A sus 70 años, Muhammad Alí sigue dando la pelea
Durante 20 años, Alí protagonizó un total de 61 peleas, de las cuales solo perdió cinco.

Cassius Clay o Muhammad Alí, considerado por muchos el mejor boxeador de todos los tiempos, celebró este martes su cumpleaños número 70 entre familiares y amigos en su ciudad natal de Louisville, Kentucky.

A pesar de que padece mal de Parkinson desde hace 28 años, “El más grande” sigue luchando con la vida tal como los hizo en sus mejores tiempos sobre el cuadrilátero.

Durante 20 años, Alí protagonizó un total de 61 peleas, de las cuales solo perdió cinco. Sus polémicos comentarios hacia sus oponentes y su peculiar forma de moverse en el ring, como si bailara frente a sus adversarios, eran algunos de los ingredientes que hacían atractivos estos encuentros.

Tras ungirse como campeón olímpico en la categoría de peso pesado ligero los Juegos de Roma 1960, Cassius Clay tuvo su primera pelea profesional frente a Tunney Hunsaker.

En Inglaterra, el boxeador estadounidense realizó su primer combate fuera de su país frente al británico Henry Cooper. Un enfrentamiento del que Alí salió triunfador en el quinto round.

Desde entonces Alí estelarizó importantes batallas de las cuales se ungió como campeón de peso completo en tres ocasiones. En su cumpleaños 70 destacamos algunas de las famosas peleas de este púgil.

Un nuevo campeón de peso pesado entre la polémica

Con 19 combates victoriosos Cassius Clay tuvo la oportunidad de pelear por un título de peso pesado frente a Sony Liston en 1964. De acuerdo con el sitio de Clay, como eran típicas las declaraciones del boxeador previo a las peleas, sobre Liston dijo: "ese hombre necesita lecciones de boxeo. Y desde que va a pelear conmigo, necesita lecciones de caídas".

El escenario era Miami, Florida. Liston era el actual campeón de peso pesado después de derrotar en 1962 a Floyd Patterson. Arriba del ring, Clay dio muestra de sus pasos rápidos y su famoso baile a la hora de pelear.

Nadie apostaba por un triunfo del pugilista oriundo de Lousville, Kentucky, quien al sexto round tomó el control de la pelea, hasta que Liston pidió parar la pelea por un dolor en el hombro, por lo que Clay se coronó.

"La pelea del siglo"

Después de convertirse al islamismo y cambiar su nombre al de Muhammad Alí y negarse a ir a la guerra de Vietnam por su religión, Cassius Clay regresó al ring en marzo de 1971 frente al campeón de peso pesado Joe Frazier, un duelo que fue calificado como "La pelea del siglo", la primera de una histórica trilogía.

Frazier ganó aquella noche en el Madison Square Garden de Nueva York, quitándole la racha invicta a Alí quien venía con 31 peleas ganadas, mientras que Joe sólo 26.

Alí dominó los primeros tres episodios al aprovechar la ventaja de su estatura con respecto a su rival, pero después los ganchos izquierdos de Frazier tomaron el control y en el inicio del round 15 lo mandó a la lona, y aunque Alí se mantuvo de pie el resto del episodio, la decisión fue a favor de Frazier.

"El rugido de la selva"

Esta pelea celebrada en la ciudad de Kinshasa, Zaire en octubre de 1974 representó el regreso de Muhammad Alí como campeón de peso pesado al despojarle el título a George Foreman.

La clave de este triunfo consistió en que Alí dejó que Foreman lo llevara a las cuerdas y desfogara sus golpes sobre él, hasta agotar todas sus energías, una técnica que es conocida como rope a dope.

Alí sentenció la pelea con un certero golpe a la cara de un cansado Foreman que ya no se levantó a la cuenta de 10.

El último capítulo con Frazier

La ciudad de Manila, Filipinas se convirtió en el escenario de la última edición de la trilogía entre Joe Frazier y Muhammad Alí en octubre de 1975.

En esta ocasión, Alí se alzó con el triunfo. Después de un cerrado combate en los primeros episodios, el tres veces campeón de peso pesado lanzó rápidos ponches sobre Frazier que terminaron por desfigurarle el rostro, por lo que el réferi decidió parar la pelea en el round 14.