(CNN Español) - La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó por unanimidad este jueves que la nueva Constitución que sea redactada por sus miembros se someta a un referendo, según lo confirmó el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información en un comunicado.

Según la presidenta de la ANC y excanciller Delcy Rodríguez, con la decisión se da “cumplimiento a los objetivos programáticos para los cuales fueron convocados” los miembros de la Constituyente, “como la paz y el perfeccionamiento del sistema económico”.

LEE: Constituyente: entre violencia y disputas, CNE dijo que participó el 41,53% del padrón electoral

Sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en presencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (Crédito: RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

Los primeros capítulos de la nueva Constitución que reemplazaría a la aprobada en 1999, durante el mandato del fallecido presidente Hugo Chávez– se empezarán a redactar la semana que viene.

De acuerdo con Rodríguez, en el proceso los constituyentes debatirán “la ampliación del sistema de justicia, la defensa de la soberanía e independencia nacional, y la participación de la juventud y las mujeres y los derechos de la naturaleza”.

La Asamblea Nacional Constituyente fue instalada el 4 de agosto pasado y ya aprobó también sus estatutos de funcionamiento. Los 545 asambleístas trabajarán divididos en 21 comisiones. Su próxima sesión será el martes 29 de agosto.

LEE: Gobierno de Venezuela pedirá captura de Luisa Ortega y Germán Ferrer con código rojo de Interpol

El presidente Nicolás Maduro celebra los resultados de la AsambleA Nacional Constituyente impulsada por su gobierno en Caracas el 31 de julio de 2017. (Crédito: RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

Según el presidente Nicolás Maduro, la Asamblea Nacional Constituyente es la mejor vía para que Venezuela recupere la estabilidad y la paz, tras más de cuatro meses de intensas protestas en las calles de todo el país que, de acuerdo con las últimas cifras oficiales del Ministerio Público, han dejado al menos 120 muertos y casi 2.000 heridos.

La oposición no participó en la elección de los miembros de la Constituyente pues la considera fraudulenta e inconstitucional ya que asegura que no se le consultó al pueblo si estaba de acuerdo con su convocatoria y tampoco cumplió con los requisitos establecidos por ley para realizar la votación de sus miembros.

Según el oficialismo, el día de la elección (30 de julio) de la Constituyente se registraron más de 8 millones de votos. Pero días después, la empresa encargada del voto electrónico dijo que el voto había sido manipulado y que la diferencia podría ser de hasta un millón de votos.

Varios países también han condenado a la Asamblea Nacional Constituyente, por considerar que carece de legalidad.

LEE: Los países que no reconocerán la Constituyente de Venezuela y los que sí

Venezuela's fugitive former top prosecutor Luisa Ortega, one of President Nicolas Maduro's most vocal critics, speaks, invited by Brazil's prosecutor general Rodrigo Janot, during a conference with representatives from the Latin American regional trading alliance Mercosur, in Brasilia, on August 23, 2017. Ortega promised to use the international forum in Brazil to intensify corruption allegations against Maduro, who called for her arrest. Days after a dramatic escape from Venezuela, Ortega arrived in Brasilia promising to dish dirt on Maduro, who in turn asked Interpol to put out a "red notice" warrant for his critic. / AFP PHOTO / EVARISTO SA (Photo credit should read EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

(EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

Una de las primeras decisiones de la ANC que tiene suprapoderes y puede reformar y disolver las actuales instituciones del Estado– fue destituir a la fiscal general Luisa Ortega, que se había convertido en la voz más crítica del Gobierno dentro del mismo oficialismo.

Ortega fue la fiscal que estuvo al frente del caso contra el líder opositor Leopoldo López, que paga una condena de casi 14 años de cárcel tras ser hallado culpable de los delitos de instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio, en relación con los hechos de violencia desatados tras una manifestación opositora en febrero de 2014, que dejaron un saldo de 43 muertos.

Ortega siempre ha dicho que defiende la Constitución promulgada en 1999. “Nosotros apenas somos una muestra ínfima de lo que viene para todo aquel que se atreva a oponerse a la forma totalitaria de gobernar”, dijo en un comunicado la ahora exfiscal, cuando fue destituida.

LEE: Las 5 razones por las que el oficialismo llama traidora a Luisa Ortega Díaz

Antes de su destitución, Ortega sorprendió a muchos con sus acciones legales contra la Constituyente convocada por Maduro y sus denuncias contra las acciones de la Guardia Nacional Bolivariana durante las protestas que se han tomado las calles de Venezuela en los últimos cuatro meses. Así, pasó de ser considerada una ficha del chavismo a ser llamada traidora por el oficialismo.

Ahora, se encuentra en Colombia junto con su esposo, el diputado oficialista Germán Ferrer, quien también fue acusado por el gobierno.

LEE: Este es Germán Ferrer, esposo de la exfiscal Luisa Ortega y diputado chavista acusado por el gobierno

El pasado 18 de agosto, la Asamblea Nacional Constituyente también decretó que asumiría las competencias de la Asamblea Nacional de mayoría opositora para legislar sobre todas las materias, específicamente lo concerniente a la paz y el modelo socioeconómico de Venezuela.