Cómo evitar fraudes en tus compras por internet
23 noviembre 2012
03:00 PM ET

Cómo evitar fraudes en tus compras por internet

Por Verónica Díaz Favela

(CNNMéxico) — Es tiempo de ofertas en internet. Tiendas electrónicas dentro y fuera de Estados Unidos ofrecen a partir de este viernes descuentos especiales por el inicio oficial de las compras navideñas, con el Black Friday, y su versión para compras por internet conocido como Cyber Monday. Pero antes de sacar tu tarjeta y prender la computadora hay una serie de recomendaciones importantes a seguir para evitar fraudes.

La regla de oro es que “si algo se ve demasiado bueno para ser real, posiblemente no lo sea”, dice a CNNMéxico vía telefónica desde Miami, Silvina Moschini, fundadora de Intuic, una empresa de comunicación social especializada en visibilidad de marcas y empresas de internet.

Si una bolsa Louis Vuitton se ofrece en 50 dólares hay que saber que “no hay manera en el mundo” de que ese precio sea real. “A nadie le conviene porque (el costo) no cubre ni los gastos de envío”, dice Moschini.

Durante el viernes negro y el ciberlunes se pueden encontrar ofertas de hasta 50% menos, especialmente dentro de Estados Unidos, donde los vendedores son más “agresivos” en los descuentos, detalla Moschini.

La fiebre de las compras con descuentos comenzó a trasladarse a internet a partir del 2005, por comodidad.

“Obviamente nadie tiene muchas ganas de levantarse a las cuatro de la mañana e ir a hacer colas en un Walmart o en algunas de las tiendas para pelearse por los productos; desde la cama, con computador y en pijama, es mucho más fácil”, según Moschini.

Pero si ya estás decidido a comprar desde la comodidad de tu cama, es importante hacerlo sólo en sitios que tengan certificados de autenticación como Verified by Visa o MasterCard SecureCode. Intuic también recomienda no confiar en cualquier sitio, sino acudir a versiones de tiendas que tengan buena reputación.

Se debe desconfiar de páginas con nombre similares a la que se busca o con dominios diferentes a .com; por ejemplo, .net. Además, los sitios deben tener un sistema cifrado SSL. Para reconocerlo hay que verificar que la dirección comienza con HTTPS:// en lugar de HTTP://.

En cuanto al uso de tarjetas, es preferible usar las de crédito sobre las de débito. Las primeras ofrecen protección contra fraudes en caso de denuncia, pero si alguien accede a los datos de la tarjeta de débito será más fácil que la vacíe sin que el dueño lo note.

Entre las tarjetas de crédito, las descartables son mejor opción, porque los ladrones sólo pueden usar el dinero que está disponible en la ella y no pueden acceder a datos personales. No está demás usar contraseñas de tarjetas o plataformas online diferentes e incluir números, letras, mayúsculas, minúsculas y símbolos, según Intuic.

Una señal de alerta que debes tomar en cuenta es cuando un sitio pide información adicional e innecesaria, como la fecha de cumpleaños.

Es importante evitar el uso de computadoras y redes de públicas porque no se tiene el control sobre la seguridad de las máquinas ni la administración de la red.

La computadora que utilices para hacer tu compra debe estar protegida por un sistema antivirus y una plataforma anti-malware; hay algunos programas gratuitos como Ad-Aware.

Una vez hecha la compra, es importante revisar el estado de cuenta de la o las tarjetas al menos una vez por semana para asegurarse de que no hay actividad sospechosa.

La geografía al servicio de las compras

Los mexicanos pueden aprovechar más las ofertas en Estados Unidos porque el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) reduce los costos de envíos y aranceles, detalla Moschini.

En México hay 52,3 millones de usuarios de internet, de los cuales, 22% realiza compras por este medio, según el Estudio 2012 de hábitos y percepciones de los mexicanos sobre internet y diversas tecnologías asociadas, del Tecnológico de Monterrey.

Para los argentinos no tiene mucho sentido comprar, por ejemplo, un televisor en EE.UU. porque posiblemente lo terminaría pagando al mismo costo debido a las políticas aduaneras, explica Moschini.

La fundadora de Intuic recuerda que Chile puso en marcha un proyecto experimental de ofertas en estas fechas durante el 2011, pero no funcionó del todo porque los compradores sintieron que era un esfuerzo de los comerciantes por mover inventario y sacar productos viejos, y porque los servidores explotaron. “Eso demuestra que a la gente le interesa”, dice Moschini.

En general, las ofertas del Black Friday y el Cyber Monday comenzaron a extenderse a comercios de Latinoamérica en años recientes, aunque los descuentos todavía no son tan atractivos como en Estadios Unidos, según Moschini.

Dice que las ventas por internet durante el estas dos fechas en Latinoamérica aumentarán en la medida en que haya más ofertas y los sistemas de pago se vuelvan más seguros. Dos avances son PayPal y las aplicaciones que permiten comprar a través del celular con uso de datos encriptados.

Analistas consideran que, al menos en Estados Unidos, el ciberlunes va en camino de convertirse en una fiebre aún más intensa que el viernes negro. El aumento en las ventas comenzó a repuntar a partir del 2009, aunque fue en el 2010 cuando se convirtió en el mejor día de compras en línea del año, según IBM Benchmark.

En el 2011, las ventas durante el ciberlunes superaron los 1.000 millones de dólares, y fueron aprovechadas por consumidores de Canadá, Reino Unido, Alemania, Chile y México, de acuerdo con Comscore.

soundoff (Ninguna respuesta)

Los comentarios están cerrados.