Servicio Secreto de EE.UU. regresa a casa por supuesto asunto con prostitutas
La noticia del relevo de los agentes del Servicio Secreto se confirmó pocas horas después de la llegada del presidente Obama a Cartagena.
14 abril 2012
03:33 AM ET

Servicio Secreto de EE.UU. regresa a casa por supuesto asunto con prostitutas

(CNN) - Varios agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos fueron relevados de sus funciones y reemplazados en la Cumbre de las Américas de Cartagena por "mala conducta".

"Ha habido denuncias de mala conducta contra el Servicio Secreto en Cartagena, Colombia, antes de la llegada del presidente", dijo el vocero del organismo, Edwin Donovan.

"Por ello, este personal fue relevado de sus funciones y devuelto a su lugar de servicio original y reemplazado por otros miembros del Servicio Secreto. El Servicio Secreto se toma muy en serio todas las denuncias de mala conducta", agregó.

Donovan no quiso identificar qué tipo de presunta mala conducta ocurrió y se limitó a decir que el tema estaba en manos de los asuntos internos de la agencia.

Pero el presidente de la Asociación de Agentes de Policía Federales, Jon Adler, le dijo a The Washington Post que las acusaciones tienen que ver con al menos un caso de relaciones con prostitutas en Cartagena.

Las alegaciones involucran prostitución, dijo Ronald Kessler, ex reportero del Washington Post y autor de "En el Servicio Secreto del Presidente:. Detrás de escenas con agentes en la línea de fuego y los presidentes que protegen".

"Uno de los agentes no pagó a una de las prostitutas [a quien le solicitó servicios] y ésta se quejó a la policía", dijo Kessler.

Llamando a esto "claramente el mayor escándalo en la historia del Servicio Secreto", Kessler dijo que 12 agentes están acusados de estar implicados en el incidente "en un grado u otro," por supuestamente interferir en la investigación sobre la participación en otra supuesta mala conducta.

Fernando Ramos, corresponsal de CNN en Español en Colombia, dijo que el incidente ha pasado como un tema menor en la Cumbre.

Kessler no dijo a CNN quién le proporcionó detalles de la investigación y CNN no pudo confirmar de inmediato la queja.