19 diciembre 2012
09:38 PM ET

Emotivo homenaje póstumo a Jenni Rivera en su "Graduación al Cielo"

(CNNMéxico) — Miles de personas despidieron este miércoles a la cantante mexicana-estadounidense Jenni Rivera en el anfiteatro Gibson de Los Ángeles, diez días después de su muerte en un accidente aéreo en México.

Artistas cercanos a la llamada Diva de la Banda le dedicaron distintos temas, mientras uno a uno, los miembros de su familia dieron un último mensaje ante el féretro rojo donde estaban los restos de la cantante.

Rosa y Pedro Rivera, padres de Jenni, recordaron su alegría y el cariño de la cantante por su familia: “Muchas veces uno no entiende los planes de Dios, ni su voluntad tampoco, porque ella me decía ‘sí mamá, ya pronto, ya pronto le voy a cantar a él’”, dijo Rosa Rivera.

“Mi hija nos encargó que fuéramos fuertes, firmes, y estamos tratando de serlo”, dijo Pedro Rivera antes de interpretar un corrido dedicado a su hija.

“Muchas veces he estado en un escenario y muchas veces he estado nervioso, pero ninguna como esta(…) Jenni, yo te extrañaré y siempre estarás en mi corazón, siempre te amaré, y nadie te igualará”, dijo el también cantante y hermano de Jenni, Lupillo Rivera.

Rosa Amelia Rivera habló del cariño "especial" hacia su única hermana, mientras su hermano Juan pidió a los simpatizantes de Jenni mantenerla en su recuerdo: "Ella tiene una meta muy grande, quiere lograr muchas cosas y el trabajo no ha terminado aquí”.

Al finalizar el homenaje, Pedro Rivera Jr. leyó un mensaje que llamó “Guárdame un lugar” que pronunció luego de repasar pasajes de la Biblia.

“Sé que debes ya sentir descanso, no tener el peso del mundo en tus hombros. Y ahora estoy soñando el día en que finalmente pueda estar contigo ahí, guárdame un lugar, Jenni, guárdame un lugar, que ahí estaré, pronto llegaré”, dijo.

El anfiteatro Gibson tiene capacidad para 6,100 personas. Las entradas tuvieron un costo de un dólar, que según los organizadores serían reembolsados y fueron distribuidas a través de una compaía de boletos. Para los fanáticos que no alcanzaron lugar, la familia colocó una pantalla gigante afuera del recinto.

Jenni Rivera falleció luego de que el avión en el que viajaba de Monterrey a Toluca se estrellara en una área remota y montañosa de Nuevo León el 9 de diciembre. En el accidente murieron también su publicista, abogado y maquillista.

El avión Learjet tenía 43 años y la empresa propietaria, Starwood Management, es investigada por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) .

Registros de la corte revelaron que la empresa tenía dos aviones incautados este año. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos dijo que ayuda con la investigación.

Un minuto por Connecticut

En el homenaje estuvieron los cinco hijos de la cantante —Janney, Jacquie, Michael, Jenicka y Johnny—, quienes hablaron de los recuerdos de su madre, su modelo a seguir, y de quien destacaron su “inquebrantable” espíritu de lucha.

Michael pidió un minuto de silencio por los niños que murieron en la escuela Sandy Hook, de Newtown, Connecticut, pues dijo que así como él vivía la tragedia de perder a su madre, hay padres que ahora sufren por haber perdido a sus hijos.

Sandy Hook es la escuela donde el pasado 14 de diciembre un hombre de 20 años mató a tiros a 26 personas, entre ellas 20 niños.

Jenni Rivera fue madre soltera a los 15 años, según su sitio web. En 2010 se casó con el expitcher de beisbol, Esteban Loaiza, quien jugó para los Yankees de Nueva York y los Dodgers de Los Ángeles. Después se divorciaron. Ese fue su tercer matrimonio.

Su estilo de vida extravagante fue narrado en I Love Jenni en Telemundo. El programa comenzó a transmitirse en mun2 el año pasado, y presentaba su vida en las giras, balanceando los deberes de la maternidad y el estrellato mientras hacía giras por México y Estados Unidos.

En el homenaje de este miércoles fueron interpretados temas religiosos y éxitos de la cantante en voz de artistas reconocidos, como el tema Mírame, que interpretó Olga Tañón. El compositor mexicano Joan Sebastian cantó Más allá del sol y Ana Gabriel hizo lo propio con Paloma negra.

El mánager de Jenni Rivera, Pete Salgado, dijo que el día fue dedicado a confortar a la familia y en especial a sus hijos. “Para nosotros Jenni era perfectamente imperfecta (...) Celebramos su vida, su legado, sus logros y todo lo que hizo por cada uno de nosotros. Por su inspiración, por su amor y por su esperanza”.

Los discursos de familiares y amigos terminaron cuando inició el tema Que me entierren con la banda, que aprovecharon los presentes para dejar rosas blancas frente al féretro de Jenni Rivera.

En 2010, Rivera habló sobre cómo alguna vez vendió latas de metal de desecho y vendía discos en el puesto de su familia en el mercado de pulgas de Los Ángeles.

Mientras su carrera como cantante iba en ascenso, Rivera se volvió propietaria de varias empresas, incluyendo Jenni Rivera Enterprises, que producía y comercializaba su música, una marca de perfumes, una fábrica de pantalones de mezclilla y una empresa de producción de televisión.

Fue nominada para un Grammy Latino en 2002, 2008 y 2011. En octubre, People en Español la colocó en su lista de las 25 mujeres más poderosas.

Nacida en Long Beach, California, Estados Unidos, de padres inmigrantes mexicanos, Rivera lanzó su álbum debut en 1999, según su sitio web.

Vendió 15 millones de discos, según Billboard y recientemente ganó dos Premios Billboard, incluyendo el de artista favorita de la música mexicana.

Más noticias de Entretenimiento en CNNMéxico.com

Hija de Jenni Rivera le canta

Madre de Jenni Rivera le rinde homenaje

Ana Gabriel despide a Jenni Rivera

Lupillo Rivera homenajea a su hermana

Padre de Jenni Rivera le canta

Olga Tañón rinde homenaje a Jenni Rivera

Temas:
Secciones: Entretenimiento • Estados Unidos • México • Música