CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Julius Jones iba a ser ejecutado este jueves en Oklahoma, pero el gobernador le conmutó la pena capital por cadena perpetua

Por CNN

(CNN) -- El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, le concedió el indulto a Julius Jones, el prisionero condenado a muerte que iba a ser ejecutado este jueves.

Stitt conmutó la sentencia de Jones por cadena perpetua sin libertad condicional, según un decreto presentado este jueves en el sitio web de la Secretaría de Estado del estado.

Jones ha estado en el corredor de la muerte durante casi 20 años en relación con el asesinato de Paul Howell en 1999. Jones dice que es inocente, al igual que su familia, abogados y simpatizantes. La familia de Howell, sin embargo, sigue convencida de la culpabilidad de Jones.

“El gobernador Stitt dio hoy un paso importante para restaurar la fe pública en el sistema de justicia penal al garantizar que Oklahoma no ejecute a un hombre inocente", dijo la abogada de Jones, Amanda Bass, en un comunicado. "Si bien esperábamos que el Gobernador adoptara la recomendación de la Junta en su totalidad al conmutar la sentencia de Julius a cadena perpetua con la posibilidad de libertad condicional, a la luz de la abrumadora evidencia de la inocencia de Julius, estamos agradecidos de que el Gobernador haya evitado un error irreparable".

¿Quién es Julius Jones y por qué tanta gente sigue su caso?

Jones, que es negro, fue condenado a muerte después de ser declarado culpable del asesinato de Paul Howell en 1999 durante un robo de auto. Pero Jones insiste en que es inocente, y él, sus abogados y defensores han planteado una serie de problemas con su caso.

Según su petición de indulto, Jones y sus abogados dicen que ha pasado casi dos décadas en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió debido a "fallas fundamentales en el sistema encargado de decidir" su culpabilidad, incluidos abogados defensores ineficaces e inexpertos, prejuicios raciales entre su jurado y la supuesta mala conducta de la fiscalía.

publicidad

El caso de Julius Jones ganó renovada atención en 2018, cuando la serie documental de ABC "The Last Defense" destacó su caso. Hoy, cuenta entre sus seguidores con celebridades como la estrella de reality shows Kim Kardashian, y más de 6 millones de personas habían firmado una petición en Change.org pidiéndole a Stitt que evite su ejecución debido a las preguntas que rodean su caso.

Su petición de indulto apuntó a varios problemas con su caso

Paul Howell junto a su hija Rachel

Howell murió en un robo de auto la noche del 28 de julio de 1999, cuando él, su hermana adulta y sus hijas estacionaron en el camino de entrada de sus padres, según documentos judiciales. La hermana de Howell, dicen los documentos, describió al atacante como un hombre negro que, según dijo, vestía jeans, una camiseta blanca, una gorra negra y un pañuelo rojo sobre la cara.

Jones, de 19 años en ese momento, fue arrestado unos días después después de que las autoridades encontraron el arma homicida envuelta en un pañuelo rojo dentro de la casa de su familia. Jones fue juzgado junto con un coacusado que fue sentenciado a 30 años de prisión después de declararse culpable de asesinato en primer grado y conspiración para cometer un robo, según los registros judiciales en línea. El coacusado testificó contra Jones, quien fue declarado culpable y condenado a muerte.

La petición de indulto de Julius Jones planteó varios puntos de controversia en su caso, uno de ellos es su coartada: la familia de Jones dice que estuvo en casa con ellos la noche del asesinato, según la petición de indulto. Al jurado tampoco se le mostró una foto de Jones, tomada días antes del asesinato de Howell, que según la petición habría demostrado que no coincidía con la descripción del tirador.

El pañuelo rojo es otro punto de conflicto: la petición de indulto de Jones cita a varias personas que dijeron que su coacusado, Christopher Jordan, admitió haber matado a Howell y haber escondido el arma y el pañuelo dentro de la casa de Jones. (Un abogado de Jordan le dijo a ABC News en septiembre que su cliente niega haber confesado el crimen).

La familia de la víctima todavía cree que Julius Jones es culpable

Sin embargo, la familia de Howell rechaza las afirmaciones de inocencia de Jones, y el apoyo público a Jones es doloroso para ellos, dijo su hija a CNN en un comunicado. La familia de Howell y la Oficina del Fiscal General del estado han disputado la evidencia citada por Jones y sus partidarios.

La coartada fue investigada a fondo y se consideró que no era creíble, dijo anteriormente la oficina del fiscal general, y agregó que el reclamo fue explorado en una audiencia probatoria ordenada por la Corte de Apelaciones Criminales de Oklahoma.

La oficina del Fiscal General también señaló las pruebas de ADN realizadas a pedido de la defensa en el pañuelo rojo. Los resultados, dijo la oficina en un documento publicado en julio de 2020, indicaron que el componente principal del perfil de ADN coincidía con Jones y excluía a Jordan. El equipo de Julius Jones dijo en respuesta que los resultados de las pruebas de ADN eran limitados y que el ADN de Jordan no podía excluirse.

"En general, esto ha sido extremadamente duro para nuestra familia", dijo Rachel Howell, "ya que seguimos siendo víctimas de Julius Jones cuando no hemos hecho absolutamente nada malo".

Las últimas dos décadas también han sido difíciles para la familia de Jones, dijo su madre, calificándolas de "pesadilla despierta".

"Sé lo que es que te arrebaten a un ser querido y revivir constantemente esa pérdida. Espero y rezo para que encuentren la curación y la paz", dijo Madeline Davis-Jones.

Con información de Dakin Andone, Amir Vera, Justin Lear, Ashley Killough, y Carma Hassan