Grupos de oposición de Siria llegan a acuerdo inicial para formar nueva coalición
11 noviembre 2012
09:08 AM ET

Grupos de oposición de Siria llegan a acuerdo inicial para formar nueva coalición

(CNN) – El principal grupo opositor de Siria llegó a un acuerdo inicial con otras facciones para formar un nuevo cuerpo más incluyente que podría establecer la transición hacia un nuevo gobierno, una medida vista como necesaria en el esfuerzo para derrocar al presidente Bachar al Asad.

El Consejo Nacional Sirio estaba siendo presionado por Estados Unidos y por las naciones árabes, principalmente Qatar, para unirse con los otros grupos opositores de Siria. Las conversaciones entre los grupos continúan el domingo.

El acuerdo se produce en medio del creciente combate entre el gobierno y las fuerzas rebeldes y de los informes de que Al Asad está perdiendo control en el país en el que su familia ha gobernado por más de cuatro décadas.

Bajo la propuesta que se discute, el consejo se convertiría en parte de un nuevo grupo opositor que establecería un gobierno de facto dentro de las áreas controladas por los rebeldes en Siria.

La Red de Derechos Humanos de Siria –la respuesta de Al Asad a los grupos de derechos humanos de la oposición, Comités de Coordinación Local de Siria y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos- acusó a los países que apoyan la conferencia de la oposición en Qatar de patrocinar el terrorismo.

Al Asad se ha negado a reconocer una guerra civil, diciendo en repetidas ocasiones que su gobierno lucha contra terroristas con apoyo extranjero que buscan desestabilizar el país.

El conflicto que lleva ya casi 20 meses en Siria tiene sus raíces en el éxito de los levantamientos civiles en Egipto, Túnez y Libia, con lo que los manifestantes sirios salieron a las calles con los llamados de reforma y libertades políticas propios  de las protestas de la Primavera Árabe. La violencia se ha apoderado de ciudades en el norte, forzando a miles de sirios a desplazarse a Turquía.

Al Asad ordenó la brutal represión contra los manifestantes, una medida que propició el combate armado que desde entonces degeneró en una guerra civil.

Se cree que más de 35.000 personas han sido asesinadas durante los combates, y más de 400.000 han sido desplazadas, según cifras estimadas de la ONU.

Temas:
Secciones: Siria