El retoque de una imagen dejó por fuera a un rey de un cuadro

LONDRES (CNN) — Un cuadro perdido del rey Eduardo VIII de Gran Bretaña revela que el retrato del monarca fue “editado” después de su abdicación para mostrar a su reemplazo, el rey Jorge VI.

Eduardo VIII posó para la popular revista The Illustrated London News en 1936, antes de su prevista coronación.

Sin embargo, cuando el monarca se retiró antes de ser coronado oficialmente, el artista Albert H. Collings recicló en la imagen, pintando sobre la cara de Eduardo, en una primera versión de la técnica de retoque tan familiar para los lectores de revistas en la actualidad.

"Tendemos a pensar que es una cosa moderna, pero esto solo demuestra que ha estado sucediendo desde siempre", dijo la directora ejecutiva de Illustrated London News, Lisa Barnard.

"Supongo que la idea era que el original nunca sería visto, por lo tanto nadie lo sabría nunca", dijo a CNN, agregando que "los editores siempre han tenido que ser ingeniosos: las noticias cambian y ellos tienen que cambiar junto con ellas".

"Hemos encontrado una nota de cuánto se les pagaba a los artistas por los retratos —más de 1,000 libras, que era mucho dinero en ese entonces— y la revista probablemente no quiso desperdiciar eso".

La modificación salió a la luz tras el descubrimiento de una copia de prueba de una edición especial de coronación de la revista.

Cuando las imágenes de la coronación que nunca sucedió fueron publicadas en periódicos británicos, un lector notó la sorprendente similitud entre la pintura desconocida de Eduardo VIII, y la imagen de Jorge VI, que fue publicada en una edición posterior de la revista.

Barnard dijo que el retrato no fue el único tema del inédito especial de la coronación de Eduardo VIII en ser reciclado.

“Pudieron reutilizar algunos de los artículos más generales para la edición de la coronación de Jorge VI y algunas otras fotos de los trajes de coronación también fueron 'editadas' para mostrar a Jorge VI; de nuevo, el artista simplemente cambió las cabezas", explicó.

"Días después de que la abdicación se anunciara, la revista lanzó un especial de la 'abdicación y la ascensión', y redactaron un ensayo completo de todo lo que tenían previsto incluir en la edición de la coronación como un homenaje a Eduardo VIII, y que se convirtió, en efecto, en una apología”.

Se cree que el editor de la revista, Sir Bruce Ingram, fue advertido días antes de la abdicación de que la edición de la coronación podría no ser necesaria.

En una página de notas adjuntada a la copia de prueba y fechada el 3 de diciembre de 1936 —una semana antes del anuncio oficial—, él escribió una lista de cambios y revisiones necesarias “si Ed. VIII abdica”.

“Es una señal de un editor inteligente, con los pies en la tierra y que sacó el máximo provecho de lo que tenía”, dijo Barnard a CNN.

Eduardo VIII se convirtió en rey tras la muerte de su padre, Jorge V, en enero de 1936, pero reinó menos de un año antes de hacerse a un lado el 11 de diciembre para poder casarse con la estadounidense divorciada Wallis Simpson.

Su hermano menor, Jorge VI, quien nunca había esperado convertirse en rey, fue nombrado como su sucesor.

La historia de la lucha del nuevo monarca contra una debilitante tartamudez en los primeros días de su reinado fue plasmada en la película ganadora del Oscar El discurso del rey.