Buscan a un leopardo sospechoso de comerse a 15 personas en Nepal
3 noviembre 2012
02:38 PM ET

Buscan a un leopardo sospechoso de comerse a 15 personas en Nepal

KATMANDÚ (CNN) — Un feroz leopardo podría haber matado a 15 personas en Nepal en 15 meses, y su última víctima es un niño de 4 años a quien el animal arrastró hasta la jungla para comer.

La cabeza del menor fue encontrada la mañana de este sábado en el bosque a un kilómetro de su casa, dijo Kamal Prasad Kharel, el jefe de policía del distrito Baitadi, una zona a unos 600 kilómetros al oeste de Katmandú.

El hallazgo, que se produjo después de que equipos buscaran al niño, marca la víctima número 15 en los últimos 15 meses en ese remoto distrito en el oeste de Nepal.

El jefe de la policía sospecha de un solitario leopardo como el responsable de las muertes. Si no, podría haber dos felinos que comen carne humana en los alrededores, según Kharel.

A su vez, Maheshwor Dhakal, ecólogo del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de la Vida Silvestre en Katmandú, coincidió en que es raro encontrar más de uno o dos animales de este tipo en un área. La mayoría de ellos vive de presas silvestres.

Podrían esperarse más víctimas humanas si un o más leoparos comen carne de personas, dijo. "Ya que la sangre humana tiene más sal que la sangre de los animales, los animales salvajes una vez que prueban el sabor salado de la sangre ya no les gustan otros animales, como el ciervo", señaló Dhakal.

Kharel dijo que temía que el número real de muertos por el leopardo pudiera ser mayor que 15, porque más personas han muerto en ataques de leopardos en Uttarkhand, estado del norte de India, que limita con el distrito Baitadi. "Podría ser el mismo leopardo", dijo.

De las 15 víctimas en Nepal hasta el momento, 10 son niños menores de 10 años. Los otros son niños más grandes y una mujer de 29 años que había ido a recoger forraje para los animales domésticos en el bosque cercano, una práctica común en Nepal.

Todas las víctimas son de pueblos limítrofes de los densos bosques de la comarca, dijo Kharel. Después de matar a su víctima, el leopardo llevaba el cadáver al bosque para comérselo.

"En el caso de los niños, sólo dejaba atrás la cabeza, y se comía todo, pero algunas partes del cuerpo de un adulto quedaron atrás, ya que no se las pudo terminar", agregó Kharel.

La administración del distrito ha anunciado una recompensa de unos 300 dólares a cualquiera que capture o mate al felino.

La administración local ha tratado de sensibilizar a la gente sobre los peligros de ir solos a los bosques cercanos, y se ha movilizado a la policía, la fuerza policial armada y a la población local con licencia de portar armas para cazar al animal.

El control de este leopardo en particular ha sido un reto para los funcionarios de vida silvestre en Katmandú. "Estamos enviando un médico veterinario del distrito para entender la situación", dijo Dhakal. "No hay otra alternativa que matar al leopardo".

El administrador en jefe del distrito ha concedido permiso para que este leopardo sea sacrificado. Normalmente, es ilegal matar a los animales salvajes.

Los leopardos son comunes en las zonas de monte bajo, en comparación con el alto Himalaya, en todo el país. Si bien los casos de leopardos que matan animales domésticos son frecuentes, ya ha habido casos de algunos que matan personas, pero este caso es considerado como "extremo” para Dhakal.

Temas:
Secciones: Animales • Mundo • Nepal