Veena Malik alega que en India manipularon sus fotos desnudas

NUEVA DELHI (CNN) – La actriz pakistaní Veena Malik demandará a una revista india por la publicación de una foto suya desnuda que según ella fue alterada.

En la página web de la revista FHM, Malik aparece desnuda en la portada de la edición de diciembre. En la fotografía, Malik sostiene lo que parece ser una granada en su mano derecha y en su brazo izquierdo lleva un tatuaje donde se lee ISI, que son las siglas del servicio secreto de inteligencia indio.

Ayaz Bilawala, abogado de Malik, dijo a CNN que la actriz entabló una demanda de 1.9 millones de dólares contra la revista FHM por daños y perjuicios.

Bilawala afirma que la publicación "engañó" a su cliente y dijo que la revista adulteró las fotos de Malik.

"El proceso (en un tribunal de justicia) comenzará pronto", dijo el abogado.

La revista negó las acusaciones.

Bilawala dijo que la publicación violó su acuerdo con la modelo de Pakistán.  Y el acuerdo, dijo, requiere que se muestren a Malik todas las fotos de la filmación antes de ser publicadas.

"Las imágenes que se exhiben están alteradas y manipuladas", dijo.

Bilawala no cuestionó el tatuaje de ISI en el hombro de la modelo, pero dijo que numerosas organizaciones del mundo usan las mismas siglas.

El abogado se negó a comentar sobre la granada que sostiene Malik en la imagen.

La revista india FHM insinuó que va a contrademandar a la actriz.

"Estas acusaciones son completamente falsas. Estamos explorando varias opciones, incluyendo la presentación de una contrademanda", dijo a CNN el editor de FHM, Kabeer Sharma.

Malik dijo que nunca accedió a posar desnuda, algo que provocó indignación en su país.

"Si yo hubiera posado desnuda para la revista, yo sería la primera en admitirlo. Pero yo no estuve de acuerdo con esto y ellos están equivocados.

"Yo no fui para esto y estoy profundamente consternada y deprimida por lo que ha sucedido", dijo.

Malik no es ajena a la controversia.

Hace dos años la actriz provocó un revuelo cuando afirmó que su exnovio, un jugador de cricket pakistaní, estuvo envuelto en partidos internacionales arreglados.

Un año más tarde, la actriz fue criticada por los clérigos pakistaníes, que denunciaron su comportamiento "anti-islámico" en el reality indio "Big Boss".

"Yo no soy una musulmán perfecta o una persona perfecta, pero no he cometido un delito, y por desgracia este tipo de cosas son parte del trabajo", dijo Malik este lunes.

No obstante, la modelo restó importancia a las críticas de vuelta a casa.

"No estoy preocupada sobre lo que piensan", dijo. "Mis fans y muchos paquistaníes me apoyan y creen en mi".