CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Cuánto cuesta viajar a EE.UU. para ponerse la vacuna covid-19? Aquí algunos testimonios de quienes lo lograron

Por Uriel Blanco

(CNN) — El turismo por la vacuna covid-19 parece convertirse en algo cada vez más cotidiano en Estados Unidos. Viajeros de México, Colombia, Argentina y otros países de América Latina llegan con la intención de vacunarse, principalmente porque aún no han podido hacerlo en sus países.

Los costos varían dependiendo de factores como el tipo de boleto, el lugar de origen, o el tiempo de permanencia en Estados Unidos. Pero, en todos los casos, para los turistas que buscan vacunarse vale la pena, de acuerdo con testimonios recogidos por CNN.

La paradoja entre los que quieren pero no pueden

Mientras el país norteamericano continúa a la caza de su objetivo de vacunación —al menos 70% de adultos con una dosis para el 1 de julio; hasta el momento la cifra va en 58%, según datos de los Centros de Control de Enfermedades, CDC—, algunos estados de EE.UU. reducen su pedido de vacunas al gobierno federal debido a que la gente no está acudiendo a vacunarse como las autoridades de salud quisieran.

Por un lado, está Vermont, que ya vacunó con una dosis al 74,5% de los adultos; en el otro extremo, Mississipi, estado que va en 41,5% de adultos con una dosis.

Y, mientras estas diferencias en la vacunación persisten, algunos lugares en EE.UU. ofrecen una oportunidad para que ciudadanos de otros países vayan por su vacuna.

publicidad

El caso más reciente es Florida. El gobernador Ron Desantis modificó los lineamientos del estado para recibir la vacuna covid-19 y ahora no es necesario mostrar una prueba de residencia para tener acceso a ella. Solo basta con decir verbalmente que eres residente o que ofreces un bien o servicio en el estado, aunque no seas residente, para que te vacunen.

Otros estados como Georgia, California y Texas tampoco piden prueba de residencia para recibir la vacuna. Carlos Olarte, abogado de inmigración, dijo a CNN que acudir a estos lugares por la vacuna no constituye un delito y no tienes riesgo de perder tu visa (al menos que mientas en el motivo de tu visita).

Incluso, el Departamento de Estado le comentó a CNN que “buscar tratamiento médico en Estados Unidos es un propósito de viaje permitido para las personas que tienen una visa de visitante válida”.

La puerta a la vacuna covid-19 luce abierta para los turistas

Basta ver lo que dijo el gobierno de la ciudad de Nueva York hace menos de una semana: «Bienvenidos a Nueva York, ¡tu vacuna te está esperando! Aplicaremos la vacuna de Johnson & Johnson en lugares emblemáticos de nuestra ciudad. Con la autorización del estado, podemos hacer llegar las vacunas a los turistas y asegurarnos de que se lleven un recuerdo a casa. ¡Hagámoslo!”, escribió en un tuit el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Aquí te presentamos algunos testimonios de quienes han viajado a Estados Unidos para vacunarse y cuánto han gastado.

Viajar desde Argentina a EE.UU. para recibir la vacuna de covid-19

Julieta (quien no quiso que publicáramos su apellido), estudiante argentina, y su mamá, decidieron partir desde su país a Estados Unidos con un único objetivo: vacunarse contra el covid-19.

Justamente ambas ciudadanas de Argentina fueron al estado de Florida, específicamente a Miami, y optaron por la vacuna de Pfizer.

“Hay una página web. Ahí puedes elegir la vacuna que quieres y te ofrecen distintos lugares donde esta vacuna se está dando. En nuestro caso, elegimos el Marlins Park porque queda cerca del lugar donde nos estamos hospedando en este momento”, comentó la estudiante en entrevista con CNN.

Ellas llegaron el sábado 8 de mayo y regresan a Argentina el viernes 14. Un viaje de ida y vuelta, pues exclusivamente lo hizo, dijo Julieta, para vacunarse.

“Y económico no es”, agregó. Cada boleto de avión —ida y vuelta, en vuelo directo sin escalas y con flexibilidad— costó US$ 2.700. Por otra parte, el precio del hospedaje asciende a US$ 250 por noche.

Sobre la segunda dosis, Julieta señaló que tal vez después regresen a EE.UU. por ella, pero que no es prioridad, ya que se sienten seguras de estar protegidas al menos con la primera dosis de Pfizer. Además es un viaje costoso.

Otro ciudadano de Argentina que viajó a Estados Unidos por la primera dosis de la vacuna covid-19, es Axel Escudero, quien es cofundador y director general de la agencia de comunicaciones regional pulpo PR.

