(CNN) — Una ola de explosiones en contra de las fuerzas del gobierno sirio provocó la muerte de decenas de personas en una plaza popular este miércoles, informaron activistas de la oposición.

Al menos 40 personas fallecieron y unas 90 resultaron heridas cuando tres coches bomba explotaron en la plaza Saadallah Al-Jabiri, en Aleppo, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El grupo de la oposición indicó que la mayoría de las víctimas eran fuerzas gubernamentales.

En tanto, la televisión estatal siria transmitió imágenes del incidente, incluidos los cuerpos ensangrentados y mutilados de hombres con uniformes militares. El gobierno dijo que al menos 25 personas murieron y 75 quedaron lesionados.

Un cuarto coche bomba explotó cerca de la cámara de comercio de Aleppo, según el gobierno y la oposición. El número de víctimas por ese incidente aún es desconocido.

Las explosiones agravan la creciente crisis en Aleppo, la ciudad más grande de Siria y un centro comercial que se ha transformado en un importante campo de batalla entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

Aleppo también es un salvavidas financiero importante para el gobierno del presidente Bachar al Asad, por lo cual, el control rebelde representaría un golpe significativo al gobierno que la familia al Asad ha mantenido por cuatro décadas.

Más de 28,000 personas han sido asesinadas en Siria desde marzo de 2011, según los Comités de Coordinación Local. CNN no puede corroborar la información de manera independiente porque el gobierno sirio ha restringido severamente el acceso a periodistas internacionales.

Ayuda británica para los refugiados sirios en Turquía

Gran Bretaña aportará un millón de libras adicionales (1.6 millones de dólares) para ayudar a los refugiados sirios durante el invierno turco, informó el vice primer ministro Nick Clegg este miércoles.

"Los refugiados de Siria al parecer enfrentarán un tremendamente frío invierno. Las provisiones que este fondo extra entregará se destinarán de alguna forma a ayudarlos durante este periodo difícil", indicó Clegg en un comunicado.

Gran Bretaña ha dado 38.5 millones de libras (62 millones de dólares) en ayuda humanitaria durante la crisis de Siria. Se espera que estos recursos sirvan a unos 10,000 refugiados a través de suministros como cobijas, ropa y calentadores.

Turquía ha recibido a unos 93.000 refugiados, más que ningún otro país en la región.