Cinco placeres de viajar solo
25 febrero 2012
01:15 PM ET

Cinco placeres de viajar solo

(CNN) — Seguramente suena mucho más atractivo un viaje romántico entre dos personas que una aventura solitaria. Sin embargo, existen muchos beneficios al salir de casa sin compañía, que los viajeros en grupo se pierden. Aquí cinco de ellos.

No hay itinerario

Eres quien manda. Puedes pasar todo el día en una cafetería o visitando seis importantes sitios turísticos en 12 horas. “No te arrastran a lugares a los que no quieres ir, y tampoco sientes como que arrastraras a otras personas”, dice Janice Waugh, autora de Solo Travelers Handbook (Guía para las personas que viajan solas).

Antes de un viaje que tenía planeado a India, Waugh conoció al dueño de un restaurante del mismo país mientras cenaba en Toronto, la ciudad en donde vive. Su nuevo conocido la invitó a asistir a una boda familiar, así que adelantó su viaje una semana y pasó cinco días celebrando el matrimonio con la familia. “Me trataron como a una hermana”, dice Waugh.

Puedes conocer a más personas

Después de la inesperada parte de la boda en su viaje, Waugh conoció a una mujer británica quien viajaba sola por primera vez para celebrar su cumpleaños número 40. Las dos se juntaron para compartir una parte de sus respectivos viajes.

Relacionarse con nuevas personas interesantes sucede todo el tiempo. “Ya que no estás centrando tu atención en otra persona, estás abierto al mundo”, dice Waugh.

Waugh se encuentra con muchas personas que viajan solas en países no occidentales, en donde los trotamundos suelen realizar viajes mucho más largos y con una mentalidad más abierta sobre toda la experiencia y la gente que conocen en el camino.

También es más probable que conozcas a personas del lugar cuando tu atención se orienta a eso en lugar de a un conocido compañero de viaje.

Descubres nueva confianza

Waugh todavía extraña a su marido, quien murió en 2006 pero descubrió que es más fuerte y más capaz de lo que nunca imaginó a través de recorrer y descubrir sola el mundo. Además, las personas que viajan solas encuentran la forma más auténticas de ser ellos mismos.

“Descubres quién eres cuando nadie te está observando. En casa la gente espera que actúes de determinada manera. Cuando viajas solo, puedes ser quien quieras ser sin que nadie te juzgue", dice Waugh.

Durante este viaje a India trabajó durante una semana en un áshram (un monasterio de meditación), realizando tres horas y media de yoga y meditación al día.

Es más emocionante

Un evento como el día de San Valentín realmente no se registra en tu cerebro cuando estás viajando solo por el mundo. La nueva amiga inglesa de Waugh, quien también es soltera, le dijo que este año ese día no significó nada para ella. Las aventuras en India fueron mucho más emocionantes que el día de San Valentín.

Tomar todas las decisiones, establecer tu propio ritmo y realizar descubrimientos únicos suministran emociones que tienes menos probabilidad de experimentar cuando viajas bajo el manto protector de un compañero o amigo.

Estableces cimientos de relaciones verdaderas

Pero no nos engañemos: Viajar solo puede ser solitario. Aún así, cuando viajas por tu cuenta reúnes los ingredientes para un posible romance y para relaciones duraderas, ya sea durante el viaje o en casa.

La confianza que surge al crear tu propia aventura es una fuerza poderosa. “Con más confianza, crece tu amor por ti, lo que te da más amor para ofrecer a los demás”, dice Waugh.

Además, todos conocemos a alguien que encontró una relación de muchos años —o un pequeño romance— lejos de casa.

Waugh dice que ha tenido citas durante sus viajes, pero todavía no encuentra un romance duradero. Sin embargo, también señala que es importante ser precavida sobre con quién sale y a dónde.

Al conocer a alguien procura que sus encuentros siempre se hagan en público, advierte Waugh. Pues este tipo de lugares siempre serán más seguros que los privados. Waugh aconseja tener precaución hasta cuando se aborda un taxi y evitar decirle a los desconocidos en dónde te hospedas.

Elige tú primero a las personas con las que interactúas en lugar de que ellas lo hagan, dice Waugh. “La probabilidad de que elijas a la persona equivocada es mucho menor que la probabilidad de que la persona equivocada te elija a ti”.

Y no temas ser grosero. Estamos entrenados para actuar con educación, lo que es importante como viajero, pero es importante para tu seguridad hablar fuerte y con firmeza para hacerle saber a alguien que deseas abandonar una situación o conversación. La gente a tu alrededor también puede ayudarte cuando te sientes inquieto, dice Waugh.

“Sonríe e involucra a otras personas en tu seguridad”, dice. Pide ayuda cuando la necesites.

Waugh ofrece más consejos de seguridad en su blog.

soundoff (7 comentarios)
  1. elrincondelohumano

    Excelente articulo ¡¡¡

    25 febrero, 2012 en 1:20 pm | Report abuse |
  2. marcelo bolaños

    EL QUE VIAJA SOLO GOZA EL DOBLE Y GASTA LA MITAD

    25 febrero, 2012 en 2:44 pm | Report abuse |
  3. noberto casiano

    yo no soy egoista me gusta compatir con mi familia ..y si me uni con mi pareja es para compatir con ellass.

