El sitio Vatican.xxx no es porno, ni del Papa ni de nadie en el mundo
Vaticano.xxx no pertenece a nadie, ya que es un dominio que no está en venta.

(CNN) — Internet es la vid. Los comentarios del portavoz del Vaticano en la radio esta semana provocaron que los medios hicieran eco e informaron que la Santa Sede había perdido su apuesta por el sitio Vatican.xxx, una unión del Vaticano y la extensión ". Xxx", reservada para contenidos pornográficos.

"El dominio no está disponible porque ha sido adquirido por otra persona, pero no por el Vaticano", dijo el reverendo Federico Lombardi en Radio Vaticano.

Pero resulta no ser el caso. Por el contrario, el dominio está reservado específicamente para nadie.

"Vatican.xxx es un nombre que está en una lista de reserva permanente, por lo que fue retirado del registro antes de su puesta en marcha", dijo Jocelyn Johnson, representante de ICM Registry, la compañía que opera el nuevo dominio para los sitios pornográficos.

"Nadie será capaz de adquirir ese nombre", dijo.

El secuestro de nombres de sitios web es una práctica muy común.

Por ejemplo, a finales de 1990, se podía buscar whitehouse.com (Casablanca.com) y se encontraba pornografía y "la conclusión es que es casi imposible protegerse de este tipo de cosas", dijo Reese, un jesuita de la Universidad de Georgetown.

"Hay demasiados nombres posibles de dominio", agregó.

"El Vaticanochicas.xxx, el Vaticanozorras.xxx, es casi infinito, por no hablar de todas las palabras obscenas que usted puede poner juntas, no sólo después sino antes de Vaticano. Es una tarea imposible defenderse de este tipo de cosas", dijo.

ICM Registry desarrolló los dominios punto-triple-X para proporcionar una solución de compromiso entre aquellos que desean proporcionar acceso a material pornográfico y aquellos que desean impedir el acceso a ella.

El rumor sobre Vatican.xxx, reportado originalmente por la agencia Reuters, puso bajo la luz el hecho de que el mercado es en sí mismo como una policiía.

La Corporación para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés) "le sugirió a ICM trabajar con un Comité Asesor Gubernamental de los países de todo el mundo para presentar un grupo de nombres que se incluirán en la lista de reserva. El grupo de dominios incluye desde líderes políticos hasta cantantes" señaló.

Johnson mencionó que la gente en El Vaticano tuvo una idea equivocada acerca del dominio Vatican.xxx cuando vio que "estaba reservada por ICM Registry".

"Probablemente no sabía que había una lista de nombres que habían sido bloqueados", dijo, "y si tal vez nadie en el equipo la registró o lo habían hecho ellos mismos, pensaron que fue hecho por alguien más".

La Hermana Mary Ann Walsh, portavoz de la Conferencia de Obispos de EU, vio con buena actitud la acción de ICM.

"Se está demostrando que la gente está tomando la responsabilidad en el reconocimiento de que cualquier cosa puede ser usada para el mal como para el bien", dijo ella, "y hay que tomar precauciones de que nuestra tecnología no se utilice para el mal".

"Incluso un jesuita puede cometer errores", dijo Reese, refiriéndose al portavoz del Vaticano.