Por Gloria Carrasco

(CNNEspañol.com) – El opositor partido Movimiento sin Miedo presentó un video en el que acusa al gobierno del presidente Evo Morales de conocer y haber planificado la represión a los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboru Sécure (TIPNIS) en 2011.

La abogada del Movimiento sin Miedo, Aida Camacho, denunció que la represión a los indígenas del TIPNIS fue planificada por el ejecutivo que conocía plenamente de su implementación y presentó como prueba un video en el que aparece el ex Viceministro de Régimen Interior y Policía, Marcos Farfán reunido con policías, supuestamente una noche antes de ejecutarse el operativo que reprimió la VIII Marcha indígena en defensa del TIPNIS en la localidad de Chaparina, departamento del Beni, el 25 de septiembre de 2011.

Camacho aseguró que con el video "se evidencia que el gobierno, el órgano ejecutivo, conocía absolutamente todos y cada uno de los pasos que debían seguirse para la represión en Chaparina”. Aimismo afirmó que este documento audiovisual desvirtúa las declaraciones del presidente Evo Morales el martes en una entrevista con la cadena internacional CNN, donde se le consultó sobre la responsabilidad del Gobierno sobre el tema y respondió que él, su vicepresidente y su ministro de gobierno de ese entonces desconocían el operativo y que las "decisiones que se tomaron unilateralmente" desde la policía nacional y afirmó que se pidió una "investigación transparente", aunque hasta el momento no se evidencien grandes avances en el caso.

El presidente Morales y tampoco el vicepresidente han respondido a Camacho, pero Carlos Romero, actual Ministro de Gobierno, afirmó que el video muestra un análisis de coyuntura por parte del ex Viceministro Farfán y no una planificación de operativos.

Por su parte el diputado indígena Pedro Nuni, quien estuvo presente durante la represión a la marcha indígena en 2011, asegura que este documento audiovisual evidencia que el operativo fue planificado por el ejecutivo.

El diputado Nuni afirmó también que exigirán al gobierno desde la Asamblea Nacional (Congreso) el esclarecimiento del tema y cuestionó la retardación de justicia en este caso a diferencia de otros procesos como los iniciados a políticos de oposición que avanzan con gran rapidez.

A un año de la violenta represión a la octava marcha de indígenas que se dirigía a la ciudad de La Paz en contra de la construcción de una carretera que atravesaría su territorio en la reserva ecológica del Parque Nacional Isiboru Sécure, sólo el ex jefe policial Óscar Muñoz tiene detención domiciliaria, mientras que el ex ministro de Gobierno Sacha Llorenti fue excluido del proceso por la fiscalía y poco después nombrado por el presidente Morales embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos.