23 noviembre 2012
12:07 PM ET

Morsy intenta calmar a los egipcios en medio de protestas contra sus nuevas atribuciones

EL CAIRO (CNN) — El presidente de Egipto, Mohamed Morsi, dijo este viernes que trabaja por los intereses del pueblo egipcio y que "no toma partido" ante las protestas que derivaron en la irrupción de la sede de su partido en Alejandría. Los manifestantes se oponen a lo que consideran como una toma de poder antidemocrática.

"Me he dedicado y he dedicado mi vida a la democracia y la libertad", dijo Morsi a cientos de simpatizantes afuera del palacio presidencial en El Cairo. "Los pasos que tomé están destinados a lograr la estabilidad política y social".

A medida que el presidente hablaba, miles de manifestantes se reunían en la plaza Tahrir, donde emitían discursos y consignas en contra del presidente.

"Vete, vete", gritaban. "La gente quiere derrocar al régimen", decían otros.

La escena de este viernes era tranquila, aunque se espera un aumento en la multitud.

Manifestantes irrumpieron en la sede del ala política de la Hermandad Musulmana en Alejandría este viernes y prendieron fuego al edificio, según la televisión estatal Nilo TV.

Los ciudadanos están enojados porque el presidente emitió una orden para prevenir que cualquier corte revoque sus decisiones, según anunció este jueves el vocero de Morsi.

El mandatario también ordenó nuevos juicios e investigaciones sobre las muertes de manifestantes durante las protestas del año pasado que sacaron del poder a Hosni Mubarak. Eso podría generar un nuevo proceso para Mubarak, quien actualmente sirve una sentencia en prisión, y para varios de los funcionarios que sirvieron durante su mandato.

La orden de repetir los procesos podría caer bien para algunos egipcios que mostraron desaprobación porque funcionarios de seguridad y otros escaparon de consecuencias legales por la represión del régimen de Mubarak.

Sin embargo, los manifestantes están molestos por las mayores atribuciones de Morsi. Unas 2,000 personas protestaron alrededor de la plaza Tahrir; algunos gritaban "el nacimiento de un nuevo faraón" y "Morsi el dictador".

Los rivales políticos del presidente también expresaron su preocupación este jueves por la noche.

"Morsi está tomando los poderes ejecutivo, judicial y legislativo en sus manos, y este es un camino peligroso", dijo en su cuenta de Twitter Hamdeen Sabahy, un excandidato presidencial.

"Morsi le ha dado inmunidad a cualquier ley que decrete. Este es el nacimiento de un nuevo dictador", tuiteó Khaled Ali, otro excandidato presidencial.

Jason Hanna, Mitra Mobasherat, Ian Lee y Mohamed Fadel Fahmy contribuyeron con este reporte.


Secciones: Egipto • Mundo