Tras masacre, compradores piensan dos veces antes de adquirir videojuegos violentos
Juegos de la serie "Halo", que incluyen "Halo 4," en la imagen, han vendido más de 50 millones de copias, según Microsoft.
23 diciembre 2012
12:15 PM ET

Tras masacre, compradores piensan dos veces antes de adquirir videojuegos violentos

Por Nicole Saidi y Doug Gross, CNN

(CNN) – Para muchas familias, esta temporada de fiestas habrá videojuegos con envolturas coloridas, listones, moños… y muchas preguntas.

Tras el trágico tiroteo en la escuela en Newtown, Connecticut en Estados Unidos es inevitable que los videojuegos formen parte de las conversaciones que se entablan en todo el país acerca de las raíces de la violencia.

No está claro si jugaron algún papel en Newtown. La policía no ha dicho nada al respecto y algunos reportes aislados describen que el atacante, Adam Lanza, jugaba juegos que van desde la estrategia militar (Starcraft) hasta títulos para niños (Dance Dance Revolution), ninguno de los cuales se encuentra entre los títulos más violentos en el mercado.

Aunque las controversias acerca de los videojuegos violentos datan de la década de los 70, los estudios en los que se ha investigado si los juegos son la causa de la conducta violenta no han arrojado resultados concluyentes. Para muchos jugadores, es un tema trillado.

Sin embargo, tras el tiroteo en Newtown —en el que perdieron la vida 20 niños y siete adultos, incluida la madre de Lanza— algunos compradores evalúan si es apropiado regalar a los niños o adolescentes ciertos videojuegos esta temporada.

CNN se acercó a los iReporters y a quienes han comentado acerca del asunto en el sitio.

“Tengo dos hijos de nueve años que quieren Call of Duty”, escribió un lector con el pseudónimo goldeneagle78, haciendo referencia a la popular serie de juegos de tiradores militares. “No se los voy a regalar, ni ningún otro juego que esté clasificado para una edad mayor”.

La lectora Crysty Harper, de Maricopa, Arizona, dice que entiende que millones de personas jueguen videojuegos sin sufrir efectos negativos, pero que para “quienes son inestables mentalmente, estos escenarios imaginarios alimentan la violencia y se recrean en la vida real”.

La Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento creó un sistema de clasificación para los videojuegos similar al que se usa con las películas, como “PG-13” y “R”. Al igual que muchos otros videojuegos en los que hay violencia, lenguaje de adultos o contenido sexual, Call of Duty: Black Ops 2 recibió la clasificación M para Personas Maduras, recomendado para jugadores mayores de 17 años.

Algunos lectores ubicaron los videojuegos en la misma categoría que otros medios que presentan violencia.

“Si quieren prohibir las armas, ¿por qué no prohibirlas en las películas, la televisión y los videojuegos?”, preguntó el lector Bill Smells en un artículo de iReport en el que invitaba a compartir ideas para acabar con los tiroteos masivos.

“¿Por qué permitimos que los medios y la industria del entretenimiento glorifiquen las armas y los asesinatos? Si vamos a empezar a regular y a prohibir las armas, ¿por qué no empezar prohibiendo y evitando agresivamente el abuso de las armas en los medios?”, agregó Smells. “¿Por qué permitimos que nuestros niños y jóvenes compren videojuegos que los ponen en posición de ser recompensados por disparar y matar a otros jugadores?”.

Otros usuarios mencionaron repetidamente el sistema de la Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento y dijeron que los padres deberían ser tan responsables de los juegos que juegan sus hijos como de las películas que les permiten ver.

David Kaelin, presidente de la cadena texana de videojuegos Game Over, dijo que parte de la confusión que rodea al tema se debe a que algunos padres y otros adultos solo lidian con los videojuegos una vez al año, alrededor de Navidad.

Kaelin dijo que trata de ayudar a los padres mal informados a que obtengan la información que requieren, incluida la clasificación, antes de que elijan los regalos. Pero a final de cuentas, dijo, los padres son los responsables de vigilar a sus hijos.

“Tengo dos niños pequeños”, dijo Kaelin. “Para que cualquier padre pueda involucrarse en lo que sea que hacen sus hijos, tiene que estar (informado). Tienes que saber qué son esas cosas”.

Kaelin dice que no cree que los videojuegos sean los responsables de la violencia en la sociedad. Sin embargo, dice que la forma en la que juegan puede decirles a los padres mucho acerca de posibles problemas, en especial si un niño pasa demasiado tiempo a solas frente a la computadora.

“Entra en su habitación y ve lo que están haciendo y qué les gusta”, dijo Kaelin. “Ser un padre activo e involucrado es ser un buen padre”.

Esa, es una postura que comparten muchas otras personas.

“No consideraría comprarle a mi hijo un juego de acción en primera persona”, escribió un usuario con el sobrenombre dxp2718. “No herir a los demás es la lección número uno. Viene antes de leer, escribir o contar o cualquier otra cosa”.

Antwand Pearman, director ejecutivo de la empresa de salud y juegos, Gamer Fit Nation, dijo que no cree que los juegos tengan la culpa. Sin embargo, inició un movimiento, que incluye un hashtag en Twitter, a través del que exhortaba a la gente a no jugar títulos de acción en primera persona el viernes 21 de diciembre como muestra de solidaridad y empatía hacia las víctimas de Newtown.

“No quiero decir que los videojuegos tienen la culpa. Se trata de mostrar que a los jugadores nos importa”, dijo Pearman. “Los videojuegos son como un reflejo de la vida diaria. Los juegos son la expresión, al igual que el cine y la música”.

Sean S. comentó en CNN que espera que la gente busque las repuestas en su interior. Dijo que los padres son quienes tienen mayor responsabilidad de enseñar a sus hijos, en especial porque son quienes con frecuencia compran los juegos. “La gente culpa a los videojuegos porque es más fácil que culparse a sí mismos; sin embargo, el hecho es que hay millones de niños en el país y en el mundo que juegan los mismos videojuegos violentos y destructivos y solo unos cuantos han elegido sacar la violencia y la muerte del juego y llevarla a la vida real”, dijo.