Este lunes se daría el fallo sobre la disputa limítrofe entre Colombia y Nicaragua
Colombia y Nicaagua se disputan una zona marítima en el mar Caribe. (Imagen: Google Maps)
18 noviembre 2012
06:55 PM ET

Este lunes se daría el fallo sobre la disputa limítrofe entre Colombia y Nicaragua

Por Samantha Lugo, CNN en Español

(CNNEspañol) – Este lunes 19 de noviembre se espera que la Corte Internacional de Justicia de La Haya ponga punto final al diferendo limítrofe entre Colombia y Nicaragua en el mar Caribe, un conflicto que comenzó a inicios del siglo pasado.

En 2007 la Corte Internacional de Justicia declaró la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina pero no definió cuál era la frontera marítima entre ambos países. Para Nicaragua, ese es su principal punto a favor.

“Eso destruyó el argumento fundamental de Colombia, mediante el cual se pretendía encerrar a Nicaragua en el meridiano 82. Es decir, bloquear la salida al mar de Nicaragua, cercenarle su zona económica exclusiva”, dijo Mauricio Herdocia, especialista de derecho internacional nicaragüense.

La principal carta de Colombia es el tratado Bárcenas-Esguerra de 1928, en el que Nicaragua dio la soberanía del archipiélago a Colombia. Años más tarde, Nicaragua alegó que estaba bajo ocupación militar estadounidense y por tanto el tratado no es válido.

Sin embargo, para Colombia, la firmado en 1928 sí continúa teniendo vigencia.

“El tratado es claro, en el sentido en que San Andrés, Providencia y Santa Catalina y las islas, islotes, cayos y bancos del archipiélago pertenecen a Colombia”, dijo el colombiano Rafael Nieto, experto en derecho internacional.

En 2007 la Corte de La Haya sólo aclaró la soberanía de Colombia sobre San Andrés, Providencia y Santa Catalina, dejando por fuera a los otros terrenos insulares que no son parte del archipiélago. Ese punto también será dirimido el lunes.

“Ese tratado fue debidamente ratificado por Nicaragua hasta los años ochenta, en que resolvieron –ya en la época de los sandinistas- declararlo nulo”, señaló Nieto.

“Ahí hay un elemento positivo a favor de Nicaragua: la propia decisión de la corte que indicó que el tratado Bárcenas-Esguerra no había resuelto la titularidad y soberanía sobre esos cayos”.

La zona marítima en disputa es reconocida como rica y extensa para la pesca, así como para la exploración y probable explotación de petróleo y otros hidrocarburos.


Secciones: Colombia • Nicaragua