6 febrero 2012
09:06 AM ET

Estados Unidos cierra su embajada en Siria por motivos de seguridad

WASHINGTON (CNN) — Estados Unidos cerró su embajada en Siria y evacuó al personal que aún permanecía en el país, luego de que el gobierno se negó a revisar preocupaciones sobre seguridad, dijo a CNN un alto funcionario del Departamento de Estado.

El funcionario dijo que 17 empleados, incluyendo el embajador Robert Ford, dejaron el país. Dos empleados volaron fuera de Siria la semana pasada en un vuelo comercial, y el resto, incluyendo Ford, viajó por tierra a Jordania. La mayoría del personal ya había sido evacuado y el equipo diplomático fue reducido en diciembre pasado.

Los sirios fueron notificados sobre la decisión de evacuar al personal y cerrar la embajada luego de que los empleados estuvieron fuera del país, dijeron funcionarios.

Los oficiales indicaron que el deterioro en la situación del país hizo imposible para la embajada continuar las operaciones.

“El gobierno se está extendiendo más allá de su capacidad para controlar varios elementos de violencia en el país”, dijo un alto funcionario.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, tomó la decisión final luego de que el equipo de seguridad y administración del Departamento de Estado le presentaron sus preocupaciones y recomendaciones.

“Esta es una decisión que raras veces tomamos. Nuestras embajadas son una muy importante parte de nuestra diplomacia alrededor del mundo”.

En tanto, Reino Unido llamó a consultas a su embajador ante Damasco en respuesta por la represión contra los manifestantes, informó este lunes el Secretario de Asuntos Exteriores William Hague.

“Este gobierno, este Parlamento, nuestro país y nuestros aliados no olvidarán a los ciudadanos sirios”, dijo Hague durante un discurso ante la Cámara de los Comunes.

Reino Unido también convocó al embajador de Siria ante Londres.
Las preocupaciones sobre seguridad ocurren luego de ataques con coches bomba el mes pasado en dos oficinas de seguridad del gobierno sirio en Damasco, que funcionarios creen tienen la huella de Al-Qaeda.

A pesar de que Estados Unidos no tiene prueba de que Al-Qaeda fue responsable, y de que no hay datos de inteligencia que indiquen que el grupo está planeando un ataque contra la embajada, un alto funcionario dijo que la embajada es “un blanco potencial significativo”.

“Estoy más preocupado por un ataque suicida que por una muchedumbre en la embajada”, dijo un alto funcionario a CNN, e hizo notar que la embajada ha sido blanco de grupos extremistas. “Hay una sombra de inestabilidad a través del país”.

Polonia servirá a los intereses de Estados Unidos en Siria, así como Turquía lo fue en Libia cuando Estados Unidos cerró su legación diplomática. Suiza sirve a los intereses de Estados Unidos en Irán.

La embajada polaca en Damasco asistirá a ciudadanos estadounidenses que tengan problemas, pero el Departamento de Estado no cree que aún queden muchos estadounidenses en el país, debido a las numerosas alertas de viaje emitidas en meses pasados, que urgieron a los estadounidenses a dejar el país. Los funcionarios dijeron que los estadounidenses que aún quedan en el país tienen en su mayoría la doble nacionalidad.

El mes pasado, el Departamento de Estado dijo que consideraba cerrar la embajada, y afirmó en un comunicado que “aún no se ha tomado una decisión, tenemos serias preocupaciones sobre la situación de seguridad en deterioro en Damasco, incluyendo los recientes ataques con coche bomba, y sobre la seguridad y protección del personal diplomático.

“Pedimos al gobierno sirio que tome medidas de seguridad adicionales para proteger nuestra embajada, y el gobierno sirio está considerando los pedidos”, dijo entonces el Departamento de Estado. “También avisamos al gobierno sirio que si no se toman pasos concretos en los próximos días, no tendremos otra opción que cerrar la misión”.

La Embajada de Estados Unidos está localizada en una congestionada avenida de Damasco. Funcionarios dijeron que Estados Unidos y otros países con preocupaciones similares pidieron a las autoridades sirias restringir el tráfico y erigir barreras alrededor de la embajada, medidas que el gobierno ha tomado alrededor de sus instalaciones, pero en el caso de las delegaciones diplomáticas, se negaron. Los funcionarios dijeron que esperan que otros gobiernos también cierren sus embajadas.

En octubre pasado, Estados Unidos sacó del país al embajador Ford luego de que fue atacado por lo que funcionarios estadounidenses indican era una “muchedumbre armada” en Damasco. Unos 100 manifestantes a favor del gobierno intentaron irrumpir en una reunión fuera de la embajada entre Ford y el líder opositor Hassan Abdul Azim, atrapando a Ford y a otros por más de una hora. Después, su caravana fue atacada.

Ford, quien ha criticado el uso de la violencia contra los manifestantes por parte del gobierno sirio, es visto por simpatizantes del gobierno como un activista, más que un diplomático. Él regresó a Siria en diciembre pasado.

La medida no significa que Estados Unidos esté rompiendo relaciones diplomáticas con Siria. Aunque los contactos entre ambos gobiernos son mínimos, las relaciones formales continúan intactas. Washington no rompió relaciones con Trípoli durante la campaña de la OTAN contra Moammar Gadhafi.

Funcionarios dijeron que Ford y su equipo continuarán trabajando desde las oficinas centrales del Departamento de Estado en Washington, tal como lo hizo el embajador ante Libia y su equipo cuando se cerró de manera temporal la embajada.



Secciones: Estados Unidos • Mundo • Siria