Grecia convoca a elecciones anticipadas ante crisis económica
Papademos aseguró que Grecia ha demostrado que puede tomar las decisiones necesarias para confrontar su crisis.

Atenas (CNN) — Grecia convocó a elecciones parlamentarias anticipadas el próximo 6 de mayo para sustituir al gobierno interino que ha gobernado desde noviembre, informó este miércoles el primer ministro Lucas Papademos.

El anuncio, transmitido en televisión, ocurrió después de una reunión en la que el presidente Karolos Papoulias pidió a Papademos disolver el actual parlamento.

Papademos aseguró que los últimos cinco meses han mostrado que Grecia puede tomar las difíciles decisiones necesarias para confrontar su crisis de deuda y asegurar un futuro mejor.

El nuevo gobierno, una vez electo, podría afrontar esta difícil tarea, dijo antes de pedir a todos trabajar juntos.

Disolver el Parlamento no significa disolver el gobierno, pues tienen que tomarse varias decisiones importantes antes del 6 de mayo, agregó el economista y exgobernador del Banco de Grecia.

Según la Constitución griega, tiene que haber un periodo de al menos 25 días entre la disolución del Parlamento y la fecha en que se celebran las elecciones.

Grecia, que ha sido gobernada por una gobierno de coalición interino desde la renuncia de Yorgos Papandreu, continúa su lucha contra la crisis económicas entre fuertes medidas de austeridad que buscan disminuir su enorme deuda pública.

El anuncio de las elecciones anticipadas ocurre en medio del colapso de los dos principales partidos del país, Nueva Democracia y Pasok, que han dominado la política local desde la caída de la junta militar en 1974.

Según encuestas, nueve pequeños partidos alcanzan actualmente el umbral del 3% necesario para ingresar al Parlamento.

Nueva Democracia mantiene el 18% de los votos y Pasok el 14%, lo que los mantiene como la mayoría en el nuevo gobierno de coalición, según una encuesta publicada este martes.

En junio pasado, el Parlamento griego aprobó medidas económicas para el periodo 2013-2014 que incluyen recortes por al menos 11,000 millones de euros.

La aprobación de más medidas, algo esencial para que Grecia continúe recibiendo el apoyo de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, se aprecia más difícil en un parlamento dividido, especialmente cuando los nuevos partidos se han mostrado adversos a las medidas adoptadas por el gobierno.