    25 febrero, 2012 en 7:13 pm | Report abuse |
  4. Luis Felipe Rodriguez

    Este artículo me parece poco claro. ¿Que viajar solo “tiene muchos beneficios y que al salir de casa sin compañía, logras mucho que los viajeros en grupo se pierden”.? Bueno, si lo que busco es “pasar todo el día en una cafetería o visitando seis importantes sitios turísticos en 12 horas”, podría ser. No sé qué sentido tendría, pero, ciertamente podría ser.

    Si la razón es para poder conocer nuevas personas como por ejemplo, al dueño o dueña de un restaurante del mismo lugar donde viajo, también podría tener sentido, aunque al involucrarme con el nuevo conocido o la nueva conocida y sus familias ya no estaría solo (a). En ese sentido podemos concluir que el punto no es viajar solos, es no tener la compañía.

    Lo mismos que si durante el viaje conociera a otra persona que igualmente viaja sola por primera, y me juntara con ella así sea para celebrar su cumpleaños número 40, al juntarnos para compartir una parte de nuestros respectivos viajes, volveríamos al mismo punto, no es viajar solos, es no tener la compañía.

    Eso de relacionarme con nuevas personas interesantes “Ya que no estás centrando tu atención en otra persona, y que estás abierto al mundo”, suena con sentido, pero volvemos al mismo punto, no es viajar solos, es no tener la compañía. Ahora bien, si el punto es que no me siento en la satisfacción de viajar con la persona que tengo o es que realmente no tengo compañía, entonces lo interesante no es viajar solos, es tener la oportunidad de encontrar compañía

    Y si me dices que al viajar solo resulte “más probable que conozcas a personas del lugar cuando tu atención se orienta a eso en lugar de a un conocido compañero de viaje” entonces quiere decir que el asunto no es seriamente viajar solo, sino, tener la oportunidad de lograr nueva compañía.

    Creo fielmente que viajar solos nos permite descubrir muchas cosas sobre nosotros mismos, como que somos más fuerte y más capaz de lo que nunca imaginamos a través de recorrer y descubrir solos el mundo. Creo también que podría ser que al viajar solos encontremos la forma más auténticas de ser nosotros mismos. Puede ser inclusive que “descubramos quienes somos cuando nadie nos este observando. De igual manera puede ser que al viajar solos, podamos ser lo que queramos ser sin que nadie nos juzgue". Pero, si durante un viaje no podemos ir durante una semana en un áshram o monasterio de meditación a realizar tres horas y media de yoga y meditación al día, o que un evento como el día de San Valentín no se nos registre en el cerebro cuando andemos viajando solo por el mundo, o que las aventuras de ese día fueran mucho más emocionantes que el día de San Valentín, en modo alguno significaría que de manera per set sea razón para viajar sin compañía.

    Tomar todas las decisiones, establecer tu propio ritmo y realizar descubrimientos únicos, sin lugar a dudas son cosas que suministran emociones que tienes menos probabilidad de experimentar cuando viajas bajo el manto protector de un (a) compañero (a) o amigo (a). Pero, si al final, viajar por tu cuenta significa que reúnes los ingredientes para un posible romance y para relaciones duraderas, ya sea durante el viaje o en casa, entonces caemos en lo mismo, el punto no es viajar solos, es la oportunidad que te brinda el viaje, de superar el no tener compañía.

    Coincido con Waugh en que la confianza que surge al crear tu propia aventura es una fuerza poderosa que permite que “Con más confianza, crezca tu amor por ti, lo que te da más amor para ofrecer a los demás”,

    Por otro lado, el hecho de que, de una forma u otra todos conozcamos a alguien que encontró una relación de muchos años —o un pequeño romance— lejos de casa, reconfirma que lo interesante no necesariamente es viajar solos, es la oportunidad que te brinda el viaje, de superar el no tener compañía.

    El hecho de que Waugh diga que ha tenido citas durante sus viajes, pero que todavía no encuentra un romance duradero, y que además sugiera también la importancia que tiene ser precavida sobre con quién sale y a dónde, presupone que el punto no es si viajar solos es bueno o no, es no tener la compañía.

    Sugerir que al intentar aventurarnos a conocer a alguien procuremos que sea en encuentros siempre en público, dado que según Waugh este tipo de lugares siempre serán más seguros que los privados, y que nos aconseje tener precaución hasta cuando se aborda un taxi y evitar decirle a los desconocidos en dónde te hospedas” presupone un vedado reconocimiento a la importancia de tener compañía para no tener que viajar solos.

    Reconocer que si eliges tú primero a las personas con las que interactúas en lugar de que ellas lo hagan, según dice Waugh, te permitirá que “La probabilidad de que elijas a la persona equivocada sea mucho menor que la probabilidad de que la persona equivocada te elija a ti” deja claro que no es bueno andar solos aun andemos buscando compañía.

