Por qué la compra de Lucasfilms es un buen negocio para Disney
2 diciembre 2012
08:10 PM ET

Por qué la compra de Lucasfilms es un buen negocio para Disney

(CNNMoney) – El efecto colectivo de la venta de Lucasfilm a Walt Disney fue como el efecto de una explosión planetaria causada por la Estrella de la Muerte en Star Wars: todo el mundo quedó impactado. No sólo la compañía de entretenimiento familiar controlará la joya de la corona de los nerds (¿quién sabía que estaba a la venta?) sino que la primera de una nueva serie de cintas Star Wars ya está programada para 2015.

La medida se ajusta a la estrategia del CEO de Disney, Bob Iger: comprar productos ganadores, dejarlos solos, luego recoger las ganancias que producen al emitir su contenido a través de la inmensa cadena de distribución internacional de la compañía, incluyendo su canal de televisión por cable.

En 2009, Disney compró Marvel Entertainment por 4.000 de dólares, un negocio que resultó en el gran éxito de este año, The Avengers. Tres años antes, Disney compró Pixar Animation Studios, creadora de Toy Story por 7.400 millones de dólares. “Voy a hacer éste de la misma forma”, le dijo Iger a Fortune.com.

Lucasfilm le dará a Disney material valioso en un momento en el que sólo las franquicias más famosas –como James Bond o Batman- seguro van a obtener ganancias. Este verano, las taquillas cayeron por primera vez en siete años, para un total de 4.270 millones de dólares, cayendo 3% comparado con el año pasado.

Aún peor: el número de entradas vendidas se redujo a 532 millones, un descenso de 4% con respecto al verano de 2011, la audiencia más pequeña que ha ido a cine desde 1993. Disney, como todos los estudios, está obligado a apostar menos. Pero apostarle a películas con una gran base de aficionados es una movida inteligente.

Y Star Wars tien algo incluso más poderoso destrás: los padres. Cuando la primera película de la segunda trilogía fue estrenada en 1999, las filas para las entradas estaba llena de padres que habían sido fanáticos en su juventud de la saga y que le estaban presentando las películas a sus hijos.

El analista de Hollywood.com Paul Dergarabedian dice que fue una de las mayores “movidas de mercadeo transgeneracional” en la historia. (Hay un próspero mundo de videos y blogs en internet que les dicen a los padres que les presenten la franquicia a sus hijos). Las conferencias de aficionados como Star Wars Celebration atraen a decenas de miles de devotos y son las bases del adoctrinamiento.

En cuanto al momento del negocio, Lucas dice que donará las ganancias a la caridad. Con Lucas actuando como productor ejecutivo, ¿podrían Christopher Nolan –que revivió la franquicia de Batman- o J.J. Abrams –el director de la nueva Star Treck- tentados a dirigir? Ya hay un precedente. La película de Star Wars más aclamada por la crítica, The Empire Strikes Back, no fue dirigida por Lucas.


Secciones: Cine • Economía y Negocios • Estados Unidos