RoboGolf: ¿La rebelión de las máquinas en el golf?
Qrio, el robot golfista de Sony, muestra sus habilidades durante una exhibición de tecnología en Japón.

Por Paul Gittings, CNN

(CNN) – ¿Qué pasaría si los robots dominaran el mundo del golf?

Es una idea extravagante, quizá, pero muchas de las tareas antes hechas por los seres humanos ahora son realizadas por dispositivos mecánicos.

Y esa misma máxima está poniéndose en evidencia en el golf, pues productos como pelotas y palos sólo llegan al mercado después de haber sido probados a la perfección usando tecnología robótica.

Un fabricante propuso hacer caddies de metal y trajes robóticos para ayudar con el entrenamiento en un deporte en el que los errores humanos en el campo son cruelmente expuestos.

El líder del sector en este campo es Golf Laboratories Inc, con sede en California, cuyo fundador, Gene Parente, vio un vacío en el mercado cuando comenzó su empresa en 1990. Ahora espera inventar un jugador totalmente robótico.

'Iron Byron' abrió el camino

Hace dos décadas, la tecnología de vanguardia se enfocaba en una máquina con brazo de robot llamada The Iron Byron (en honor al legendario golfista estadounidense Byron Nelson).

El aparato utilizaba presión de aire y neumáticos para generar una velocidad de golpeo. El artefacto era realmente un resorte gigante de una puerta de garaje, con tres velocidades: lenta, media y rápida.

El inconveniente del Iron Byron era que sólo podía oscilar en una dirección, mientras que ningún swing humano es exactamente igual.

Parente y su socio Sean Dynes incorporaron tecnología robótica y sistemas informáticos de control de dirección para producir un mecanismo de prueba mucho más sofisticado.

“Si puedes balancear un palo de golf, nosotros podemos simularlo”, dijo Parente a CNN.

El enfoque ha revolucionado la industria, permitiendo a los fabricantes adaptar sus equipos a golfistas de distintas habilidades, porque no todos tienen la capacidad atlética para generar los 209 kilómetros por hora de velocidad de golpe que logra Woods o Bubba Watson.

Sin embargo, Parente no está conforme con ese nivel de perfección, y decidió llevar las innovaciones de su empresa a un nuevo nivel con un prototipo de jugador de golf robot que competirá en el campo y, con suerte, superará a los profesionales.

“Es más por el aspecto de entretenimiento que por cualquier otra cosa”, admitió Parente, quien dijo que estaba en conversaciones con socios para desarrollar el proyecto.

Capacidad limitada

La tecnología claramente ha recorrido un largo camino desde que Sony Corporation presentó al mundo al Qrio 2004.

El entrañable robot fue capaz de entregar el cheque de ganador a Ernie Els en el torneo patrocinado por la empresa japonesa en el PGA Tour, pero su capacidad era limitada. En las demostraciones públicas sólo podía golpear una bola hacia dentro de un gran agujero en un tapete.

Las ambiciones Parente llegan un poco más lejos, inspiradas por artefactos como la computadora Deep Blue que se enfrenta a grandes maestros de ajedrez frente a una numerosa audiencia en televisión.

“Poder abordar algo tan difícil como el golf lleva esto a otro nivel”, dijo.

Aunque la competencia de 'Hombre contra Robot' tiene un atractivo obvio, la mayoría de las aplicaciones comerciales en el campo de golf y otras áreas generalmente se basan en el principio de 'Robot ayuda a Hombre'.

Tal vez esto se debe a que, como Parente destaca, hay un “miedo y una fascinación” al escenario de la película Terminator en la que los humanos son esclavizados por una raza cruel de superrobots; un tema similar también se explora en la película RoboCop.

Pero como la empresa con sede en Indianápolis Precise Path Inc. ha demostrado, los robots pueden ser destinados a fines más pacíficos y son muy buenos para cortar el césped.

Esa compañía ha pasado más de cinco años perfeccionando la tecnología que hace que su cortadora de césped patentada pueda cortar los greens y los fairways en los campos de golf a la perfección.

El robot podadora está listo para rodar

El robot podadora es programado por los usuarios para realizar el trabajo en una parte determinada del campo, y continuará con la tarea hasta su finalización, llueva o truene.

Jason Zielke, director de operaciones y presidente de Precise Path, afirma que su producto cambiará la faz del mantenimiento de los campos de golf.

“Eliminar a los seres humanos de ese proceso tiene el beneficio combinado de una mejora significativa en la calidad y en la consistencia”, dijo a CNN.

Precise Path llegará al mercado en 2012 y Zielke cree que sus aplicaciones se extenderán a otros deportes con campos de juego y espacios abiertos, ahorrando grandes cantidades en los costos de mantenimiento y liberando el personal para otras tareas.

Esa tecnología avanzada es costosa y queda fuera del presupuesto del hogar común, por lo que podría pasar mucho tiempo antes de que tengas robots que corten tu césped o que sean empleados en otras tareas en tu casa, como pasar la aspiradora.

Pero según Rich Mahoney, director de Robótica en el Instituto Internacional de Investigación de Stanford, las tecnologías empleadas en la robótica y la electrónica de consumo modernas están convergiendo.

Una mayor disponibilidad

“El costo de algunos robots está disminuyendo y la disponibilidad de ciertos tipos de robots está aumentando”, dijo Mahoney, cuyo equipo de investigación desarrolla tecnologías de bajo costo y aplicaciones robóticas.

Extiende esto al campo de golf, y uno de estos robots podría ser tu caddie personal.

“Imagina una máquina que lleve tu bolsa y también pueda darte consejos con base en todos los tiros que has realizado en el último año”, dijo a CNN.

Para algunos, esto sería un escenario de pesadilla, pero podría poner fin a las disputas entre jugadores y caddies, cuando uno culpa al otro por un mal tiro.

Mahoney se imagina otras aplicaciones en forma de auxiliares de entrenamiento.

“Un traje robótico, una forma de 'supertraje' que guíe tus movimientos a medida que lo usas, te ayudaría a aprender cómo mejorar tu swing de golf”, explicó.

Por el momento, gran parte de esto sigue estando en el futuro, pero de vuelta en San Diego, Parente confía en que su robot golfista llegará a los campos pronto y causará un gran revuelo.