Para los fanáticos de Tolkien, "El Hobbit" es una reunión familiar
13 diciembre 2012
08:23 PM ET

Para los fanáticos de Tolkien, "El Hobbit" es una reunión familiar

Por Henry Hanks

(CNN) — Para Jo Sharpton todo inició cuando tenía siete años y comenzó a disfrutar las obras de J.R.R. Tolkien. “Recuerdo que mi hermana y yo vimos una versión animada de Rankin-Bass de El Hobbit, y luego tuvimos la Edición Doble LP especial de lujo”, dijo.

“Lo escuchamos docenas, si no es que cientos de veces, memorizando cada pieza de música, cada palabra del diálogo, cada sonido de efectos especiales. A una edad tan temprana, era inmune a una imagen más grande del mundo de Tolkien, fue suficiente para mí disfrutar la historia infantil por lo que era”.

Con 75 años de historia para aprovechar, y una Sociedad Tolkien oficial durante 40 de esos años, innumerables fanáticos como Sharpton han comenzado sus viajes con historias como esta. En muchas formas, la afición por Tolkien se volvió un asunto familiar.

Como adulta, Sharpton ve el lanzamiento de esta semana de El Hobbit: Un viaje inesperado, como una oportunidad de lo que llama una “reunión familiar”.

La trabajadora de una tienda minorista de Atlanta, Estados Unidos, se unirá a 50 de sus amigos más cercanos en la afición por Tolkien, y todos viajarán a Pleasant Hill, Kentucky, Estados Unidos, para ver la película como un grupo.

La Villa Shaker de la ciudad tiene un lugar especial en los corazones de aquellos en su grupo, debido a que han realizado dos reuniones allí desde 2008.

La llaman Una Fiesta Muy Esperada, un término basado en el primer capítulo de La comunidad del anillo. La Villa Shaker, que alguna vez fue hogar de una comunidad religiosa del siglo XIX, fue vista como el perfecto sustituto de la Comarca de los Hobbits de las historias de Tolkien.

“Tuvimos más de 100 asistentes, durante tres días de música, risas, amor y comunidad”, dice Sharpton sobre la primera reunión en 2008. “Pensamos en nosotros mismos como la convención anti(fan); sin multitudes apresuradas, sin formarse en filas durante horas, sin habitaciones de hotel frías y solas”.

La falta de servicios fue visto como un punto a favor: “Había muy poca tecnología presente; algunas de las casas y habitaciones incluso no tenían televisiones, el internet solo estaba disponible en un par de lugares, y había poca o nada de recepción en los celulares. Y a nadie le importó. De hecho, hizo que la magia fuera más real. Estábamos en la Comarca. Vivíamos en el mundo de Tolkien, aunque sea durante algunos días”.

Planean hacerlo de nuevo en 2014, pero la reunión más pequeña de este fin de semana también será especial. Como Una Fiesta Muy Esperada, muchos de ellos asistirán a la película con disfraces.

“Es algo que la mayoría de nosotros ha esperado durante meses”.

Sharpton realmente comenzó a apreciar la obra de Tolkien cuando era adolescente, fue atraída especialmente al personaje de Eowyn, una heroína que se viste como un hombre en armadura para luchar en una batalla en el Retorno del Rey.

“(Admiro) su valentía, su desesperación, su necesidad de amar y ser amada, su deseo de honor y gloria ‘más allá de las cosas malas que marchan sobre la Tierra’”, dice Sharpton. “Comencé a escribir historias sobre ella cuando era adolescente, utilizándola como un personaje de su futuro, que finalmente encontró el amor y honor pero siempre añoró un poco más”.

Como la Eowyn de Sharpton, un personaje de Tolkien en particular capturó la imaginación de Nadine Palmer de San Antonio, Estados Unidos: Arwen, la elfo interpretada por Liv Tyler en la serie de películas de Tolkien de Peter Jackson, comenzando con El señor de los anillos.

Ella también planea asistir a El Hobbit disfrazada, pero dio un paso más allá: Los disfraces ahora también son su negocio.

La comunidad del anillo de Jackson la cautivó como adolescente en 2001 e inmediatamente buscó la obra de Tolkien en la biblioteca. Pero los disfraces también se destacaron de una gran forma.

“Hice que fuera un objetivo aprender a coser disfraces debido a cuán bello el diseño de vestuario era en esta película”, dijo.

“Hice un disfraz de Arwen que era cinco tallas demasiado grande, hecho de telas completamente erróneas, ¡por todas las razones era horrible! Pero lo amé, estaba tan orgullosa que cosí las cuentas a mano en las mangas y me dejé crecer el cabello a una longitud élfica. ¡Y tenía orejas de elfo!”.

En 2004, fue a la DragonCon de Atlanta y pasó tiempo con un grupo de cosplay llamado Brazos de Tierra Media. Allí fue donde conoció “a un chico lindo vestido como Légolas detrás de escenas”.

Ella y su ahora novio trabajan en disfraces Celtic Ruins, y, por supuesto, tienen grandes planes para el lanzamiento de El Hobbit. “Justo acabo de terminar un disfraz muy parecido al de la pantalla para un amigo que se parece, espeluznantemente, ¡a Martin Freeman! Lo cosí a mano hasta los botones”.

Los disfraces no son lo único que los fanáticos de Tolkien tienen en común. Es casi literalmente un asunto familiar para aquellos que transmitieron un amor por los relatos de Tolkien de generación en generación.

Hay juegos de rol en vivo de Tolkien, donde los fanáticos recrean escenas del libro o crean unas nuevas.

En preparación para la película, los fanáticos releen el libro, creando diagramas de flujo para identificar a los enanos versus los hobbits, poniendo concursos de preguntas, actualizando su progreso en sus disfraces, y ese viejo recurso de publicar fotografías de Instagram de los boletos del cine.

Se espera que la trilogía de El Hobbit sea otro gigante de la taquilla, y los fanáticos de Tolkien sólo pueden crecer a partir de esto.

Nikki Rau-Baker de CNN contribuyó con esta historia.


Secciones: Cine • Entretenimiento • Literatura