CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Contaminación

Cómo celebrar Halloween sin aterrorizar al planeta

Por Ángela Reyes

(CNN Español) -- Si las películas de terror en Halloween te dan miedo, imagínate esto: toneladas de plástico hecho a partir de combustibles fósiles avanzan por el océano asfixiando a las especies marinas.

Eso es terror.

El 83% de los disfraces de Halloween y la ropa que se promociona como para usar durante esta celebración están hechos de plástico, según un informe de 2019 que cita Fashion Revolution, una organización sin fines de lucro internacional dedicada a la promoción de una industria de la moda amigable con el ambiente, segura y transparente. De ese total, el 69% era de poliéster según el informe, hecho con base en una investigación de los 19 mayores minoristas del Reino Unido. Solo allí, cada año se tiran siete millones de disfraces.

Una actualización de 2021 del informe sugiere que, pese a algunos avances para reemplazar el uso del plástico en las prendas por otros materiales como algodón y en los accesorios por metal y vidrio, por ejemplo, la situación general se mantiene: el poliéster sigue siendo el principal material.

Entonces el plástico sigue siendo uno de los principales materiales de Halloween. Y sigue siendo una de las principales amenazas que enfrenta nuestro planeta (cada año terminan en los océanos 11 millones de toneladas métricas de residuos plásticos).

publicidad

Aquí, algunos consejos de Fashion Revolution para que minimices su uso en tu disfraz.

Reportan escasez de calabazas de Halloween en California 3:36

Retro, icónicos, maquillaje: todos los disfraces para los que no necesitas comprar plástico

Disfraces icónicos... pero simples. Los disfraces de algunos personajes de películas o de la televisión, por ejemplo, no necesitan mucha producción y pueden ser icónicos. Top Gun, Indiana Jones, Harley Quinn son apenas algunos ejemplos.

Si vas a comprar, apuesta por las prendas de segunda mano. Las prendas de segunda mano tienen dos ventajas: te evitas el gasto innecesario en materiales nuevos y pueden llegar a costarte más baratas. Si compras en una tienda de segunda mano, una organización benéfica o a través de una aplicación, por ejemplo, intenta que no sea prendas que solo sirvan como disfraz de Halloween, piensa en qué otras ocasiones puedes usarlas. Y recuerda que, en lugar de comprar, puedes alquilar.

Opciones retro."Revisa la ropa vieja de tus padres o abuelos, puede que encuentres algunas piezas de décadas anteriores que pueden hacer más atractivo tu disfraz", escriben en Fashion Revolution. Retro y clásico, por ejemplo, son los de 'Grease'.

Apostarle al maquillaje. ¿Por qué no vestirte completamente de negro y apostarle a un maquillaje terrorífico o un buen peinado? Aquí abundan las propuestas: vampiros, zombies, calaveras, gato con bigotes y hasta el Joker.

Se estrenó el primer tráiler de "Joker"

Vale, perfecto... ¿y si quiero un disfraz de "El juego del calamar"?

Por supuesto, hay disfraces más difíciles de replicar que otros minimizando el uso de plástico virgen. Pero si, como la mayoría de los que buscan en internet, lo que quieres es un disfraz de "El juego de calamar", aquí algunos consejos para que evites comprar piezas hechas enteramente de plástico que probablemente no vas a volver a usar en la vida.

Si quieres disfrazarte como uno de los jugadores, puedes intentar conseguir prestado un pantalón deportivo y una campera básica verde, y tú mismo pegarle los números. Si no tienes, puedes comprar esas prendas pero pensando en volver a utilizarlas, por ejemplo para hacer deporte.

Para el disfraz de los guardias puedes hacer una apuesta parecida, e incorporarle un cinturón. Y para la máscara puedes apostarle a alguna tela negra similar que tengas que se vea similar, y hacer la forma que elijas con cinta blanca.

La niña robot puede ser una elección relativamente sencilla: consigue en armarios propios o ajenos (pero con permiso) una camiseta amarilla. El vestido puede ser más desafiante, pero tal vez puedes replicarlo en un material que no sea plástico, porque el corte es sencillo, o encontrar uno similar viejo y teñirlo. Luego unas medias blancas, peinado, maquillaje y listo.

No se trata solo de los disfraces, claro. Buena parte de las celebraciones recurren al plástico en forma de vasos, platos y cubiertos descartables, envoltorios de dulces, recipientes para salir a pedir esos dulces. Aquí, los consejos de Greenpeace y de la World Wildlife Foundation para un festejo sin plástico.

Seguramente hay más estrategias para poner en práctica. ¿Lo importante? Que lo más aterrador de la noche sea la película que mires.