    No olvides lo que dice Waugh: No temas ser grosero. Estamos entrenados para actuar con educación, lo que es importante como viajero. Pero, es importante para tu seguridad hablar fuerte y con firmeza para hacerle saber a alguien que deseas abandonar una situación o conversación. La gente a tu alrededor también puede ayudarte cuando sientas inquietud. No olvides: “Sonríe e involucra a otras personas en tu seguridad”. Pide ayuda cuando la necesites. En definitiva tu prójimo puede ser tu compañía.

    Finalmente, no se obstinen en permanecer solos, y ya que viajan solos, busquen compañía, hasta que la persona que conocieron o los que conozcan mientras viajaban solos decidan acompañarles en el próximo viaje que hagan obviamente en compañía. Que lio. Todo se reduce a tener compañía. Y si no la tienes, a salir a buscarla. Por eso es que a veces es hasta bueno salir solos para lograr tener compañía. Si no la tenemos, claro. Porque de eso se trata, no de viajar solos, sino de tener compañía. No lo olvides, ten compañía para que no te pase que te tenga que pasar la vida viajando solo.

    Nota 1:
    No es tan malo no tener compañía, ni viajar sin compañía. De hecho en los viajes solos (no es fácil, pero) se puede conseguir compañía.

    Nota 2:
    A Waugh y a Marnie Hunter que me disculpen por usar el 95% de sus frases y palabras para intentar decir lo que no entendí sobre lo que podría significar un viaje solo, en busca de compañía.

    25 febrero, 2012 en 10:21 pm | Report abuse |
  5. Antonio Coletta

    Interesante.

    25 febrero, 2012 en 11:28 pm | Report abuse |
  6. sebastian jara

    mmm! no se trata del tiempo ni de cuanto gasta, ni lo que comes si no una conjunción de sentimientos y experiencias nuevas, que solo se aprenden en el camino y encuentro contigo mismo en una soledad placentera que te entrega el poder vieja, no existe para situación y momento de mi vida mas alegre que el poder viajar solo(lo hice por un tiempo y lo recomiendo)

    26 febrero, 2012 en 12:12 pm | Report abuse |
  7. Hellen Faus

    Sin duda viajar solo es una experiencia. Los que lo hemos hecho sabemos que es algo totalmente diferente a viajar con tu pareja, con amigos, con un grupo conocido. Son otros retos, son otras formas de ver las cosas, son momentos de soledad, también, de mirar con cierta nostalgia a los que viajan juntos, pero también momentos muy enriquecedores donde descubres cosas, que como bien dice el artículo y comentarios anteriores, cuando vás acompañado, quizá ni te fijas tanto ni estés tan receptivo.
    Viajar solo es bajo mi punto de vista una experiencia necesaria que debería ser hasta obligatoria para cualquiera, ayuda a madurar, a superar miedos, a encontrarse a sí mismo, a descubrir lo inesperado, a llevarte por lo que realmente te motiva a tí, a descubrir cuales son tus auténticos gustos, donde disfrutas más, lo que te hace mover y vibrar, lo que te aburre, lo que no te aporta nada.
    Es bueno porque sientes esa sensación de libertad que es difícil experiementar en el día a día.
    Pero también es duro y no todo el mundo vale para ello y es más la preocupación, la incomodidad o la inseguridad que cualquier otra cosa, con lo que se convierte en algo no muy grato.
    Viajar solo tiene que salir de dentro, es, como tantas cosas, una vocación, una forma de hacer las cosas, un algo que nace en algunos y en otros no. No es ni bueno ni malo, es como ser rubio, o moreno, son formas distintas de ser, nada más. No hay que competir para ver quien ha viajado más solo, o quien ha vivido más la soledad, o entrar en purismos de lo que es viajar solo o no, o... No, como todo viaje, es para llenar el alma y hacernos un poquito más felices. Si no sirve para eso, mejor no hacerlo, no hay ninguna necesidad.
    Pero hay otras formas de viajar solo, que es lo que hacemos en nuestra empresa, http://www.viajarsolo.com (no se si se permite ponerlo, si no, se puede eliminar, sin problemas) para el que le da reparos viajar solo, pero no quiere dejar de hacerlo es una fórmula intermedia en la que viajas solo en la medida que sales de casa con tu maleta y nadie más conocido pero te encontrarás con otras personas que llegan igual. Tiene las ventajas de viajar solo en cuanto a que puedes seguir tu ritmo, no tienes por qué complacer a nadie, ni forzar lo que no quieres porque no hay más vinculaciones, pero al mismo tiempo viajas acompañado, haces la ruta con otras personas con tus mismos intereses e inquietudes... Se hacen amistades, algunas duran, otras solo lo que el viaje, pero sin duda, uno no se pierde la gran expreiencia que es viajar, que es algo de lo que nadie en este mundo debería privarse.

    28 febrero, 2012 en 2:02 pm | Report abuse |