El viaje que realizó Escudero fue por motivos tanto laborales como de descanso. Amigos y familiares le comentaron que aprovechara su viaje para ponerse la vacuna. Una vez decidió hacerlo, una de sus amigas en Miami le ayudó con todo el registro en línea.

El cofundador de pulpo PR llegó a Miami el miércoles 21 de abril y para el sábado 24 ya se había vacunado con la primera dosis de Moderna, sin que en la sede de vacunación le pidieran algún documento probatorio más que el pasaporte.

En comparación con Julieta, el boleto de avión fue barato, ya que lo adquirió hace meses y apenas ahora pudo reagendarlo.

El vuelo “era Buenos Aires-Orlando-Nueva York-Buenos Aires vía Houston por United Airlines, (con costo de) unos AR$ 70.000, entonces unos US$ 450, que es económico a lo que cuestan ahora”, indicó Escudero para CNN.

En cuanto al hospedaje, comentó que en promedio pagó, desde su llegada hasta su regreso a Argentina que fue el viernes 7 de mayo, unos US$ 180 por noche.

Para la segunda dosis, deben pasar cuatro semanas para que se la pongan, pero, por recomendación de su médico, aseguró que no volverá por ahora ya que padeció covid-19 en diciembre y “esa primera dosis es como una segunda para mí”.

Desde México

Ramiro Torres, ciudadano mexicano y maestro en marketing deportivo por la Escuela Universitaria Real Madrid Universidad Europea, optó por un lugar diferente a Florida.

En entrevista con CNN, Ramiro señaló que varios de sus amigos ya habían ido a Houston, Texas, para obtener la vacuna covid-19.

“Mis amigos fueron cuando todavía era un tabú esto de irte a vacunar a Estados Unidos. Me cuentan su experiencia (y tiempo más tarde) empecé a buscar opciones».

“Sin duda estaba Houston como primera opción. Y después me metí a investigar y vi que también en Las Vegas había este proceso muy transparente y abierto para gente que no es de Estados Unidos que se podía poner la vacuna”, dijo Torres.

Las Vegas, Nevada, le pareció también un buen destino para, además de la vacuna, visitar algunos sitios de entretenimiento y compras.

Su primera dosis de Pfizer se la pusieron en el Centro de Convenciones de Las Vegas, donde dice que a su llegada pudo observar a muchos mexicanos, principalmente del estado de Nuevo León, y a familias latinas que también acudieron por su vacuna.

En cuanto a costos, Torres optó por comprar un paquete que le incluyera tanto vuelo redondo (del 24 al 27 de abril) como hospedajes. El precio por todo esto ascendió a unos US$ 1.500.

Próximamente, Torres volverá a viajar a Las Vegas para la segunda dosis de la vacuna. A pesar de que no pasó mucho tiempo, los costos aumentaron, pues por el mismo paquete pagó alrededor de US$ 1.900.

“Entiendo que no es una oportunidad que pueden tener todos. Pero, si se tiene la oportunidad y se puede, ¿por qué no hacerlo? Hay mucha gente que también está haciendo mucho esfuerzo para ir”, expresó sobre el turismo de vacunas.

Por otra parte, Victoria Escalante, diseñadora industrial y también ciudadana mexicana, viajó a Nueva York, en donde se puso la vacuna contra covid-19.

La también estudiante de posgrado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) llegó a Nueva York el 29 de abril y regresará a México el 12 de junio. Le pusieron la primera dosis de Moderna el 30 de abril y la segunda está programada para el 28 de mayo.

“El motivo de mi viaje, en principio, eran mis vacaciones, pero por la pandemia la aerolínea suspendió los vuelos y yo también fui postergando por miedo al contagio. Originalmente era para octubre (…); en diciembre, pude canjear mi crédito y decidí cerca del mes de mayo. Coincidió con que ya estaban vacunando a algunos turistas”, señaló.

Sobre los costos, Escalante indicó que el vuelo redondo lo compró desde hace un año, motivo por el cual tuvo un precio relativamente económico: US$ 380.

Consideró que realizar este viaje fue asequible para ella, pero únicamente porque compró el vuelo con anticipación y porque se está ahorrando el hospedaje debido a que una de sus amigas le permitió quedarse en su casa. Señaló que, en caso contrario, habría tenido que pagar unos US$ 100 por noche en un hotel.

“Somos un sector de la población privilegiado de cierta manera. Pero, si yo no lo hubiera comprado desde hace un año, que era cuando estaban las ofertas para comprar vuelos, no habría podido venir», dijo.

“No era costeable pagar un vuelo redondo para la primera dosis y un segundo vuelo redondo para la segunda porque, aunque estamos en pandemia, junio, julio y agosto son de temporada alta, entonces los boletos ya estaban en cerca de US$ 1.000”, aseguró la estudiante de la UNAM.

