Una joven que se salvó de ataque en junio murió en tiroteo de Colorado
Jessica Ghawi había escrito en su blog lo afortunada que se sentía de haber sobrevivido en Toronto.
20 julio 2012
09:01 PM ET

Una joven que se salvó de ataque en junio murió en tiroteo de Colorado

Por David Ariosto

(CNN) — Una aspirante a reportera deportiva de Colorado, que estuvo a punto de morir en un ataque en Toronto, Canadá el mes pasado, fue una de las víctimas fatales del tiroteo en una sala de cine en Aurora la madrugada de este viernes, según un comunicado de su hermano que cita a la oficina del forense.

"Jessica (Ghawi) ciertamente murió de las heridas sufridas por los disparos", dijo Jordan Ghawi en su blog.

Su padre, Nick, que había pedido a su hermano que fuera a Colorado a "confirmar lo que pasó" no pudo ser contactado para hacer comentarios este viernes después de la declaración.

Su hija, Jessica Ghawi, estaba en el cine de Aurora para ver el estreno de The Dark Knight Rises, la última entrega de la serie de Batman, cuando un hombre armado irrumpió en la sala y comenzó a disparar.

Ghawi, una periodista de 24 años de edad y una bloguera que respondía al nombre de Jessica Redfield en la red, había tuiteado acerca de la película momentos antes del ataque.

"La película aún no comienza desde hace 20 minutos", escribió en su último mensaje.

El acompañante de Ghawi y aficionado al cine, Brent Lowek, también recibió un disparo durante el ataque, pero más tarde salió de la cirugía en un centro médico, de acuerdo con amigos y familiares.

"Parece que va a estar bien", dijo a CNN su padrastro, Daniel Greene.

El hermano de Jessica escribió en su blog la mañana del viernes que familiares le habían informado que su hermana estaba entre las víctimas del tiroteo y que había recibido dos disparos, uno de ellos en la cabeza.

"Aproximadamente a las 02:15 (hora local), recibí una casi inentendible llamada telefónica de mi madre diciendo que mi hermana, Jessica Ghawi, había recibido un disparo mientras estaba en la proyección de medianoche de The Dark Knight Rises en Denver, Colorado", escribió.

"Fui capaz de ponerme en contacto con el hombre que estaba con mi hermana, un amigo mutuo, Brent, quien afirmó que estaban en el teatro cuando un artefacto incendiario fue dirigido hacia la multitud y que se oyeron disparos inmediatamente después."

En junio, Jessica Ghawi se encontraba de visita en Toronto con su novio, un jugador de hockey de la liga menor, cuando escapó de un tiroteo mortal en el principal centro comercial de la ciudad.

Peter Burns, un amigo de Jessica, dijo que el suceso parecía haber aumentado su entusiasmo por la vida, apuntando a las reflexiones que más tarde publicó en su blog.

"No puedo sacar esta sensación extraña de mi pecho", escribió Ghawi en una entrada de su blog el 5 de junio pasado. "Esta sensación de vacío, casi enfermiza, no va a desaparecer. Me di cuenta de este sentimiento cuando estuve en el Eaton Center de Toronto apenas unos segundos antes de que alguien abrió fuego en el área de comida. Una extraña sensación que me llevó a salir a la calle y sin darme cuenta del peligro. Es difícil para mí entender cómo una sensación extraña me salvó de estar en medio de un tiroteo mortal.

"Los crímenes con armas son bastante comunes en Texas donde crecí, pero nunca me imaginé que experimentaría una crimen violento a primera mano", dijo Jessica.

“Pude notar la fragilidad de la vida el sábado. Vi el terror en los rostros de los transeúntes. Vi a las víctimas de un crimen sin sentido. Vi cambiar la vida", escribió sobre el atentado en Toronto. "Me acordé de que no sabemos cuándo ni dónde termina nuestro tiempo en la Tierra. ¿Cuándo o dónde vamos a respirar el último aliento?"

Ghawi reflexiona aún más, diciendo que el incidente le recordó que "cada momento que tenemos para vivir nuestra vida es una bendición".

"Muy a menudo lo he dado por descontado. Pero cada abrazo de un miembro de la familia. Cada risa que compartimos con los amigos. Incluso los momentos de soledad, todos son bendiciones. Cada segundo de cada día es un regalo. Después de la noche del sábado, lo sé. En verdad comprendo cuán bendecida soy por cada segundo que se me ha dado".

Este viernes por la mañana, un oficial de policía fue visto cargando a una niña, a la que se le describió como ensangrentada e inmóvil, después de que el atacante abrió la puerta del teatro que estaba lleno y comenzó a disparar.

"Honestamente, no puedo pensar en ningún tipo de persona que intencionalmente pudiera hacer daño a una niña", dijo Alex Milano a la estación Kusa, afiliada a CNN. "Yo no sé de quién era la niña, pero mi corazón está con ellos".

Un bebé de 4 meses de edad, fue uno de los más jóvenes entre los heridos, dijo su madre.

Dijo que estaba en una sala de un costado cuando se oyeron disparos que traspasaron las paredes y un gas llenó las dos salas donde se transmitía la película, desorientando al público del cine cuando el hombre armado entró.

"Había un hombre que estaba arrastrándose en el suelo. Había una chica que escupía sangre", recordó Tate Donovan a KCNC, filial de CNN. "Había agujeros de bala en la espalda de algunas personas, en los brazos de otras personas".

La policía dice que el agresor, que ellos creen que actuó solo, tenía cuatro armas de fuego —un rifle AR-15, una escopeta y dos pistolas—. Iba vestido de la cabeza a los pies con equipo de protección, usaba un casco antibalas y protectores de ingles, una máscara de gas y un chaleco antibalas, dijo el jefe de policía Dan Oates a un reportero.

Un joven de 24 años de edad, James Holmes, fue detenido como sospechoso. Las autoridades dicen que en el departamento de Holmes había trampas explosivas con cables de viaje, lo que retrasa la investigación.

Temas:
Secciones: Canadá • Crimen • Estados Unidos • Noticias