Activistas de derechos humanos critican evento de la reina Isabel
Activistas criticaron a la Reina Isabel II por haber invitado al representante de Bahrein al festejo.

(CNN) — Activistas han criticado un almuerzo organizado por la reina Isabel II, por incluir a monarcas polémicos por la defensa de los derechos humanos en sus respectivos países.

Entre los invitados al acto en el Castillo de Windsor están el rey de Bahrein, cuyo gobierno ha sido criticado por actos de represión en las protestas contra el reino el año pasado y el manejo de los disturbios.

También incluye al rey Mswati III de Suazilandia, acusado por sus detractores de tener un estilo de vida lujoso a costa de la población, mientras su pueblo sufre una gran pobreza.

El almuerzo forma parte de los festejos del Jubileo de Diamante de la Reina, que celebra 60 años en el trono. Por la noche se ofrecerá un banquete en el Palacio de Buckingham, organizado por el príncipe Carlos y la duquesa de Cornwall.

Peter Tatchell, activista de derechos humanos, señaló que es "indignante que la reina haya invitado a tiranos para celebrar su Jubileo de Diamante". Agregó que los monarcas invitados tienen antecedentes negativos en materia de derechos humanos.

Llamó a que Isabel II retire inmediatamente las invitaciones a los monarcas de las naciones acusadas de represión. Además, Tatchell informó que habrá varias manifestaciones afuera de Buckingham, a la llegada de los invitados reales.

"Estas invitaciones fueron un juicio erróneo. Demuestran que la Reina está fuera de contacto con los valores humanitarios de la mayoría de los británicos. Ella antepone la realeza antes de los derechos humanos", acusó el activista.

El grupo Amnistía Internacional informó que el acto corría el riesgo de dar la impresión de que Gran Bretaña no se preocupa por las víctimas de violaciones de derechos humanos.

Philip Luther, director de Amnistía Internacional para Medio Oriente y África del Norte, expresó que "podemos imaginar por qué las víctimas de violaciones de derechos humanos en países como Bahrein, Arabia Saudita, Suazilandia y Tailandia podrían sentir que su situación no es tomada en cuenta al ver la lista de invitados para el festejo del jubileo de la Reina".

Dijo que el rey de Bahrein, Hamad al-Khalifa, intentó actuar por los abusos cometidos el año pasado al establecer una investigación independiente, pero las fallas para garantizar la implementación de una reforma "hacen que sus promesas parezcan vacías".

"Se debe aprovechar esta ocasión para comprometerse con la liberación de los presos que aún permanecen en Bahrein y se debe garantizar la verdadera responsabilidad de las violaciones de lo ocurrido el año pasado", dijo Luther.

La oficina del Ministerio del Exterior británico informó que todos los soberanos invitados atienden a petición

"El Reino Unido es viejo aliado y amigo de Bahrein, los ministros se reúnen seguido con sus iguales de Bahrein en el Reino Unido y en el extranjero", dijo.

"Esta relación permite tener una discusión sobre una serie de temas que nos preocupan, en temas de derechos humanos que apoyarían las reformas en curso en Bahrein y deseamos ayudar a promover las reforma".

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha persuadido al gobierno de Bahrein a tomar medidas "urgentes" para poner en práctica las reformas recomendadas en la investigación el año pasado, informó. "Esto incluye traer a cuentas a los responsables de violaciones a los derechos humanos".

El mes pasado, a los organizadores de Fórmula 1 del Gran Premio de Bahrein se les sugirió cancelar la carrera, debido a la situación de los derechos humanos.

Bahrein es casa de la Quinta Flota de Estados Unidos y es considerado como un baluarte importante contra la influencia de Irán en el Golfo Pérsico.

El rey de Bahrein no está invitado al evento de la tarde, pero el monarca de Suazilandia acudirá tanto al almuerzo como a la cena. Los menús de ambas cenas aún no han sido publicados.

Entre los invitados para ambos actos se encuentran la realeza de Dinamarca, Luxemburgo, Bélgica, Noruega, Suecia y Mónaco, así como el emperador y la emperatriz de Japón.

Sin embargo, la reina de España no acudirá, en medio de las tensiones por una visita del príncipe Eduardo y su esposa a Gibraltar, planeada para el próximo mes, un territorio de Gran Bretaña reclamado por España.

"La reina Sofía ha cancelado su visita al Reino Unido para las celebraciones del Jubileo, tras seguir el consejo del gobierno de España de que esta visita es inapropiada en las circunstancias actuales respecto a Gibraltar", dijo un vocero de la Casa Real española a CNN.

Max Foster, David Wilkinson and Laura Smith-Spark, contribuyeron con este reporte