Mirrorpix/Getty Images

En 1982, unas fotos muy vistas de la princesa Diana en el funeral de la actriz y princesa de Mónaco Grace Kelly mostraban a la recién casada con un sombrero de paja con velo, un vestido negro de manga larga con cuello y un collar de corazón, una elección apropiada que seguía mostrando su inherente sentido del estilo.

«(La princesa Diana tenía) ese sentido de saber lo que el público espera, y de saber cómo dar el toque adecuado», dijo Kate Strasdin, historiadora y curadora de la moda británica, en una videoentrevista.

código vestimenta funeral

Diana, Princesa de Gales, en el funeral de la princesa Grace de Mónaco el 18 de septiembre de 1982 Crédito: Anwar Hussein/Getty Images

Tomada en el propio funeral de la princesa de Gales en 1997, la desgarradora imagen del príncipe Felipe, el príncipe Guillermo, el hermano de Diana, Carlos Spencer, el príncipe Harry y el príncipe Carlos caminando detrás del féretro con trajes oscuros es una de las fotos más referenciadas de la historia real contemporánea y emblemática del atuendo funerario real moderno. Nicole Kidman y Elton John fueron algunas de las celebridades que respetaron el código de vestimenta negro y formal para presentar sus respetos durante un funeral visto por millones de personas en todo el mundo.

publicidad

Un símbolo visual del dolor

Aunque el negro ha sido durante mucho tiempo el color elegido para el luto, ya que era popular entre la gente adinerada durante la Edad Media, se convirtió en un símbolo de duelo en el siglo XIX.

Según Strasdin, fue durante este periodo en Europa y América cuando se afianzaron los códigos de vestimenta de luto, sobre todo para las mujeres, reforzados por el auge de las publicaciones femeninas, así como por la existencia de ropa más asequible (Harper’s Bazaar, por ejemplo, aconsejaba a las lectoras que aspiraran a una «sencillez de monja» en 1868).

Los grandes almacenes modernos nacieron a partir de la incipiente industria funeraria. Alrededor de la década de 1840, según Strasdin, los «enormes emporios» que surgieron en Londres y París tenían como objetivo ser el lugar donde encontrar todo lo que se necesitaba para los funerales.

«Bajo un mismo techo, se podía adquirir todo, desde artículos de papelería hasta joyas de luto», dijo.

código vestimenta funeral

Mujeres con un vestido drapeado y un vestido de medio luto. Los grandes almacenes modernos nacieron de la popularidad de los estilos de luto. Crédito: De Agostini Editorial/Getty Images

El estilo de luto de una persona «servía como símbolo visual del dolor… y al mismo tiempo demostraba el estatus, el gusto y el nivel de decoro de quien lo llevaba», señala el texto introductorio de la exposición de 2014 «La muerte se convierte en ella: un siglo de atuendos de luto» en el Museo Metropolitano de Arte.

El autor especializado en protocolo D.C. Colesworthy tenía una opinión más descarada sobre esta tendencia en su libro de 1867 «Hints of Common Politeness», citado en la exposición del Met. «Cuando vemos que las damas se empeñan vestir de negro, nos recuerda la respuesta que una joven viuda le dio a su madre: ‘No ves’, dijo, ‘me ahorra el gasto de buscar marido'», escribió.

El negro se jubiló brevemente en 1938, tras la muerte de la abuela de la reina Isabel II, la condesa de Strathmore. Una fotografía muestra a la Reina Madre con un vestido blanco diseñado por Norman Hartnell para honrar el fallecimiento de su madre. El concepto de «luto blanco» seguía el ejemplo de María, reina de Escocia, que fue pintada con un vestido de luto blanco tras perder a varios miembros de su familia en el siglo XVI.

vestimenta funeral

La Reina Madre rompió con la tradición tras el fallecimiento de su propia madre en 1938, vistiendo un estilo llamado «luto blanco» diseñado para ella por Norman Hartnell. Crédito: Topical Press Agency/Hulton Archive/Getty Images

La viuda perpetua

Pero nadie tuvo más influencia en el atuendo de luto que la reina Victoria. Tras la inesperada muerte de su marido, el príncipe Alberto, en 1861, la monarca expresó muy públicamente su dolor vistiendo de negro todos los días durante cuatro décadas hasta su propia muerte. Fue Victoria quien contribuyó a codificar los matices de la moda del luto y mantuvo su identidad de «viuda perpetua», según Strasdin.

Un vestido de medio luto usado por la reina Victoria 33 años después de la muerte de Alberto. Crédito: The Metropolitan Museum of Art

En la época victoriana, «incluso los pequeños detalles de la vestimenta que indicaban en qué fase del luto te encontrabas se convirtieron en algo muy importante», explicó Strasdin. El hecho de poder permitirse un vestuario de luto completo demostraba riqueza y estatus, así como el conocimiento de la sociedad para entender todas las reglas.

Durante un año y un día, las viudas debían llevar un atuendo de luto completo, conocido como «hierba de viuda», que consistía en un tejido de crepé negro mate sin adornos, según Strasdin. A medida que el duelo se desvanecía, los colores y otras telas podían reintroducirse lentamente. Finalmente, durante los últimos seis meses del periodo de dos años y medio, las prendas de «medio luto» podían llevarse en blanco, gris, amarillo pálido o tonos de lila o lavanda. A veces eran de color morado vibrante. La exposición «La muerte se convierte en ella» mostraba uno de estos vestidos de sarga de lana y terciopelo de seda, con hombros llamativos, remates negros y complejos detalles blancos y dorados.

Aunque la costumbre era volver a un vestuario normal tras el periodo de duelo de varios años, la reina Victoria siguió llevando trajes de luto negros durante el resto de su vida. Como muestra «La muerte se convierte en ella», uno de los vestidos de Victoria de 1894 —33 años después de la muerte de Alberto— era un sombrío vestido de crepé negro con un adorno sencillo.

vestimenta luto realeza

Las etapas del duelo se indicaban mediante la elección de telas, colores y adornos. La reina Alexandra relajó a propósito los rígidos códigos de vestimenta de luto establecidos bajo Victoria. Crédito: Timothy A. Clary/AFP/Getty Images

La eterna muestra de dolor de Victoria no fue muy popular entre sus súbditos, ya que fomentó un código de vestimenta más rígido, señala Strasdin. Su nuera, la reina Alexandra, marcó un cambio, suavizando las restricciones cuando falleció la reina Victoria y tras la muerte de su propio hijo mayor. Alexandra optó por brillantes vestidos de medio luto de gasa de seda malva y lentejuelas, así como amarillos y grises pálidos.

«Sabía que el público había tenido problemas con el luto continuo de Victoria», dijo Strasdin. «Así que la reina Alexandra adoptó el medio luto durante el resto de su vida, porque sabía que guardar el luto completo no habría sido realmente una opción popular para el público».

Con el paso de las décadas, las tradiciones del vestuario de luto, tan poco prácticas, pasaron de moda, pero la influencia de Victoria sigue presente en los períodos de luto reales modernos, desde los colores austeros hasta la rígida adhesión a los códigos de vestimenta. «A pesar de los cambios, creo que el siglo XIX sigue siendo importante», dijo Strasdin.