(CNN) — La sesión del Consejo de Seguridad de la ONU se centró este lunes en la crisis en Siria, donde Estados Unidos y Gran Bretaña buscaron una acción rápida, y Rusia advirtió contra un enfoque tipo "lo tomas o lo dejas".

Todas las partes pidieron el fin inmediato de la violencia.

"Hay una creciente comprensión en la necesidad de no hablar bajo el precepto de ‘lo tomas o lo dejas’, sino acercar las posiciones entre sí y no ser guiados por el deseo de venganza, de castigo, de buscar culpables, y así sucesivamente, sino por los intereses básicos del pueblo sirio ", dijo el canciller ruso Sergey Lavrov a periodistas después de la reunión del Consejo de Seguridad. “Y esto requiere el cese inmediato de la violencia como la prioridad número uno”.

Lavrov invocó el fantasma de Libia, cuyo gobierno fue derrocado en 2011 tras las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que autorizan la intervención de la OTAN para crear una zona de exclusión aérea con el fin de proteger a civiles inocentes, lo que llevó al bombardeo generalizado de las fuerzas militares libias.

“Vamos a tratar de ser respetuosos con los demás, respetuosos de la posición del otro y vamos a encontrar enfoques comunes, que los planteamientos que se formulen sean en términos muy claros y que no se repita la situación tras las resoluciones de Libia, las cuales fueron violadas”, dijo Lavrov.

El ministro citó informes de que miembros de Al-Qaeda son responsables de fomentar la violencia en Siria, junto con el Ejército Siria Libre, un grupo de combatientes de la oposición compuesta principalmente de desertores de las fuerzas gubernamentales.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia describió un alto el fuego en Siria como "una necesidad absoluta”. Dijo que esperaba que las reuniones del fin de semana entre el presidente sirio Bashar al Assad, y el enviado especial de la ONU, Kofi Annan, "tendría éxito en el desarrollo de algunas ideas para hacer posible que nos pongamos de acuerdo sobre la forma de detener el derramamiento de sangre de inmediato, la forma de detener la lucha, cualquiera que sea la fuente de violencia”.

Para otros en la reunión, el origen de la violencia no está en duda.

"Estados Unidos cree en la soberanía y la integridad territorial de todos los Estados miembros, pero no creemos que la soberanía ofrece inmunidad cuando los gobiernos masacran a su propio pueblo", dijo la secretaria de Estado, illary Clinton, quien describió como una actitud ‘cínica’ el asalto del Ejército sirio a Idlib, así como la agresión continua a Hama, Homs y Rastan”, incluso cuando Al Assad estaba reunido con Annan, en Damasco.

En un reconocimiento de que Rusia y China vetaron el mes pasado una resolución del Consejo de Seguridad que habría condenado a Al Assad, Clinton pidió a "todas las naciones, incluso a aquellos que previamente han bloqueado nuestros esfuerzos", hablar con una sola la voz para pedir que los asesinatos de civiles lleguen a su fin e inicie una transición a la democracia.

Los Comités Locales de Coordinación, un grupo opositor sirio, pidieron este lunes al Consejo Nacional de Siria —que ha estado representando a la oposición en las reuniones en el extranjero— "que lleve el tema de inmediato al Consejo de Seguridad y demande todas las medidas para detener las masacres en vez de solo emitir declaraciones”.

Valerie Amos, jefe humanitario de la ONU, calificó de "callejón sin salida" la situación en Siria. "No es la situación ideal", dijo a la CNN. "Pero tenemos que seguir trabajando en esto, tenemos que seguir intentándolo, porque hay personas que necesitan ayuda."

Amos dijo que recientemente regresó de un campamento de refugiados en la frontera de Siria con Turquía, donde habló con sirios desplazados "que estaban muy enojados por lo que está sucediendo en Siria y por haber sido abandonado por la comunidad internacional".

Consultado sobre si Annan había dejado Damasco con las manos vacías, el ministro de Exteriores británico, William Hague, dijo que es "demasiado pronto" para llegar a esa conclusión. "Él ha dicho que él ha hecho propuestas. Es evidente que para todos los interesados ​​se llevará algún tiempo, pero espero que no sea mucho tiempo, para reaccionar a dichas propuestas", dijo.