Desde Colombia

Familia colombiana viajó a EE.UU. para vacunarse 4:15

Carlos Andrés Gómez, empresario y ciudadano colombiano, también tuvo la oportunidad de ir a Estados Unidos para ponerse la vacuna contra covid-19.

Decidió realizar este viaje debido a la lentitud en la vacunación en Colombia, situación similar a la de Argentina, México y la mayoría de países en Latinoamérica.

“En diciembre me dio covid-19. Desde ese momento y desde antes sigo los cuidados de salud. Y con ese tema de la vacunación en Colombia que están empezando por los más grandes, los cálculos que yo hago es que me tocaría hasta el otro año por la edad, tengo 32 años».

“Pero salió esta alternativa de ir a Estados Unidos por la vacuna, mucho más fácil por la cercanía que se tiene con Miami”, comentó Andrés Gómez para CNN.

Hace un mes, comentó, su hermana armó un grupo para viajar a Miami desde Medellín, con la única intención de irse a vacunar a EE.UU. En ese momento, el boleto de avión redondo tuvo un costo aproximado de US$ 240.

Sin embargo, aseguró Gómez, los precios en Colombia ya subieron, pues ahora cotizó el mismo pasaje y tiene un costo de unos US$ 710, casi el triple que lo que valía en abril.

“El viaje fue específicamente para vacunarse. Yo viajé el domingo 2 de mayo y me regresé el jueves 6 de mayo. Llegué a descansar. El lunes fue cuando nos pusimos la vacuna”, dijo.

Asimismo, agregó que familiares le ayudaron al momento del registro para la vacuna, en donde decidió ponerse la de Johnson & Johnson, la cual solo requiere de una dosis.

Además, también lo apoyaron con el hospedaje, por lo que se ahorró los dólares del alojamiento. Con todo ello, el total que gastó en cinco días en EE.UU. fueron US$ 800, incluido el pasaje de avión.

Juan Gómez, también colombiano, vivió este proceso de la vacunación contra covid-19 desde la perspectiva de un estudiante.

Juan Gómez, quien vive en Bogotá, estudia una maestría ejecutiva impartida por el Hult International Business School de Boston. Debido a la pandemia, cursa a distancia y en algunas ocasiones debe viajar a otras sedes de la escuela.

En mayo tuvo que viajar a Boston para sustentar su tesis. Llegó a EE.UU. el jueves 22 de abril y regresó a Colombia el jueves 29 de abril.  Una estancia corta por motivos de estudios, pero aprovechó para ponerse la vacuna.

El estudiante de maestría dijo que no fue sencillo conseguir cita, pues algunas se cancelaban por motivos externos y otras ya estaban tomadas. Fue hasta el último día de estancia en Estados Unidos que consiguió vacunarse.

«Nosotros (el grupo de estudiantes) teníamos regreso el jueves 29 de abril a las 11 de la mañana. Entonces, vimos un Walmart Supercenter que quedaba a una hora de distancia de Boston y tenía más puestos, más citas. Llegamos a las 8 de la mañana y había fila larguísima, todo el mundo tenía cita a esa hora».

«Después de media hora, llegamos al punto y no nos pidieron la cita ni la visa, simplemente ver nuestra identificación para tomar nuestro nombre», contó Gómez en entrevista con CNN.

Y agregó que, en ese momento, preguntó si tenía la vacuna Johnson & Johnson. Le respondieron que sí, lo mandaron a esa sección donde la ponían —que, según comenta, estaba vacía— y recibió su dosis. Por tanto, ya no debe regresar pues se trata de aplicación única.

Juan Gómez compró su boleto de avión ida y vuelta en febrero de este año, cuando la institución educativa le envió los papeles para la visa de estudiante. En ese entonces, gastó alrededor de US$ 540 dólares por el vuelo redondo con escala en Nueva York.

Por el hospedaje recibió un descuento de 50%. A pesar de ello, el costo total por el tiempo que estuvo en EE.UU. fue de US$ 900. Y, además, el costo del transporte: por ejemplo, para ir al Walmart el día de la vacuna, gastaron en Uber US$ 80 y otros US$ 80 para el aeropuerto.

El estudiante finalizó diciendo que fue «buenísimo» que todo se alineara para su vacunación, pues apenas el 23 de abril Estados Unidos reanudó el uso de la vacuna de Johnson & Johnson.

«Muchos amigos no pudieron viajar por temas de restricciones a última hora que cerraron el aeropuerto. Fue un milagro que yo viajara. Me dieron la visa americana de estudiante 12 horas antes del vuelo. Yo pensé que ya no iba a viajar», añadió.